.

Un Sistema de Misiles Tácticos del Ejército es disparado durante una prueba cerca de Fort Bragg, N.C.

Tecnología y Sociedad

Lo que dice el último paquete militar de EE UU para Ucrania e Israel sobre el futuro de la guerra

1

Esto es lo que nos dicen las prioridades del paquete de gastos de más de 88.000 millones de euros sobre cuatro tecnologías militares y el modo en que están remodelando la forma de hacer la guerra.

  • por James O'Donnell | traducido por
  • 08 Mayo, 2024

MIT Technology Review lo explica: Deje que nuestros redactores desenreden el complejo y desordenado mundo de la tecnología para ayudarle a comprender lo que viene a continuación. Puedes leer más de la serie aquí.

Tras semanas de prolongado debate en el Congreso sobre cuánto debe gastar Estados Unidos en conflictos en el extranjero, el presidente Joe Biden firmó el miércoles un paquete de ayuda de 95.300 millones de dólares (88.400 millones de euros).

El proyecto de ley enviará una cantidad significativa de suministros a Ucrania e Israel, al tiempo que apoyará a Taiwán con tecnología submarina para ayudar a sus defensas contra China. También ha suscitado renovados llamamientos para que se tomen medidas más enérgicas contra los drones producidos en Irán.

Aunque gran parte del dinero se destinará a la reposición de municiones y suministros bastante estándar, el proyecto de ley de gastos proporciona una ventana a las estrategias de EE UU en torno a cuatro tecnologías de defensa clave que siguen remodelando la forma en que se están librando los principales conflictos de hoy en día.

Para conocer más de cerca la tecnología militar que constituye el núcleo del paquete de ayuda, he hablado con Andrew Metrick, miembro del programa de defensa del Centro para el think tank Nueva Seguridad Americana.

Ucrania y el papel de los misiles de largo alcance

Ucrania lleva mucho tiempo buscando el Sistema de Misiles Tácticos del Ejército (ATACMS), un misil balístico de largo alcance fabricado por Lockheed Martin. Debutó por primera vez en la Operación Tormenta del Desierto en Irak en 1990, mide 4,5 metros de alto, 1,2 metros de ancho y pesa más de 1.600 kilos. Puede utilizar el GPS para alcanzar con precisión objetivos situados a más de 300 km de distancia.

El año pasado, Biden se mostró receloso sobre el envío de este tipo de misiles a Ucrania, ya que los arsenales estadounidenses de estas armas eran relativamente escasos. En octubre, la administración cambió de rumbo. EE UU envió cargamentos de ATACMS, una medida celebrada por el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, pero con restricciones: los misiles eran modelos más antiguos con un alcance menor, y se ordenó a Ucrania que no los disparara en territorio ruso, sino sólo en territorio ucraniano.

Esta semana, horas antes de que se firmara el nuevo paquete de ayuda, varios medios de comunicación informaron de que Estados Unidos había enviado en secreto a Ucrania varios ATACMS de largo alcance más potentes varias semanas antes. Se utilizaron el martes 23 de abril para atacar un aeródromo ruso en Crimea y tropas rusas en Berdiansk, a 80 kilómetros al suroeste de Mariupol.

El largo alcance de las armas ha demostrado ser esencial para Ucrania, dice Metrick. "Permite a los ucranianos atacar objetivos rusos a distancias para las que tienen muy pocas opciones", afirma. Eso significa poder atacar lugares como depósitos de suministros, centros de mando y aeródromos detrás de las líneas del frente ruso en Ucrania. Esta capacidad se ha vuelto más importante a medida que el número de tropas ucranianas ha disminuido, afirma Metrick.

Reabastecimiento de la Cúpula de Hierro israelí

El 13 de abril, Irán lanzó su primer ataque directo contra suelo israelí. En el ataque, que según Irán fue una represalia por el ataque aéreo israelí contra su embajada en Siria, se lanzaron cientos de misiles contra el espacio aéreo israelí. Muchos de ellos fueron neutralizados por la red de lanzamisiles de última generación dispersos por todo Israel que pueden detonar automáticamente los ataques entrantes antes de que toquen tierra.

Uno de esos sistemas es la Cúpula de Hierro israelí, en la que los sistemas de radar detectan proyectiles y envían señales a las unidades para que lancen misiles defensivos que detonan el objetivo en lo alto del cielo antes de que impacte en zonas pobladas. El otro sistema israelí, llamado la Honda de David, funciona de forma similar, pero puede identificar cohetes procedentes de una distancia mayor, de más de 289 km.

