.

Otros

Amazon gana a Apple en el terreno del streaming de música

1

Cloud Drive podría señalizar un cambio en la forma en que se distribuye la música.

  • por Erica Naone | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 30 Marzo, 2011

Amazon ha lanzado un servicio que nos permite almacenar música en los servidores de su nube y acceder a ella desde cualquier lugar a través de un navegador o aplicación web. El servicio marca la primera vez que una tienda importante de música digital ha permitido a los usuarios este tipo de flexibilidad.

Amazon Cloud Drive ofrece a los usuarios cinco gigabytes de almacenamiento de forma gratuita con la opción de actualizarlo (el nivel más alto es de 1.000 gigabytes de almacenamiento por 1.000 dólares al año). La música almacenada en Cloud Drive se puede acceder a través de un navegador web, o utilizando una aplicación de Cloud Player para dispositivos móviles Android.

Amazon describe Cloud Drive como una plataforma de música, pero el servicio también se puede utilizar para almacenar fotos y video. Dicho esto, existen beneficios para los usuarios que compren archivos de música MP3 de Amazon, incluyendo una actualización gratuita al plan de 20 gigabytes, y el derecho de almacenar mp3s de Amazon sin que cuenten dentro de la cantidad que el usuario tiene permitida.

Los expertos afirman que el nuevo servicio de Amazon provocará una ola de servicios similares de grandes empresas. "Ya era hora", asegura Aram Sinnreich, profesor asistente de estudios de periodismo y medios de comunicación en la Universidad de Rutgers y autor de Mashed Up, un nuevo libro sobre la música digital. "Los servicios de música en la nube han sido un animal mitológico durante una década".

Sinnreich señala que muchas otras empresas seguirán el ejemplo de Amazon. "Este es el primer esfuerzo creíble y a gran nivel en esta dirección", afirma, pero se espera que Apple y Google hagan lo mismo en breve. De hecho, ya se rumorea que ambas compañías trabajan en sus propios servicios de música en la nube.

Muchos esperaban que Apple fuera la primera en ofrecer este tipo de servicios—especialmente después de que la compañía comprase la startup de streaming de música Lala, que ya tenía instalada gran parte de la tecnología necesaria, en diciembre de 2009.

Sin embargo Sinnreich afirma que no está sorprendido de ver que Amazon sea la primera en llegar al mercado. Señala que Amazon es ya el segundo vendedor más grande de música digital, y posee tanto una relación bien establecida con las compañías discográficas y los consumidores, como una sofisticada estructura de facturación.

Lo que podría ser más significativo para los usuarios, afirma, es que no estén vinculados a una plataforma en particular—a diferencia de Apple, que ciertamente favorece su propio iOS, o Google, que podría favorecer a Android. (El Cloud Player de Amazon aún no funciona en el iPhone, pero Sinnreich no ve ninguna razón por la que no pudiera hacerlo.)

Las primeras críticas han elogiado la estructura de precios de Amazon y la funcionalidad de la aplicación de Cloud Drive para Android, pero se han planteado algunos problemas. Stephen O'Grady, uno de los fundadores de la empresa analista de tecnología Redmonk, afirma que Amazon tiene que hacer que el servicio sea más fácil de usar. Por el momento, afirma, los usuarios tienen que cargar los archivos manualmente; se espera que la compañía finalmente ofrezca la sincronización automática.

Sinnreich asegura que le gustaría ver que este servicio incluyese funciones sociales para ayudar a los usuarios a descubrir nuevas canciones. Esta funcionalidad está integrada en el iTunes de Apple a través de una función de red social llamada Ping. Sin embargo, compartir podría traer problemas legales con las compañías discográficas, que son notoriamente reacias a dejar que los usuarios compartan la música de ninguna manera.

Aunque el servicio de Amazon es esencialmente un armario destinado a ser utilizado por una persona, no está claro que la compañía pueda evitar problemas legales y problemas de licencias. Las compañías discográficas se han visto alteradas por aquellos servicios que permiten a los usuarios descargar la misma pieza de música múltiples veces, y han sostenido que el streaming requiere una licencia independiente distinta de la que llevan las pistas puestas a la venta. Michael Robertson, fundador de mp3tunes.com, una startup que también ofrece almacenamiento en la nube para la música, afirma que su empresa ha pasado años negociando y participando en batallas legales. "Estoy seguro de que hoy Amazon recibirá algunas llamadas de los sellos discográficos", afirma.

En particular, afirma Robertson, las compañías de música se han resistido a las licencias que permiten a las tiendas vender música y almacenarla para los clientes—una de las principales características que ofrece Cloud Drive. Dicho esto, Robertson señala que "Amazon debe tener confianza o no habría lanzado el producto".

Pero incluso si Amazon evita los problemas legales, O'Grady afirma que los servicios de streaming como Cloud Player están a punto de chocar con los precios de los datos para los móviles, algo que las compañías telefónicas están empezando a utilizar para restringir la cantidad de datos que consumen las personas. A pesar de que los usuarios están aprendiendo a utilizar el streaming más que nunca, las compañías están estableciendo topes de datos, alegando que no pueden darse el lujo de ofrecer el uso ilimitado.

El problema de los datos en las redes móviles está empeorando, afirma O'Grady. Aparte de una configuración que restrinja el uso a sólo las redes WiFi, algo que ya ofrece el Cloud Player de Amazon, O'Grady afirma no ver "soluciones en el horizonte a los costes de los datos móviles".

Otros

  1. El polémico plan de Harvard para llevar la geoingeniería al mundo real

    La universidad asegura que su enfoque servirá de guía para futuros experimentos. Mientras, los críticos advierten de que podría ser un truco para allanar el camino de esta tecnología y consideran que hace falta más investigación previa

  2. Este gel aislante podría cumplir el sueño de cultivar plantas en Marte

    Si se aplicara aerogel de sílice en determinadas regiones del planeta se podría aumentar su temperatura a niveles adecuados y fundir el hielo para disponer de agua líquida. Aunque la investigación es teórica, varios expertos coinciden en que podría funcionar

  3. Auge y caída del 'rock' espacial: de David Bowie a Radiohead

    El salto de la humanidad hacia los cielos fue el logro más impresionante de la segunda mitad del siglo XX, y coincidió con la transformación de la cultura juvenil a través del 'rock'. Este estilo musical y el auge de la carrera espacial han vivido en líneas de tiempo paralelas