.

Otros

Transformar el calor en electricidad puede evitar el 3% de las emisiones de CO2

1

El que es considerado como el mayor generador termoeléctrico del mundo puede reducir el consumo energético

  • por Kevin Bullis | traducido por Lía Moya
  • 13 Octubre, 2014

Foto: El nuevo generador de Alphabet Energy usa materiales termoeléctricos para convertir el calor en electricidad.

Las centrales eléctricas desperdician muchísima energía en forma de calor, de un 40% a un 80% del total del combustible que queman. Un nuevo dispositivo podría reducir ese desperdicio, lo que serviría para ahorrar combustible y reducir las emisiones de dióxido de carbono hasta en un 3%, con lo que las empresas ahorrarían millones de dólares. (Un 3% quizá no parezca demasiado pero para ponerlo en contexto el transporte aéreo representa el 2% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono).

El generador aprovecha un novedoso material termoeléctrico de alta eficiencia descubierto hace poco en la Universidad de Michigan (ver"Un mineral cuadruplica la eficiencia termoeléctrica"). Los materiales termoeléctricos, que convierten el calor en electricidad, llevan existiendo décadas, pero siempre han sido demasiado caros para poder usarlos salvo que en casos extremos, por ejemplo en las naves espaciales.  

El director ejecutivo de Alphabet Energy, Matt Scullin, cuya start-up ha desarrollado el nuevo dispositivo, afirma que conectarlo al escape de un generador de 1.000 kilovatios, generará electricidad suficiente como para ahorrar 52.500 litros de diésel al año y conseguir un ahorro del 2,5% para motores más pequeños, el ahorro sería ligeramente mayor, según Scullin.

Los primeros clientes probablemente sean las empresas petrolíferas, de gas y mineras que usan grandes generadores para producir electricidad en zonas aisladas. El generador podría ahorrar a esas empresas millones de dólares en combustible, afirma Scullin. "Estas empresas no tienen muchos otros recursos para lograr un ahorro de costes tan grande", añade.

El profesor de ingeniería eléctrica e informática de la Universidad de Purdue (EEUU), Ali Shakouri, afirma que el ahorro parece factible dado el material que se va a usar, aunque aún no ha tenido la oportunidad de evaluar la tecnología.

El sistema de Alphabet Energy es modular, lo que significa que se podría escalar para aprovechar cantidades mayores de calor residual. La empresa también está desarrollando otro material termoeléctrico, basado en nanoalambres de silicio que podrían convertir un porcentaje aún mayor de la energía del calor residual en electricidad.

Sin embargo, es probable que ni siquiera los materiales termoeléctricos mejorados reduzcan el consumo de combustible en más de un 5% ó un 10%. Otras opciones para aprovechar el calor residual incluyen calentar (e incluso enfriar) edificios cercanos en las ciudades.

Otros

  1. El polémico plan de Harvard para llevar la geoingeniería al mundo real

    La universidad asegura que su enfoque servirá de guía para futuros experimentos. Mientras, los críticos advierten de que podría ser un truco para allanar el camino de esta tecnología y consideran que hace falta más investigación previa

  2. Este gel aislante podría cumplir el sueño de cultivar plantas en Marte

    Si se aplicara aerogel de sílice en determinadas regiones del planeta se podría aumentar su temperatura a niveles adecuados y fundir el hielo para disponer de agua líquida. Aunque la investigación es teórica, varios expertos coinciden en que podría funcionar

  3. Auge y caída del 'rock' espacial: de David Bowie a Radiohead

    El salto de la humanidad hacia los cielos fue el logro más impresionante de la segunda mitad del siglo XX, y coincidió con la transformación de la cultura juvenil a través del 'rock'. Este estilo musical y el auge de la carrera espacial han vivido en líneas de tiempo paralelas