La investigación y construcción de ambos sistemas es enormemente costosa, y el nuevo paquete de ayuda estadounidense destina 15.000 millones de dólares (14.900 millones de euros) a reponer sus arsenales de misiles. Los misiles pueden costar entre 100.000 dólares y 10 millones de dólares (92.700 euros y 92,7 millones de euros) cada uno, y un sistema como la Cúpula de Hierro podría dispararlos a diario durante periodos intensos de conflicto.

La ayuda llega en un momento en que la financiación de Israel se ha vuelto más polémica debido a las terribles condiciones de los palestinos desplazados en Gaza. Durante la tramitación del proyecto de ley, cada vez más demócratas intentaron poner condiciones a la ayuda militar a Israel, sobre todo después de que un ataque aéreo israelí matara el 1 de abril a siete trabajadores de World Central Kitchen, una organización benéfica internacional dedicada a la distribución de alimentos. El paquete de financiación prevé 9.000 millones de dólares (8.300 millones de euros) en ayuda humanitaria para el conflicto, pero los esfuerzos por imponer condiciones a la ayuda militar israelí fracasaron.

Taiwán y las defensas submarinas contra China

Una de las preocupaciones crecientes de la comunidad de defensa estadounidense -y objeto de las simulaciones de wargaming que Metrick ha llevado a cabo- es una invasión anfibia de Taiwán desde China. Según Metrick, el creciente riesgo de que esto ocurra ha llevado a Estados Unidos a construir y desplegar un mayor número de submarinos avanzados. Una flota más numerosa de estos submarinos tendría más probabilidades de mantener a raya los ataques de China, protegiendo así a Taiwán.

El problema es que, según los expertos, la construcción naval estadounidense es demasiado lenta. Se ha visto obstaculizado por recortes presupuestarios y escasez de mano de obra, pero el nuevo proyecto de ley de ayuda pretende reactivarlo. Para ello destinará 3.300 millones de dólares, concretamente a la producción de submarinos de clase Columbia, que transportan armas nucleares, y de clase Virginia, que transportan armas convencionales.

Aunque estos fondos pretenden apoyar a Taiwán aumentando el suministro estadounidense de submarinos, el paquete también incluye ayudas más directas, como 2.000 millones de dólares (18.500 millones de euros) para ayudarle a comprar armas y equipos de defensa a EE UU.

El problema de los drones iraníes para Estados Unidos

Los drones Shahed se utilizan casi a diario en el campo de batalla entre Rusia y Ucrania, e Irán lanzó más de 100 contra Israel a principios de este mes. Producidos por Irán y parecidos a maquetas de aviones, los drones son rápidos, baratos y ligeros, capaces de ser lanzados desde la parte trasera de una camioneta. Se utilizan con frecuencia para potentes ataques unidireccionales, en los que detonan al alcanzar su objetivo. Los expertos estadounidenses afirman que esta tecnología está inclinando la balanza hacia los grupos militares rusos e iraníes y sus aliados.

El problema de combatirlos es, en parte, de costes. Derribar los drones, que pueden comprarse por tan sólo 40.000 dólares (37.000 euros), puede costar millones en munición.

"Derribar Shaheds con un misil caro no es, a largo plazo, una propuesta ganadora", dice Metrick. "Creo que los iraníes apuestan por eso. Pueden agotar a la gente".

El paquete de ayuda de esta semana renovó los llamamientos de la Casa Blanca en favor de sanciones más severas destinadas a frenar la producción de los aviones no tripulados. La ONU aprobó anteriormente normas que restringían la entrada o salida de Irán de cualquier material relacionado con drones, pero expiraron en octubre. Estados Unidos quiere que se restablezcan.

Aunque eso ocurriera, es poco probable que las normas hicieran mucho por contener el dominio del Shahed. Para empezar, los componentes de los aviones no tripulados no son tan complejos ni difíciles de obtener, pero los expertos también afirman que Irán ha construido una extensa cadena de suministro mundial para adquirir los materiales necesarios para fabricarlos y ha colaborado con Rusia en la construcción de fábricas.

"Los regímenes de sanciones son bastante permeables", afirma Metrick. "[Irán] tiene amigos en todo el mundo".

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Un nuevo proceso de disolución de poliéster facilita el reciclaje de ropa

    La nueva técnica ayuda a descomponer la fibra mixta de la ropa en materia prima para futuros tejidos

    Vertedero textil
  2. Cómo la superzapatillas están transformando las maratones

    Los corredores keniatas, como muchos otros, se están enfrentando al impacto de las zapatillas caras y de alto rendimiento

    Corredores keniatas en pista
  3. Cómo los juguetes de tu infancia determinan tu futuro

    ¿Y si tus juguetes favoritos de la infancia, como las pelotas, los 'frisbees' o las cartas, pudieran predecir tu futuro?

    Artículo de revista antiguo