.

Biomedicina

Un reloj de pulsera que controla la presión arterial

Los investigadores esperan que un dispositivo para registrar los signos vitales durante todo el día ayude a los pacientes a controlar mejor su presión arterial.

  • por Emily Singer | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 30 Junio, 2011

A pesar de que la hipertensiónse puede controlar y tratar de forma efectiva mediante fármacos, una cuarta parte de las personas que la padecen ni siquiera lo sabe, según datos de la American Heart Association. Además, de entre quienes sí conocen que su presión arterial es elevada, sólo dos tercios reciben tratamiento y menos de la mitad la tienen bajo control.

Esta tarea puede ser más fácil con un nuevo monitor inalámbrico de Hewlett-Packard gracias a una empresa de Singapur llamada Healthstats, quiere lograr que el control de la presión arterial sea mucho más fácil para pacientes y médicos. El dispositivo, que tiene el tamaño y la apariencia de un reloj de pulsera, puede medir la presión de forma continua, lo que proporciona una imagen mucho más precisa que las lecturas poco frecuentes en el consultorio del médico. Hasta ahora, la única manera de hacer un seguimiento como éste era a través del uso de aparatosos manguitos inflables en el brazo o la muñeca.

El nuevo monitor incorpora un software diseñado para mantener a los pacientes y los médicos informados acerca de los signos vitales del usuario, incluyendo la presión arterial. Los datos se transmiten desde el dispositivo al teléfono móvil del usuario y de ahí a la nube, donde los médicos pueden revisarlos. Los gráficos de la presión arterial pueden verse las 24 horas y el sistema puede enviar alertas cuando detecta anomalías en la presión u otras medidas.

La investigación es parte de un esfuerzo cada vez mayor por utilizar monitores inalámbricos para capturar datos médicos constantemente fuera del hospital. Los galenos esperan que este tipo de dispositivos animen a los pacientes a controlar mejor su propia salud y que ayuden a descubrir enfermedades difíciles de diagnosticar, como la hipertensión nocturna.

A diferencia de los equipos estándar, el dispositivo de Healthstats se basa en un sensor apoyado sobre una arteria de la muñeca que detecta la forma de la onda de presión a medida que la sangre fluye a través de ella.  (En primer lugar, el dispositivo es calibrado con un monitor de presión arterial normal). "Junto con los algoritmos que hemos desarrollado, los índices pueden ser procesados ​​para obtener la frecuencia cardíaca, la presión diastólica y sistólica y otras medidas", afirma Ting Choon Meng, médico y director general de Healthstats.

Una versión con cable del monitor de Healthstats está actualmente en uso en hospitales de Singapur y otras partes del mundo. La compañía comenzó a desarrollar su versión inalámbrica hace aproximadamente un año, en colaboración con HP, que ha desarrollado una plataforma de software capaz de combinarse con éste y otros monitores inalámbricos.

"Hemos desarrollado una aplicación para un portal de paciente y médico en la que toda esta información se entrega a la persona adecuada", afirma Lloyd Oki, vicepresidente de ventas de la zona asiática del Pacífico, de comunicaciones y soluciones de medios en HP. "Un adulto podría comprar un dispositivo de vigilancia móvil para sus padres y la información sería enviada a un médico o a un cuidador". Estos dispositivos también pueden ser de interés para los atletas profesionales, asegura, para que aquellos aparentemente sanos sean conscientes de problemas del corazón que no hubieran sido detectados.

Lo que aún no se sabe es el grado de exactitud del dispositivo en la medición de la presión arterial cuando las personas están moviéndose. Healthstats ha demostrado que el monitor funciona tan bien como con otras medidas cuando los usuarios están quietos, pero aún no ha publicado resultados comparables en movimiento. "La conclusión, desde mi punto de vista, es que es una gran idea que aún necesita perfeccionarse para poder utilizarla en pacientes ambulatorios", afirma Dena Rifkin, médico y profesora asistente de Nefrología en la Universidad de California, en San Diego (EE.UU).

Un ensayo clínico en curso en Singapur está diseñado para evaluar la forma en que el dispositivo afecta al comportamiento del paciente y el médico, en lugar de su exactitud. Un centenar de pacientes, algunos sanos y otros con un alto riesgo de enfermedad crónica o un historial de accidentes cerebrovasculares, utilizarán el dispositivo durante ocho semanas. "Cada mañana, recibirán un resumen de los resultados a través de SMS", afirma Ting. "Un centro de llamadas observará los datos durante todo el día para intervenir si fuese necesario".

Después, los investigadores determinarán si el monitor ha ayudado a las personas con hipertensión a controlarla mejor y si puede detectar la presión arterial anormal en aquellas personas que estaban aparentemente sanas. A medida que aumenta la cantidad de gente que mide su presión arterial día y noche, los médicos están descubriendo diferentes patrones de anormalidad, como la hipertensión nocturna o la aparición de picos de elevada presión arterial a primeras horas de la mañana, que pueden tener relación con el alto porcentaje de accidentes cerebrovasculares que se producen a estas horas, explica Ting.

Biomedicina

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. ¿Qué tienen en común los nematodos, los incendios y el envejecimiento humano?

    Una investigación demuestra, por primera vez, que la variación del desplazamiento de estos gusanos a lo largo de su vida muestra un patrón fractal. Entender el por qué podría representar una pista crucial para la ciencia del envejecimiento

  2. El tamaño y el calor, los desafíos de ARM para colocar chips dentro del cerebro

    El consumo energético y el tamaño son los principales desafíos a los que se enfrenta la empresa para llegar a desarrollar chips capaces de interpretar las señales cerebrales y revertir la parálisis, algo para lo que ya ha cerrado acuerdos de investigación con universidades

  3. El genoma, un Santo Grial para detectar enfermedades que todavía nadie domina

    Aunque la secuenciación de la información genética de una persona ofrezca muchos datos, no todos se comprenden ni todos los médicos los interpretan de la misma manera. Algunos pacientes siguen buscando una respuesta a la desconocida enfermedad que les atormenta