.

Otros

Un dispositivo para analizar nuestros datos al volante

1

Por 70 dólares (54 euros), Automatic analiza nuestra eficiencia al conducir, e incluso puede llamar al servicio de emergencias para pedir ayuda en caso de accidente.

  • por Rachel Metz | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 26 Marzo, 2013

Probablemente tengas una idea aproximada de lo que gastas en gasolina cada semana, pero lo más probable es que no calcules el coste de cada viaje hasta el último céntimo. Excepto si eres Ljuba Miljkovic, que sabe que en una semana reciente se gastó 7,50 dólares (5,8 euros) en conducir más de 76 kilómetros.

Miljkovic es cofundador de Automatic, una start-up de tecnología automotriz que ofrece un pequeño aparato que se conecta al ordenador de a bordo del automóvil y transmite hasta nuestro smartphone de forma inalámbrica los datos que recoge. Esto nos puede servir para conocer nuestro grado de eficiencia al conducir, cuánto están costando los viajes individuales, y para recibir consejos para resolver problemas potenciales del motor. También puede determinar dónde hemos aparcado el coche y, si el acelerómetro incorporado detecta que hemos sufrido un accidente, llamar al servicio de emergencias para pedir ayuda.

El dispositivo combina dos tendencias florecientes: el 'Internet de las cosas', mediante el que los aparatos tradicionalmente no conectados a Internet se conectan para ampliar su utilidad, y la minería de datos recogidos por nuestros dispositivos para darles sentido. Al unir estas dos tendencias, la compañía cree que puede ayudar a los usuarios a ahorrar gasolina y gastar menos, y así obtener un beneficio.

"Hoy día nuestros coches son como una caja negra. No sabemos nada sobre ellos", asegura el cofundador Thejo Kote. "Usar la información que ya está ahí disponible, y presentarla de una manera útil a los usuarios, puede tener un impacto muy grande en el comportamiento, y espero ayudar a la gente a ahorrar dinero".

Automatic surgió de una investigación llevada a cabo por Kote y otro de los cofundadores de la compañía, Jerry Jariyasunant, mientras ambos estaban en la escuela de posgrado en el departamento de ingeniería de sistemas de la Universidad de California, en Berkeley (EE.UU.). En concreto, se creó a partir de la constatación de que la mayoría de la gente realmente no sabe nada acerca de sus coches, o sobre cuánto cuesta realmente conducir, afirma Kote.

El dispositivo de Automatic se conecta al puerto de diagnóstico del coche, una toma situada bajo el volante de cada coche vendido desde el año 1997 en EE.UU., que a su vez se conecta con el ordenador de a bordo del vehículo y es utilizado principalmente por los mecánicos para identificar y resolver problemas. El dispositivo se podrá reservar a partir de hoy martes por 70 dólares (54 euros), y comenzará a distribuirse en mayo.

Phil Magney, que lidera el departamento de análisis de electrónica automotriz en la firma de investigación de mercado IHS, afirma que el mercado para productos que se conecten al puerto de diagnóstico del coche y transmita datos al smartphone está creciendo. Añade que la característica de llamada de emergencia de Automatic es una opción muy acertada y le da la capacidad de competir contra empresas telemáticas como OnStar.

El primer paso consiste en conectar el dispositivo y vincularlo con la aplicación de Automatic en el teléfono. Al arrancar el vehículo, el dispositivo comienza la lectura de datos, tales como la velocidad, y los envía al teléfono inteligente a través de Bluetooth. Esos datos se cargan en los servidores de Automatic para su procesamiento, y después son enviados de vuelta a la aplicación en formatos más fáciles de usar, tales como una puntuación de conducción en una escala del 1 al 100, que tiene en cuenta la frecuencia con que se frena con fuerza, se acelera con rapidez, y se conduce a más de 110 kilómetros por hora, tres factores que tienen un gran impacto en la eficiencia del combustible.

Si se nos enciende la luz de 'Revisar motor', el sistema incluye una opción de diagnóstico que nos puede dar consejos sobre lo que podría estar pasando, y también nos permite apagar la luz. La función 'beta' de llamada al servicio de emergencia utiliza el acelerómetro incorporado del dispositivo para detectar un accidente de coche y notificar a Automatic pare que llame automáticamente al centro de emergencia más cercano con nuestro nombre, tipo de coche y ubicación aproximada.

Puesto que el dispositivo en el coche no tiene GPS, una decisión que según Miljkovic ayuda a mantener los costes bajos, de vez en cuando la aplicación utiliza el GPS del teléfono para reconstruir los itinerarios, determinar dónde hemos aparcado, y estimar cuánto cuestan los viajes (el viaje de 2,25 kilómetros a mi oficina me cuesta 33 centavos de dólar, o 25 céntimos de euro, señala Miljkovic). Cuando terminamos de conducir, la aplicación registra automáticamente tu ubicación. Y el dispositivo puede detectar en qué momento repostamos combustible, y en qué estación nos hemos detenido.

Inicialmente, la compañía ofrecerá solo una aplicación para el iPhone, ya que los dos últimos iPhones dan soporte al Bluetooth de bajo consumo, aunque Kote señala que Automatic tiene planes para lanzar una versión de Android en otoño.

Sven Beiker, director ejecutivo del Centro de Investigación Automotriz de la Universidad de Stanford (EE.UU.), señala que si bien hay productos similares en el mercado y en desarrollo con el objetivo de lograr una conducción 'verde', la solución de Automatic no resulta cara y parece fácil de usar, lo que podría ayudarle a hacerse popular. "Muy a menudo si la interfaz es atractiva y fácil de usar, la gente comienza a cambiar su comportamiento", concluye.

Otros

  1. Un único sensor para convertir toda una cocina en inteligente

    Un equipo de investigación combina diferentes sensores en un único dispositivo que se conecta a la corriente eléctrica y es capaz de monitorizar con una precisión del 96 % elementos como el microondas, el grifo y la puerta 

  2. Puede que la única opción para salvar la Gran Barrera de Coral consista en manipular las nubes

    Un equipo de investigación lleva años estudiando el problema y ha llegado a la conclusión de que hacer que las nubes de la región reflejen más luz para enfriar el agua parece la mejor estrategia contra el blanqueo del coral

  3. Nueve grandes fracasos tecnológicos de 2016

    Un móvil que explota, una planta brillante que nunca llegó a brillar y un algoritmo para noticias que privilegia la información falsa son solo tres ejemplos de la lista de este año