.

Habla el mercado

"No creo en emprender por emprender: hay que detectar una necesidad"

1

La directora de Google for Startups en Europa, Oriente Medio y África, Sofía Benjumea, recomienda a los emprendedores rodearse de un buen equipo, cuidar la salud mental y ser perseverantes. También radiografía el ecosistema de innovación español en el primer episodio de 'Constante Futuro', un pódcast sobre innovación de 'MIT Technology Review en español' con MAPFRE

  • por Editores de MIT Technology Review en español | traducido por
  • 29 Junio, 2022

Año 2012. El ecosistema de emprendimiento en España está dando sus primeros pasos: Cabify acaba de nacer y Glovo aún no ha visto la luz. María y Sofía Benjumea, tía y sobrina, deciden dar un impulso a la innovación en España y cofundan Spain Startup, la organización detrás del evento South Summit.. ¿Su objetivo? Situar a España en el mapa de la innovación internacional y tender puentes entre emprendedores, inversores y corporaciones.

Poco a poco, aquellas start-ups protagonistas de las primeras ediciones del encuentro, que se convirtió en referente, crecieron, captaron la confianza de los inversores internacionales y atrajeron nuevas oportunidades. El ecosistema se expandió y maduró hasta alcanzar un récord de inversión de capital riesgo en 2021, con más de 3.000 millones de euros, y asistir al nacimiento de cuatro unicornios (empresas tecnológicas valoradas en más de 1.000 millones de dólares antes de salir a bolsa).

Por el camino, Benjumea cambió de rumbo para llevar las riendas de Google for Startups Campus Madrid, uno de los siete espacios para emprendedores que el gigante tecnológico tiene en todo el mundo. Además, es directora de Google for Startups en Europa, Oriente Medio y África. En el primer episodio de 'Constante Futuro', un pódcast de innovación de 'MIT Technology Review en español' en colaboración con MAPFRE, Benjumea enumera las fortalezas y tareas pendientes del ecosistema emprendedor y comparte consejos para que los emprendedores que inician ahora sus proyectos puedan propulsarlos. 

La siguiente entrevista ha sido editada por su longitud y para su claridad.

Este año ha sido el décimo cumpleaños del South Summit y toca hacer balance. El ecosistema de innovación español ha cambiado mucho desde el primer evento: ha multiplicado por 20 su valor en la última década y ha alcanzado los 83.000 millones de euros este 2022. Más allá de las cifras, Sofía, ¿cómo describirías la transformación? ¿Qué ha pasado en estos diez años y cuál es el estado actual del ecosistema en España? 

Ha sido espectacular. Cuando empezamos, estábamos saliendo de la crisis y la visión que tenía el mundo de España era bastante negativa. No estábamos dispuestas a asumir esto; aquí hay muchísimo talento y lo que hay que hacer es demostrarlo. Vimos esa oportunidad para empezar a cambiar el modelo productivo español y poner en valor toda la innovación.

En los primeros años nos preguntaban por qué hacíamos las conferencias en inglés y nosotras decíamos: "¿Cómo no vamos a hacerlas en inglés si estamos invitando al mundo a venir a vernos?". En ese momento el ecosistema estaba muy incipiente. Había players, como algunas start-ups y fondos de venture capital, pero no había un ecosistema fuerte y no teníamos el interés de los inversores internacionales. Ahora ha madurado muchísimo: ya hay unicornios y muchas apuestas de los inversores internacionales. Vemos fondos como los americanos y grandes fondos asiáticos invirtiendo en el gran potencial de las start-ups españolas. 

Precisamente algunas de las primeras finalistas de South Summit hoy son unicornios, proyectos valorados en más de 1.000 millones de dólares, como Jobandtalent, Cabify y Devo. ¿Cómo crees que estos unicornios modulan y modelan el ecosistema español?  

Los éxitos siempre atraen más éxitos. Estos ejemplos consiguen demostrar que se puede escalar y ser un referente global, son una demostración de nuestra marca. Los buenos ejemplos generan confianza a la hora de atraer a otros fondos internacionales que ven el potencial que hay en España.

Las grandes empresas que consiguen ser globales generan una estructura que les permite crecer y crear ese pipeline [canal] de talento que mueve el ecosistema y que también atrae talento internacional. Todo ese efecto multiplicador tiene un impacto no solo en esa empresa, sino en todas las empresas del ecosistema que vienen detrás.

"Los éxitos siempre atraen más éxitos y los unicornios demuestran que se puede escalar y ser un referente global"

¿Qué fortalezas crees que tiene el ecosistema español actualmente? ¿Y cuáles crees que son las cuestiones a mejorar?

Creo mucho en el talento que hay en este país. Tenemos que creérnoslo más y hemos pecado de no ser lo suficientemente ambiciosos. Además, tenemos un mercado suficientemente grande y un idioma que nos hace ser puente con Latinoamérica. Ahora hay un nuevo hub de innovación, Miami, y creo que esa combinación España-Miami-Latinoamérica es muy potente.  

