.

Otros

¿Cuánto pagarías por ver un mamut lanudo resucitado?

1

Hemos hablado con la directora de recuperación de especies en la primera empresa de "desextinción" del mundo Colossal, Sara Ord, sobre sus grandes ambiciones.

  • por Antonio Regalado | traducido por Ana Milutinovic
  • 02 Diciembre, 2022

Sara Ord pasó toda la semana hablando con los científicos sobre las células de la piel de un canguro marsupial del tamaño de un ratón denominado dunnart. Las células fueron enviadas por parte de unos colaboradores en Australia a la empresa de "desextinción" donde trabaja Ord, Colossal Biosciences.

El trabajo de Ord es liderar un equipo que investiga cómo usar la edición de genes para cambiar gradualmente el ADN de esas células para que comience a parecerse al de un animal relacionado pero lejano. En este caso, el tilacino, un marsupial depredador con rayas, también conocido como el tigre de Tasmania, que se extinguió en 1936.

Si logran crear una célula de dunnart con suficiente ADN de tilacino, el siguiente paso es utilizar la clonación para intentar crear un embrión y, finalmente, un animal. Otro proyecto consiste en intentar convertir a los elefantes asiáticos en algo parecido a un mamut lanudo, añadiendo genes para la resistencia al frío y para el pelo rojo y espeso.

Todavía no hay especies resucitadas, por supuesto. El trabajo de Ord como "directora de recuperación de especies" se refiere a un futuro imaginario, en el que una combinación de alta tecnología de ADN, investigación de células madre, edición de genes y úteros artificiales podría conducir no solo a la resurrección de algunas especies desaparecidas, sino también a la preservación de las próximas a desaparecer.

Ord consiguió este trabajo después de probar suerte en la investigación de laboratorio, un trabajo en un hospital y otro para una empresa de software. Asegura que es lo suyo. Creció con muchas mascotas y veía gran cantidad de programas de Discovery Channel y National Geographic. "Siempre me han gustado los animales", añade Ord.

Colossal es tanto producción de Hollywood como ciencia pura. Sus patrocinadores financieros incluyen al inversor y magnate del entretenimiento Thomas Tull y al orador motivacional Tony Robbins, y sus ideas se originan en el laboratorio del científico genético George Church, quien ha estado desde 2013 promoviendo abiertamente la resurrección del mamut en los medios, aunque con pocos resultados por ahora.

El trabajo de Ord está compuesto de forma similar: parte comunicación, parte ciencia y parte especulación. ¿Y si la empresa logra recrear el tilacino, o algo parecido? Ord indica que Colossal podría generar ganancias vendiendo entradas para verlo.

En la entrevista con MIT Technology Review, Ord asegura que la compañía espera crear un tilacino en solo dos años, en 2025, y un mamut en 2027.

(La entrevista ha sido editada por extensión y claridad)

Imagen: Sara Ord. Crédito: Colossal.

Tiene usted uno de los cargos más futuristas que he escuchado.

Fui una de los primeros empleados aquí en Colossal. Estaba con el CEO, Ben [Lamm], hablando sobre cuál debería ser mi cargo y se nos ocurrió la "dirección de recuperación de especies". En el momento en el que lo escuché, pensé que sí, que ese era el más indicado.

Yo habría optado por "directora de tecnología de resurrección".

Pero eso puede asustar. ¿No? Intentamos que lo que hacemos sea digerible para todos.

¿Cuánto de su trabajo es la comunicación?

Yo diría que es probablemente un tercio de mi trabajo. Lo más divertido de explicar es el proyecto thylacine, que dirijo. ¿Por qué traer de vuelta al tilacino? El tilacino era un depredador alfa en el ecosistema de Tasmania. Y cuando desaparece un depredador alfa, se ven muchos efectos negativos. Termina habiendo un montón de presas en un entorno en el que causan estragos porque no hay control de población. Traer de vuelta al tilacino al ecosistema de Tasmania tendrá grandes beneficios.

El tilacino es un marsupial, pero también es carnívoro. Así que, algo peludo podría acabar comido si esto funciona. ¿Hay amantes de los animales que se oponen a este plan?

Tuvimos una reacción abrumadoramente positiva. Creo que, más que nada, porque este animal fue cazado hasta la extinción. Esta es nuestra oportunidad de arreglar eso.

¿Cuál es la parte científica de su trabajo?

