.

Cambio Climático

Los LED de Ledmotive producen luz idéntica a la natural

1

Su tecnología inteligente y dinámica permite crear, grabar y compartir patrones lumínicos entre sus usuarios

  • por Sergio Ferrer | traducido por
  • 24 Septiembre, 2014

Ledmotive, una spin-off del Instituto de Investigación en Energía de Cataluña (IREC), ha diseñado un dispositivo compuesto por distintos tipos de LED, cuya combinación permite imitar cualquier tipo de luz, incluida la solar. El avance posibilita la creación de ambientes lumínicos a la carta con características óptimas para determinadas tareas como el estudio y la lectura. Por ello, y la eficiencia energética del sistema la empresa fue seleccionada por el Fondo de Emprendedores de Fundación Repsol en el 2013.

Para reproducir todo el espectro lumínico, Ledmotive combina doce tipos diferentes de LED en un procesador. La suma de todos ellos se traduce en un tipo de luz determinada. El fundador de Ledmotive e investigador del IREC, Josep Carreras, explica que su tecnología es dinámica: “Puedes cambiar la iluminación cada día y controlar el sistema a on line”.

Al igual que el sonido puede ser grabado y posteriormente reproducido, las ondas lumínicas permiten el mismo proceso. Ledmotive registra los patrones de luz gracias a un pequeño gadget del tamaño de una moneda de euro, que consiste en un miniespectrómetro que se conecta al smartphone. “Es como un grabador de luz de bolsillo”, aclara Carreras. Esta tecnología permite, por tanto, crear una biblioteca de patrones lumínicos que Ledmotive quiere llevar a las redes sociales. La empresa quiere crear una plataforma donde se pueda compartir la luz. De esta forma se podrán utilizar las configuraciones que otros usuarios consideren idóneas para concentrarse, leer, relajarse…. El investigador añade: “Hasta podrías grabar una puesta de Sol en Tierra de Fuego [Argentina] y ponerla en Facebook”. Así, cualquiera podría reproducir la experiencia lumínica con las luces de su casa. Carreras considera que, gracias a internet, la iluminación del futuro será inteligente.

Pero esta tecnología no se limita a sociabilizar la luz. También tiene importantes aplicaciones en campos como la salud y la agricultura. Por ejemplo, es posible encontrar una longitud de onda óptima para que frutas y verduras crezcan de la misma forma en que lo harían con luz natural, o incluso encontrar espectros que mejoren el rendimiento. También se pueden lograr patrones que faciliten el estudio y la relajación, o ayudar en el tratamiento de trastornos del sueño a través del control de los ritmos circadianos. Carreras destaca que en países que disponen de pocas horas de luz al día, como los nórdicos, Ledmotive tendría un “gran” mercado. “Incluso en EEUU un 14% sufre de trastorno afectivo estacional, asociado a la insuficiencia lumínica”, añade.

Una buena iluminación también es fundamental para los museos. Por ello Ledmotive ha participado en la exposición “Making Colour” de la National Art Gallery de Londres (Reino Unido), que entre junio y septiembre de 2014 ha permitido a los visitantes encontrar las mejores combinaciones lumínicas y comprobar cómo la luz afecta a la percepción del color en las pinturas. Esta exposición actúa a modo de “experimento científico”, en palabras de Carreras.

Eficiencia vs. Calidad

Un LED es un diodo de apenas un milímetro capaz de emitir luz y que se puede encontrar en las pantallas de televisores y smartphones, semáforos y hasta adornos de navidad. Aunque consumen menos energía y pueden durar más de 50.000 horas, su precio inicial es superior al de las bombillas convencionales. Carreras cree que “a la gente no le gustaba la iluminación de los LED” hasta hace poco, por lo que podría ser su sistema el que estimule su aceptación.

Sobre el consumo eléctrico que supondrá Ledmotive, Carreras explica que “siempre habrá que escoger entre eficiencia energética y calidad del color”, pues el tener una calidad mayor de luz implica un mayor consumo de electricidad. El usuario podrá adaptarlo a su gusto y necesidad, ya que es una tecnología sintonizable. Además, Carreras asegura que el producto final será hasta diez veces más barato que el prototipo, y podría suponer un ahorro energético de hasta el 80%. “Esto es debido a la propia tecnología LED, que consume menos”, aclara el investigador, “pero también por el algoritmo inteligente del producto” que permite monitorizar y adaptar consumos.

Carreras adelanta que este mismo año empezarán a venderse sus LED, y que esperan una facturación de 600.000 euros para 2015. Según las estimaciones de General Electric, hasta un 80% de la iluminación será a través de LED en 2020. El investigador cree que en los próximos años habrá una “gran revolución” en este campo, donde Ledmotive tendrá mucho que ofrecer: “queremos ser como un Dolby [tecnología de compresión de audio] y que los fabricantes incorporen nuestra tecnología”.

“La bombilla incandescente y los tubos fluorescentes irán desapareciendo”, asegura Carreras, quien considera que el futuro pertenece al LED. Una buena iluminación es imprescindible para leer y trabajar, pero con Ledmotive también lo será para relajarse y mejorar la productividad y la salud.

Con la colaboración de:

Cambio Climático

  1. La cruzada para erradicar las emisiones de la industria alimentaria global

    Tras crear uno de los restaurantes más sostenibles del mundo, Anthony Myint y Karen Leibowitz empezaron a pensar a lo grande. Así nació Zero Foodprint, una iniciativa para implementar su enfoque basado en la agricultura regenerativa y la captura de carbono en todos los rincones del sector, desde las granjas hasta la mesa de los clientes

  2. Refugiados del cambio climático: historia de la mayor migración de Asia

    Los habitantes del bosque de manglares Sundarbans, entre la India y Bangladesh, han sufrido 15 grandes ciclones en los últimos años, que han acabado con la vida de casi 4.000 personas. Ante la indiferencia de sus gobiernos, los que asumen que deben marcharse encuentran la misma miseria que los que se quedan

  3. Por qué el desplome de las emisiones de EE. UU. es una mala noticia

    Su producción de gases de efecto invernadero en 2020 va camino de ser un 9 % más baja que en 2019. El fenómeno sería positivo de no ser porque se debe principalmente a la pandemia de coronavirus y a la recesión económica, en lugar de a acciones dirigidas a mitigar la emergencia climática a largo plazo