.

Otros

¿Necesita realmente tu lavaplatos acceder a Internet?

1

La 'start-up' Ube cree que los dispositivos inteligentes y las aplicaciones para 'smartphones' harán que la automatización del hogar sea barata y sencilla. Pero, ¿logrará interesar a los consumidores?

  • por Rachel Metz | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 17 Octubre, 2012

En un futuro no muy lejano, Glen Burchers cree que los dispositivos en nuestros hogares, por no hablar de los hogares en sí mismos, estarán repletos de microprocesadores, lo que permitirá la automatización y control remoto de todo, desde las luces hasta la colada. Hasta que esto se convierta en una realidad generalizada, pone a nuestra disposición una toma de corriente de pared.

Sin embargo, no se trata de una toma de corriente cualquiera. Incluye un procesador ARM, ejecuta el sistema operativo para móviles Android de Google y puede conectarse a Internet. Esto significa que cualquier cosa que enchufes podrá ser controlada a través de tu teléfono inteligente, y también hará un seguimiento de la cantidad de energía que los dispositivos están consumiendo.

Ube, una start-up que Burchers cofundó en Austin, Texas (Estados Unidos), planea empezar a vender en unos meses la toma junto a un enchufe y un interruptor con regulador de luz también 'inteligentes'. Por otro lado, tiene previsto ofrecer una aplicación gratuita para el móvil con la que controlar estos y otros dispositivos habilitados para Internet. Para Burchers, quien también desempeña la labor de director de marketing de Ube, estos son los primeros pasos hacia la masificación de la automatización del hogar, una idea antiguamente reservada para los ricos, ya que requería sistemas a medida para el control de la iluminación, el audio y el vídeo.

A lo largo de los últimos años ha crecido el entusiasmo por el concepto de integrar 'Internet en los objetos', es decir, la idea de conectar todo tipo de electrónica y artículos de uso diario a Internet. Start-ups y empresas establecidas ofrecen hoy día versiones conectadas a Internet de todo tipo de productos, desde televisores a puertas de garaje, así como dispositivos para controlar los aparatos domésticos. La tendencia se ha visto favorecida por la inmensa popularidad de los teléfonos inteligentes, que ha ayudado a reducir el coste de los microprocesadores, sensores y chips wifi.

El problema ha sido persuadir a los consumidores para que adopten el concepto. Según datos de NPD Group, solo el 10 por ciento de los hogares estadounidenses tenía una TV con Internet a finales de junio, y solo el 43 por ciento de los consumidores con ese tipo de televisores usaban la funcionalidad de Internet para el entretenimiento.

Uno de los problemas de Ube es que a menudo es necesario utilizar varias aplicaciones de teléfono inteligente para controlar los diferentes dispositivos. En noviembre, la empresa planea lanzar una aplicación, primero para el iPhone, y probablemente para Android un mes más tarde, que será capaz de controlar múltiples dispositivos producidos por diferentes fabricantes que estén conectados a Internet. Ube espera empezar a producir su enchufe, el regulador y la toma de corriente en marzo, y planea venderlos por entre 60 y 70 dólares cada uno (46 y 53 euros). La aplicación controlará también los dispositivos que estén conectados a estos.

Al abrir la aplicación de Ube, ésta se conecta a nuestra red wifi y busca dispositivos cercanos que estén habilitados para Internet. Ube vincula los dispositivos que encuentra con los de su biblioteca y nos permite saber cuáles podemos controlar. Burchers señala que la aplicación puede controlar más de 200 dispositivos, la mayoría de los cuales son sistemas de juego, decodificadores y televisores.

Para poder configurar los dispositivos, mantener un control sobre su localización y permitirles funcionar juntos, la aplicación podría hacernos una serie de preguntas acerca de cada dispositivo. Si tenemos un televisor Samsung, por ejemplo, nos podría preguntar si nuestra caja Roku está conectada a la TV.

La aplicación será capaz de interpretar gestos, para que no tengamos que mirar necesariamente la pantalla del teléfono. Mientras vemos la televisión, por ejemplo, podemos pasar el dedo hacia arriba o hacia abajo en la pantalla del teléfono para cambiar de canal. También tendrá características para permitir a los padres hacer un seguimiento y controlar la cantidad de televisión que ven sus hijos cada semana, indica Burchers.

La aplicación será gratuita, aunque Ube planea cobrar a los usuarios 19 dólares anuales (14 euros) por controlar varios aparatos de forma interdependiente (por ejemplo, apagar las luces de la habitación cuando enciendes el televisor). Burchers incluso imagina que Ube podría apagar las luces y bajar la calefacción cuando los sensores del teléfono detecten que estamos a 160 kilómetros de casa.

El analista de Creative Strategies Ben Bajarin señala que, si bien la automatización del hogar "todavía está en su etapa inicial", la tecnología Ube es buena puesto que puede contribuir al desarrollo del mercado. Sin embargo, señala que será necesario algo más valioso que simplemente ser capaz de encender las luces desde Internet para que tenga éxito.

Burchers, también cree que los primeros productos de Ube son solo el comienzo. Durante los próximos años, espera que la mayoría de nuevos productos electrónicos adquieran la capacidad de conectarse a la Web, y que los constructores de viviendas ofrezcan reguladores inteligentes a los compradores de vivienda nueva al igual que ofrecen encimeras de granito.

Otros

  1. El polémico plan de Harvard para llevar la geoingeniería al mundo real

    La universidad asegura que su enfoque servirá de guía para futuros experimentos. Mientras, los críticos advierten de que podría ser un truco para allanar el camino de esta tecnología y consideran que hace falta más investigación previa

  2. Este gel aislante podría cumplir el sueño de cultivar plantas en Marte

    Si se aplicara aerogel de sílice en determinadas regiones del planeta se podría aumentar su temperatura a niveles adecuados y fundir el hielo para disponer de agua líquida. Aunque la investigación es teórica, varios expertos coinciden en que podría funcionar

  3. Auge y caída del 'rock' espacial: de David Bowie a Radiohead

    El salto de la humanidad hacia los cielos fue el logro más impresionante de la segunda mitad del siglo XX, y coincidió con la transformación de la cultura juvenil a través del 'rock'. Este estilo musical y el auge de la carrera espacial han vivido en líneas de tiempo paralelas