Tengo un equipo de 12 ingenieros de genoma e ingenieros de fenotipo. También tenemos colaboraciones con algunos de nuestros embriólogos y biólogos computacionales. Tengo que leer tantos artículos como pueda, trabajar en el laboratorio e impulsar la ciencia hacia adelante. Luego participo en las conversaciones sobre: si conseguimos un tilacino o un mamut, ¿dónde lo ponemos? ¿Cómo sería eso? ¿Cuál es el impacto ecológico de traer de vuelta a una especie y cómo ayudará esto a las especies actualmente en peligro de extinción?

Escribió en su blog sobre cómo traer de vuelta una especie implica bastantes pasos, incluida la edición de genes en las células de una especie relacionada, la clonación de un embrión y luego traer un animal al mundo. ¿Cuál de estos es el más especulativo?

Realmente se trata de entender cuántos genes hay que editar. El tilacino está relacionado con toda la familia de los dasiúridos, que incluye el dunnart, el quoll y el demonio de Tasmania. Pero, aún así, se trata de 70 millones de años de divergencia [evolutiva], una cantidad extrema de divergencia. Entonces, ¿qué hay que editar en un dunnart o en un elefante asiático para crear un fenotipo de una especie que llene el mismo nicho ecológico que llenó el tilacino o el mamut lanudo?

¿Tiene un tilacino disecado para trabajar? ¿Cuál es el punto de partida del proyecto?

Hay uno pequeño que se conservó en etanol a principios del siglo XX, se le llama “el milagroso”. Nuestros colaboradores de la Universidad de Melbourne (Australia) han podido extraer el ADN de esa muestra y generar una secuencia genómica de muy alta [precisión] a partir de ahí. Además, hay mucha piel en circulación, así como muestras de museos, y las estamos obteniendo y generando secuencias a partir de eso.

¿Tiene una línea de tiempo para cuando la primera especie extinta va a vagar de nuevo?

Absolutamente. Para el mamut, estamos proyectando una línea de tiempo hasta 2027 y para el tilacino, 2025. La diferencia clave es el tiempo de gestación. Los elefantes tardan entre 18 y 22 meses en gestarse, mientras que los marsupiales, y especialmente el dunnart, que será nuestra especie sustituta del tilacino, tardan entre 12 y 14 días. Después de eso, maduran en la bolsa.

Se han realizado estudios que muestran que los marsupiales se pueden transferir de la bolsa de una especie a la bolsa de otra especie y crecer sin problemas. Pero también tenemos un equipo trabajando [en] una "bolsa exo". Será una bolsa artificial en la que las crías pueden entrar y tener la misma nutrición, el mismo ambiente, el mismo tipo de exposición a la luz que tendrían dentro de la bolsa de una madre marsupial.

Colossal insiste en que es una empresa con ánimo de lucro. ¿Cuál es el producto, exactamente? ¿Qué venderán?

Creo que Colossal se obtendrá beneficios a partir de dos vías diferentes. Uno de nuestros productos es la historia. ¿Verdad? Vamos a tener muchos socios en los medios de comunicación que ayudarán a contar nuestra historia. Otra manera es que, a medida que desarrollamos nuevas tecnologías en el camino, estas se pueden patentar o derivar. Tuvimos una primera spin-out llamada FormBio [una empresa de software de biología], y también contamos con una gran plantilla de editores de genoma.

Luego llegamos a la verdadera carne, que es la propia especie: el tilacino o el mamut. Queremos asociarnos con zoológicos. Creo que habrá un mundo en el que crearemos hábitats reconstruidos y venderemos entradas para ir a ver estas especies en su área natural.

¿Cuánto pagaría por ver un tilacino?

Bueno, estoy poniendo muchas horas de mi vida en esto. Así que sinceramente pagaría todo el dinero del mundo.

Otros

  1. El futuro de la MDMA para tratar el estrés postraumático

    La FDA se plantea aprobar la famosa droga recreativa como terapia. Esto es lo que significa y en qué situación se encuentran medicamentos similares en EE UU

  2. De la llegada a la Luna al desarrollo de la IA: el papel de las universidades en la innovación

    Capacitar a las universidades para que se mantengan a la vanguardia de la investigación en IA será clave para hacer realidad el potencial de este campo a largo plazo.

    Cuatro columnas y un frontón griego sobre torres de servidores mientras un investigador mira un portátil en un carro de servidores.
  3. Es hora de jubilar el término "usuario"

    La proliferación de la IA significa que necesitamos una nueva palabra.

    Chica con un móvil en la mano vista a través de un cristal roto