.

MS TECH | ISTOCK

MS TECH | ISTOCK

Cadenas de bloques y aplicaciones

Intenté regalar a una amiga un NFT de su restaurante favorito. Salió mal

1

'MIT Technology Review en español' publica los artículos del último número de la revista de MIT TR, con los que se intenta arrojar luz sobre el confuso mundo del dinero digital

  • por Mat Honan | traducido por Ana Milutinovic
  • 24 Mayo, 2022

El dinero se ha vuelto muy raro.

Cuando decidimos cuál sería el tema que abordaría el número de mayo-junio de nuestra revista, decidí regalarle a mi amiga Katie un NFT de uno de sus restaurantes favoritos, el Olive Garden. Era, también, un intento de comprender mejor los NFT. Cada uno de los llamados "tokens no fungibles de Olive Garden" eran en realidad solo una foto del restaurante. Se vendían por 19,99 dólares (18,93 euros), una cantidad vinculada al precio del menú de Tour de Italia, y se podían adquirir en la plataforma de comercio de NFT OpenSea. Los NFT no estaban en realidad vinculados con la verdadera cadena de restaurantes Olive Garden, aunque cada uno correspondía a una ubicación real. Aun así, me parecía una ganga.

Yo ya estaba convencido de invertir esos 20 dólares, pero OpenSea no aceptaba tarjetas de crédito. Tenía que comprar la criptomoneda Ether para completar la transacción. ¡OK! Acepté el juego. Con mis Ether en la mano (o en la billetera, mejor dicho), volví a OpenSea e intenté realizar la compra. Pero en ese momento las primeras ofertas aparentemente ya se habían agotado. El precio había subido. Y no poco. Los compradores, que quizá habían visto los mismos hilos de Twitter que yo, estaban tratando de revenderlos. Con gran resignación, compré un poco más de Ether y lo intenté de nuevo.

Fue entonces cuando descubrí las "comisiones de gas", un pago de servicio que cobran los mineros para verificar las transacciones. Aunque era poco dinero, intenté regatear, a consecuencia de lo cual mi transacción no llegó a realizarse. Mientras, el precio de los Olive Gardens seguía subiendo. Lo intenté de nuevo, esta vez pagando la tarifa del mercado y lo conseguí. A Katie le iba a hacer tanta ilusión...

Salvo que... ¿alguna vez han intentado darle a alguien un NFT? Tenía que pagar aún más "comisiones de gas" para realizar la transferencia. En total, la compra que tenía tanta gracia y que al principio me iba a costar 20 dólares y luego tal vez 75 (71 euros), finalmente me costó casi 300 dólares (284 euros).

Pero bueno, mi amiga Katie ya era la propietaria, más o menos, de un archivo JPEG con la foto de un restaurante Olive Garden en un centro comercial en Louisville, Kentucky (EE UU), ubicado en la cadena de bloques de Ethereum. Regalazo.

Al menos hasta poco más de una semana después, cuando los abogados del verdadero restaurante Olive Garden enviaron a OpenSea una notificación de eliminación, y todos esos Olive Gardens no fungibles desaparecieron (y perdonen el juego de palabras) en el éter. Puf.

Como decía al principio, el dinero se ha vuelto muy raro. Y por eso, el último número de nuestra revista se sumerge en la manera en la que la tecnología está dando forma a nuestro futuro financiero.

Ya sea trate de una criptomoneda universal basada en los datos biométricos destinada a respaldar la web 3.0, de ciudades construidas por y para el Bitcoin, de monedas digitales que sustituyen al dinero en efectivo o de la forma en la que iBuying está transformando el mercado de la vivienda, la tecnología está cambiando radicalmente la manera en la que compramos, gastamos y ahorramos el dinero. Incluso la forma en la que apostamos.

Esperamos que disfruten de estas lecturas, que les revelen algo nuevo y les sirvan para comprender mejor el presente y para prepararse para el futuro. Aunque solo sea para ir ahorrando para pagar las "comisiones de gas".

Cadenas de bloques y aplicaciones

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Ethereum abandona la criptominería y adopta la prueba de participación

    Nadie sabe exactamente qué le depara a la industria de las criptomonedas tras esta esperada actualización

  2. La investigadora del MIT que educa al Senado de EE UU sobre criptodivisas

    La directora de la Iniciativa de Moneda Digital del MIT es un enlace crucial entre los desarrolladores de criptomonedas y los bancos centrales de todo el mundo

  3. Sin reventa no hay negocio: la industria china de NFT busca alternativas

    ¿Los NFT siguen teniendo valor si no se pueden revender? La industria china de los NFT está a punto de descubrirlo