Otra fortaleza es que no solo tenemos un único nodo. Cuando comparas con otros países europeos, solo se ve Londres, Berlín, París… En España no: está Madrid y Barcelona, pero también Bilbao, Málaga o Valencia. Y eso es una riqueza que tenemos que saber utilizar más. La interconectividad que podemos generar entre los ecosistemas de España tiene un potencial enorme. A ello se suma que la gente quiere venir por la calidad de vida.

¿Retos? Para acabar de afianzar el ecosistema hace falta que el proyecto ley de emprendimiento salga adelante, porque creo que de verdad va a ser muy bueno tanto para la inversión como la atracción de talento. También necesitamos más exits [estrategia de salida de una empresa, ya sea por fusión, adquisición o salida a bolsa] y ayudar a nuestras start-ups a saber escalar, pero estamos en un momento muy bonito.

Aunque en 2021 se batió récord de inversión con más de 3.000 millones de euros desembolsados, este año se observa una reducción en la financiación. ¿A qué se debió ese aumento de capital en 2021 y qué está pasando ahora 

Es una cuestión macroeconómica. Había un exceso de liquidez a nivel global y hemos vivido un momento de crecimiento brutal de capital disponible.

Ahora, por un lado, se prevé una recesión que hace temer que se va a frenar la inversión, pero, al mismo tiempo, todavía hay mucho capital disponible por parte de los grandes fondos de capital riesgo, no solo españoles, sino a nivel global.

Creo que cada vez van a mirar más revenue, return y growth [ingresos, rentabilidad y crecimiento], así que recomendaría a los emprendedores que se aseguren muy bien cómo demostrar ese potencial porque ahí es donde van a estar mirando los inversores.

"En España hemos pecado de no ser lo suficientemente ambiciosos"

En Google For Startups Campus Madrid hemos tenido la oportunidad de charlar con algunos profesionales que impulsan el ecosistema innovador, como  Jon Gomara, 'head of growth' en Brickfy; Gemma Parreño, científica de datos y creadora de un programa para detectar asteroides que quedó finalista en una competición organizada por la NASA, y Juan España, CEO de DotnetSafer.  Los emprendedores destacan que Google for Startups Campus Madrid  les abre muchas puertas. En líneas generales, ¿qué apoyo prestáis a los emprendedores en este espacio?

Nuestra misión es asegurarnos de que igualamos las oportunidades para que todos los emprendedores puedan tener éxito y escalar a nivel global. ¿Cómo lo hacemos? Dándoles acceso a lo que consideramos lo mejor de Google: el ecosistema que nos rodea, la financiación, el talento y tecnología. Todo ese apoyo es clave para el desarrollo de una empresa y para ayudarla a escalar.

Tenemos dos programas de aceleración en España. Por un lado, Growth Academy, que está muy enfocado a ayudar a las start-ups a internacionalizarse, crecer y llegar a sus usuarios y Founders Academy, que está más enfocado en liderazgo, cultura y generación de resiliencia. En ambos buscamos generar esa comunidad de emprendedores que se ayudan entre ellos.

"La interconectividad de los ecosistemas de innovación en España tiene un gran potencial" 

 

El ecosistema de España está formado por unas 11.000 start-ups. Si nos ponemos en la piel de un emprendedor que está empezando, pueden pensar que será difícil encontrar su hueco. ¿Cuáles crees tú que son esos huecos? ¿Por dónde podría empezar?

No creo en el emprender por emprender: tienes que haber detectado una necesidad. En un sector específico, en una intersección entre varios sectores, pero una oportunidad. Ahora tenemos más tecnologías que están abriendo caminos nuevos. Todo lo que es cripto, Web3, NFT, inteligencia artificial, etc.

Lo importante es decidir dónde o en qué área buscas la necesidad o el problema que tienes que solucionar. Eso es para mí emprender: ver un problema y buscar una solución usando el potencial de la tecnología.

Esta pregunta daría para una conversación en profundidad, pero una vez detectada esa necesidad, ¿qué consejos clave darías a cualquier emprendedor para comenzar a buscar financiación, asesoramiento y lo más importante, clientes? 

Lo primero es efectivamente rodearse muy bien, aunque no siempre se puede empezar fichando porque la caja no acompaña. Es muy importante escuchar, aprender de los que ya lo han hecho. No vayas solo. Emprender es muy duro y rodearse bien es el primer paso. Después se trata de dar con el maravilloso y ansiado product market fit [proceso de ajuste del producto al mercado] y ahí es donde entran los clientes. Ahora estamos entrando en una fase en la que va a seguir habiendo mucho capital disponible, pero se van a valorar más proyectos que tienen muy claro de dónde van a venir los ingresos y ese cliente.

