.

Otros

Tecnología y coordinación para multiplicar los ‘ojos’ de la seguridad urbana

1

La Alcaldía de Medellín apuesta por la integración tecnológica y la cooperación para potenciar las políticas de seguridad y hacer de esta ciudad un hogar para la vida.

  • por Redacción | traducido por
  • 10 Agosto, 2012

Desde octubre de 2011 opera en Medellín uno de los centros para la gestión de emergencias más avanzados en Colombia. Se trata del Sistema Integrado de Emergencias y Seguridad Metropolitano (SIES-M), proyecto diseñado, implementado y soportado por  la Empresa para la Seguridad Urbana (ESU), y  responsable de coordinar los servicios de emergencias, mejorar sus tiempos de respuesta y reforzar la seguridad urbana en la ciudad.

El SIES-M, cuya implementación ha impulsado la Alcaldía de Medellín, dispone de unas instalaciones recién estrenadas, que están dotadas con tecnologías de punta para la vigilancia, la gestión y el almacenamiento de datos, el monitoreo y las comunicaciones cuyo máximo objetivo es responder a las demandas de seguridad o de auxilio de los ciudadanos de Medellín y canalizar su atención a través de los diferentes organismos de seguridad.  

Una de las razones que llevó a la Alcaldía de Medellín a la creación de este centro fue la necesidad latente de mejorar los indicadores de seguridad, pues la ciudad presentaba una elevada tasa de homicidios, que la situaba a la cabeza de esta clasificación entre los principales núcleos urbanos del país, después de Cali. Durante 2011 se registraron en Medellín 1.649 homicidios (el triple que en otras ciudades como Bogotá), y aunque el avance era positivo respecto a las cifras de principios de los años 90, se requería brindar más garantías para la seguridad ciudadana.

Por otro lado, el alto grado de obsolescencia tecnológica e infrautilización en las instalaciones de vigilancia y respuesta a emergencias, los elevados gastos de mantenimiento, los problemas en la transmisión de vídeo y la ineficacia del Número Único de Seguridad y Emergencia (NUSE 123) acentuaban aún más la necesidad de mejora.

La situación de hoy es muy diferente. Cuando todavía no se ha cumplido un año desde la inauguración del SIES-M, la tasa de homicidios (a mayo de 2012) se ha reducido en un 44 por ciento en comparación con el año 2011, de igual forma se cuentan ya más de 50 casos de apoyo a operativos para la seguridad ciudadana desde enero de 2012.

¿Qué tecnologías han contribuido a lograr esta mejoría? Por un lado, la posibilidad de acceder de forma integrada a la información derivada del trabajo de diferentes agentes. “Somos los únicos en Latinoamérica que tenemos integradas a más de nueve entidades de seguridad y emergencias en un solo sistema tecnológico, y gracias a ello logramos eficiencia, coordinación y cooperación”, afirma Ricardo Salgado Pinzón, gerente de la Empresa para la Seguridad Urbana - ESU.

Para lograr esta integración, la empresa ha tenido que afrontar una importante modernización de su plataforma tecnológica, de sus instalaciones físicas y de los protocolos para la atención y el manejo de los nuevos sistemas.

Desde el punto de vista tecnológico, se destaca la mejora global del sistema de vídeo, que se ha basado en la implementación de una red inalámbrica de comunicaciones (con cobertura en el 90 por ciento de la ciudad), el cambio de cámaras analógicas a digitales, la instalación de 20 centros de monitoreo remoto en las oficinas de la Policía, y la puesta en funcionamiento de 150 cámaras de videovigilancia adicionales. De esta manera, se proyecta que al finalizar este período de Gobierno, la ciudad contará con aproximadamente 1.300 cámaras en toda la ciudad.

El software con el que se manejan dichas cámaras es de arquitectura abierta, y tal y como explica Salgado, “incorpora más de 200 referencias de diferentes marcas para la integración de entidades públicas y privadas”.  Además, el monitoreo se realiza mediante un sistema recientemente instalado de videowall, integrado por 16 pantallas LED de 70 pulgadas, que da servicio a la central de atención de seguridad y emergencias. “Nuestro sistema de cámaras multiplica los ojos de las autoridades civiles y policiales, reemplazando los sentidos de la visión y la memoria”, asegura Salgado.

La estandarización y compatibilidad de la tecnología pública y privada, y su refuerzo a través de las redes de apoyo ciudadano, es uno de los grandes retos que se plantea la ESU de cara al futuro, junto al de implementar sistemas de comunicaciones que faciliten la denuncia y mejoren el acceso ciudadano a las plataformas de emergencias.

Otros elementos tecnológicos cuyo despliegue ha contribuido en la mejora de la seguridad urbana han sido los Centros de Información de Estadística Policial (CIEPS), el Centro de Control Automático de Vehículos (CCAV-S) -que permite observar la localización de los coches patrulla, ambulancias y bomberos, para poder enviarlos a donde se requiera- y el nuevo software para la gestión del 123 como Número Único de Seguridad y Emergencia (NUSE 123).

En Medellín la Línea 123 recibe mensualmente una media de 800.000 llamadas, de las cuales alrededor del 80% son improcedentes. Los operadores que las atienden disponen ahora de un programa que permite tipificar los incidentes y distribuir los recursos disponibles por parte de los diferentes agentes, entre los que se encuentran la Policía Nacional y de Tránsito, el Ejército, el Cuerpo Técnico de Investigación Judicial, los Servicios de Atención a Menores y Ayuda Psicosocial, los Bomberos y la Red Hospitalaria Pública. Gracias a este software, la ESU pretende contrarrestar el uso indebido que se hacía de este servicio, de manera que se reduzca el tiempo de respuesta y se optimicen los recursos disponibles.

No obstante, al margen de la adopción de tecnologías avanzadas para la coordinación y la optimización de recursos públicos y privados en el ámbito de la seguridad, la Alcaldía de Medellín está apostando también por la utilización de otros sistemas no necesariamente tecnológicos vinculados a los primeros. Entre ellos se destacan las alarmas comunitarias: señales sonoras o visuales y protocolos que un grupo de vecinos acuerdan seguir ante la detección de un peligro para alertar a los demás.

Con todo ello, la Alcaldía quiere garantizar la buena atención y respuesta a los requerimientos de los ciudadanos, algo que, para esta institución, es sin duda prioritario para avanzar en su apuesta de ser un hogar para la vida.

Otros

  1. Esta empresa española dice a los políticos qué sienten sus votantes

    Emotion Research Lab, con sede en Valencia (España) y fundada por Maria Pocovi solo necesita un reproductor de vídeo y una cámara web frontal para analizar, a partir de los gestos faciales, qué siente una persona al ver un anuncio de un candidato

  2. Un único sensor para convertir toda una cocina en inteligente

    Un equipo de investigación combina diferentes sensores en un único dispositivo que se conecta a la corriente eléctrica y es capaz de monitorizar con una precisión del 96 % elementos como el microondas, el grifo y la puerta 

  3. Puede que la única opción para salvar la Gran Barrera de Coral consista en manipular las nubes

    Un equipo de investigación lleva años estudiando el problema y ha llegado a la conclusión de que hacer que las nubes de la región reflejen más luz para enfriar el agua parece la mejor estrategia contra el blanqueo del coral