.

Baofeng Su sostiene un pez bagre. La segunda imagen muestra un pez bagre transgénico (arriba) con otro que no se ha modificado genéticamente (abajo). Fotografías por cortesía de Su.

Biotecnología

Genes de caimán en el pez bagre con CRISPR para fortalecerlo ante infecciones

1

Estos peces modificados parecen ser más resistentes a las enfermedades y podrían mejorar la producción comercial, en caso de que sean aprobados

  • por Jessica Hamzelou | traducido por Ana Milutinovic
  • 09 Febrero, 2023

Cada año, se crían millones de peces en EE UU, pero muchos de ellos mueren debido a infecciones. En teoría, la ingeniería genética con genes que protegen a los peces de enfermedades podría reducir el desperdicio y limitar el impacto ambiental de la piscicultura. Por ello, un equipo de científicos ha intentado introducir un gen de caimán en los genomas del pez bagre.

Los estadounidenses consumen una gran cantidad de bagre, o pez gato. En 2021, las piscifactorías en EE UU produjeron 307 millones de libras (139 millones de kilos) de pescado. "Por libra (0,45 kg), entre el 60% y el 70% de la producción de acuicultura estadounidense es pez bagre", asegura Rex Dunham, que trabaja en la mejora genética del bagre -o pez gato- en la Universidad de Auburn, Alabama (EE UU).

Sin embargo, la cría de bagres es un importante caldo de cultivo para las infecciones. Según Dunham, desde que los peces nacen hasta que son capturados, alrededor del 40% de la cantidad mundial muere a causa de diversas enfermedades

¿La nueva modificación genética podría ayudar?

La investigación de Dunham reveló que el gen del caimán podría ser una posible solución, pues codifica una proteína llamada catelicidina. Esta proteína es antimicrobiana, según afirma Dunham. Además, se cree que ayuda a proteger a los caimanes de desarrollar infecciones en las heridas sufridas durante sus agresivas peleas. Por ello, Dunham pensó que los animales con el gen insertado en su genoma podrían ser más resistentes a las enfermedades.

Dunham y sus colegas querían dar un paso más y asegurarse de que estos peces transgénicos no pudieran reproducirse. Pues los animales genéticamente modificados tienen el potencial de causar estragos en la naturaleza si escapan de las piscifactorías, superando a sus congéneres salvajes por la comida y el hábitat.

Supervivientes transgénicos

Dunham, Baofeng Su (también de la Universidad de Auburn) y sus colegas utilizaron CRISPR, la herramienta de edición de genes, para introducir el gen de caimán de la catelicidina en la parte del genoma que codifica una hormona reproductiva importante. "Así tratamos de matar dos pájaros de un tiro", señala Dunham. Ya que, sin esa hormona, los peces no pueden engendrar.

De hecho, los peces modificados parecen más resistentes a las infecciones. Cuando los investigadores metieron en su agua dos tipos de bacterias que causan enfermedades, descubrieron que los peces modificados genéticamente tenían más probabilidades de sobrevivir que los peces no transgénicos. Dependiendo de la infección, "la tasa de supervivencia de los peces modificados con catelicidina fue entre dos y cinco veces mayor", explica Dunham.

Los peces transgénicos también son estériles y no pueden engendrar a menos que les inyecten hormonas reproductivas, según indican los investigadores, quienes publicaron sus hallazgos online en el preprint bioRxiv. Aunque el trabajo aún no ha sido revisado por otros colegas.

"Cuando escuché por primera vez sobre el estudio, pensé: ‘¿Qué diablos? ¿Quién hubiera pensado hacer esto? ¿Y por qué lo harían?’”, recuerda Greg Lutz de la Universidad Estatal de Luisiana (EE UU), que ha investigado el papel de la genética en la acuicultura durante décadas. Sin embargo, Lutz opina que el trabajo es prometedor. La resistencia a las enfermedades puede tener un gran impacto en la cantidad de residuos generados por las piscifactorías, y reducirlos ha sido un objetivo de modificación genética en los animales de granja, resalta el investigador.

Considera que la cría de peces resistentes a las enfermedades requerirá menos recursos y producirá menos desperdicio. Aunque Lutz es positivo acerca de la investigación, no está convencido de que el pez bagre modificado con CRISPR represente el futuro de la acuicultura. El procedimiento de modificación genética utilizado por el equipo es complejo, y tendría que realizarse para cada tanda de desove de peces para el bagre híbrido que se emplea en la piscicultura. "Es demasiado complejo producir peces suficientes para tener una generación viable y genéticamente saludable", opina Lutz.

¿Listos para comer?

Los científicos de Auburn esperan que, con el tiempo, se apruebe la venta y consumo de este pez bagre transgénico. Pero el proceso puede ser muy largo.

En EE UU, solo un tipo de pez modificado genéticamente ha sido aprobado. El salmón AquAdvantage entró al mercado estadounidense en 2021, 26 años después de que AquaBounty, la compañía creadora del pescado, solicitara por primera vez la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE UU (FDA, por sus siglas en inglés). Este salmón tiene un gen adicional, tomado del genoma de otro tipo de salmón, que lo hace crecer mucho más de lo habitual.

Supongamos que se aprueba al final la venta del nuevo pez bagre. ¿Alguien lo comería? Su y Dunham creen que sí. Según Su, después de cocinar el pescado, la proteína producida por el gen del caimán perderá su actividad biológica, por lo que es poco probable que tenga consecuencias para quien consuma ese pescado. Y apunta a que muchos ya comen carne de caimán. "Me lo comería sin duda", indica Dunham.

Sin embargo, Lutz señala que puede que otras personas no se sientan cómodas con la idea de comer un pez bagre con gen de caimán. "Estoy seguro de que habrá personas que esperan que el bagre tenga una boca grande y larga con dientes puntiagudos para morder", concluye Lutz.

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Alabama marca el camino para restringir la fecundación 'in vitro' y su investigación: "Los embriones son niños"

    Un tribunal supremo estatal ha conmocionado a las clínicas de fertilidad con una sentencia que se fundamenta en la existencia de futuros úteros artificiales

  2. Este robot se convierte en cirujano gracias a la IA

    El robot fue capaz de coser seis puntos por sí solo y de su funcionamiento se extraen lecciones para la robótica en su conjunto

  3. Los virus, aliados inesperados en la lucha contra las superbacterias

    Los virus llamados fagos son muy prometedores para combatir las infecciones, pero no se espera verlos pronto en la clínica