Lo mismo ocurre con la financiación. Primero hay que pensar en qué tipo de financiación necesito y qué tipo de inversor, ya que la alineación entre el fundador y el inversor es absolutamente clave. También hay que tener muy claro que un proceso de recaudación de capital requiere mucho tiempo, hay que saber planificar y estar seguro de que tenemos caja para aguantar el tiempo que requiere acabar de cerrar una ronda.

"El emprendimiento es un viaje de largo recorrido, con muchos baches y soledad" 

Indicas que emprender es duro, un camino solitario que requiere tiempo, algo que puede llevar también a cierta ansiedad. ¿Cómo entendemos la salud mental en el mundo emprendimiento?

El éxito de un proyecto reside en un porcentaje altísimo en su líder y que ese líder esté bien es clave. Por eso, es muy importante que desde el principio esa persona sepa dónde se está metiendo: suele ser un viaje de largo recorrido, con muchos baches y soledad, y hay que estar preparado. Y una vez más, rodearse bien. Acaba siendo muy importante tener un hombro sobre el que llorar, una persona que te entiende porque está pasando por lo mismo o lo pasó hace un mes. Siempre enfocamos todos los programas en afianzar esa confianza entre emprendedores. Si el líder no está bien, el proyecto no va a llegar lejos.

Foto: Carlos Corominas, jefe de redacción de 'MIT Technology Review en español' y Sofía Benjumea durante la grabación del pódcast 'Constante Futuro'. Crédito: Cristina Sánchez

Eres una de las mujeres referentes en el emprendimiento en España y cada vez hay más emprendedoras destacadas: Andrea Barber, de RatedPower, Núria Pastor de HumanITcare o Alicia Asín de Libelium son algunos ejemplos. Sin embargo, tan solo el 14% del total de emprendedoras son mujeres. Nos gustaría preguntarte cuáles son, en tu opinión, las barreras con las que se encuentra una emprendedora y qué hay que hacer para mejorar este dato. 

El dato no es bueno ni está yendo tampoco a mejor, pero creo que las hay y cuando se ponen lo hacen muy bien. Tenemos grandes emprendedoras al frente de proyectos con grandes éxitos. Precisamente Andrea Barber ha pasado por Google for Startups Campus Madrid y Claudia Gómez de Senniors también.

Intento escapar de que cuando se habla de mujeres se habla de barreras. Ahí estamos haciendo un flaco favor a inspirar a otras a que lo hagan. Quizá nosotras somos menos lanzadas en el fake it until you make it [disimula hasta que lo consigas], pero en nuestros programas hemos conseguido llegar a un 45% de mujeres. Hay mujeres al frente de start-ups, pero hay que buscarlas y animarlas a emprender más.

En el mundo del emprendimiento y la tecnología sabemos que predecir el futuro no es cosa fácil. De todos modos, nos gustaría conocer cómo crees que evolucionará el ecosistema de innovación español en los próximos meses y qué tendencias tecnológicas van a marcar la agenda.  

Creo que va a haber mucho potencial en cripto y Web3. También lo va a haber en esa intersección entre los grandes sectores, es decir, fintech, salud, educación… En España tenemos que afianzarnos en sectores donde somos punteros, con grandes corporaciones e industrias muy sólidas sobre las que construir porque hay talento, conocimiento y palancas. También están los proyectos enfocados en sostenibilidad y en acciones para que seamos sostenibles como empresas y como líderes. Otra tendencia destacada es de la ciberseguridad; hay muchos proyectos punteros en este sector en el que creo que España puede convertirse en líder. Queda muchísimo potencial y muchísimo recorrido y no hemos visto ni el principio de lo que está por venir.

Habla el mercado

  1. Capacitación y aprendizaje: la atracción del talento en la era digital

    La mejora y la reconversión de los empleados se ha convertido en una prioridad para las organizaciones. La formación a través del 'reskilling' y el 'upskilling' se vuelve clave en un entorno laboral cambiante donde los trabajadores son los protagonistas y deciden cuándo y cómo aprender

  2. Preparados para el futuro: las tendencias del mercado laboral mexicano

    Los entornos híbridos, la apuesta por la diversidad o el refuerzo de la salud mental son algunos de los aspectos que están ganando peso en el contexto laboral mexicano, que promete seguir transformándose en los próximos años de la mano de la automatización y los modelos flexibles

  3. Tecnología humanizada: una mirada al futuro de la gestión del talento

    La aceleración de la transformación digital tras el estallido de la pandemia ha tenido un gran impacto en los procesos de atracción, selección y retención del talento. En la nueva normalidad, la inteligencia artificial y el 'big data' han tomado fuerza, y los conceptos adaptación y flexibilidad son ingredientes indispensables en la receta del futuro del trabajo

    La clave es encontrar un equilibrio entre personas y tecnología que permita potenciar la toma de decisiones, la elección del talento y la retención de los empleados.