.

Computación

CES 2015: Jaguar quiere que no te duermas al volante

1

La compañía ha presentado un sistema de vigilancia creado por la empresa Seeing Machines que vigila la atención que el conductor presta a la carretera y le avisa si disminuye

  • por Caleb Garling | traducido por Lía Moya
  • 07 Enero, 2015

Ya hay muchos coches que llevan sensores, por ejemplo cámaras para detectar objetos en tu ángulo muerto, pero estos sensores suelen observar el mundo exterior, no lo que sucede detrás del volante.

Una empresa australiana llamada Seeing Machines está dándole la vuelta a los sensores al crear tecnología que se centra en los propios conductores con la esperanza de evitar la somnolencia y las distracciones al volante. Este tipo de tecnología será cada vez más habitual en los vehículos ahora que los coches serán capaces de conducir solos en algunos trozos de carretera.

Por el momento, esta empresa ha centrado su tecnología en los conductores de los grandes camiones industriales que se usan en minería, pero ya está dando pasos hacia el mercado de consumo gracias a un acuerdo con el fabricante de piezas para vehículos Takata para incorporar su tecnología a coches y otros vehículos. En la Feria Internacional de Electrónica de Consumo que se celebra en Las Vegas (EEUU) en estos días, Seeing Machines hará una presentación de sus sensores en el salpicadero de un Jaguar F-Type.

Ahora mismo los sistemas de vigilancia de la atención del conductor son opcionales en una pequeña cantidad de modelos de empresas como Lexus. Otras empresas, como Google, nos presentan un futuro en el que los coches son completamente autónomos.

La tecnología de Seeing Machines usa una pequeña cámara de infrarrojos instalada en el salpicadero que funciona con software instalado en el vehículo (no en un servidor a distancia) para evaluar si el conductor está mirando a la carretera. Mide la posición de la cabeza del conductor, su expresión facial y cuánto parpadea. La cámara captura 60 fotogramas por segundo y el software analiza las imágenes para valorar el grado de atención del conductor.

El vicepresidente de asociaciones empresariales de Seeing Machines, Nick Langdale-Smith, afirma que la compañía es capaz de conseguir una buena medida del estado del conductor sobre todo gracias al seguimiento del movimiento de sus pupilas. El software mide la rotación de los ojos y detecta si el campo de visión incide en los objetos que rodean al conductor. Esto permite al software decidir la cantidad de tiempo que un conductor pasa mirando al salpicadero, los espejos, la carretera y a otros puntos, lo que le sirve para establecer si está prestando atención a la carretera o está empezando a dormirse.

Si el sistema detecta que no estás atento, te avisará para que te fijes en la carretera o te detengas. Para las empresas que ya usan el sistema en sus camiones, esto se hace a través de una vibración en el asiento del conductor, aunque Langdale-Smith explica que este no será el caso en la versión para el mercado de consumo. "Esto está ahí para salvarte la vida", afirma.

Por ahora, Seeing Machines ha depurado su tecnología en la industria minera, donde Caterpillar y otros fabricantes de los inmensos vehículos que transportan tierra y minerales lo están usando para vigilar a los conductores. "Los turnos son largos y el trabajo es aburrido", afirma Langdale-Smith. "Y cuando los conductores se duermen, los vehículos se convierten en gigantes descontrolados de 450 toneladas.

El acuerdo de Seeing Machines con Takata, anunciado en septiembre, incluirá la instalación de sistemas de vigilancia del conductor en los coches de un gran fabricante cuyo nombre no se ha desvelado, aunque no queda claro cuándo será.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Demostrado el primer radar cuántico de la historia

    El dispositivo basado en fotones entrelazados por microondas ofrece múltiples ventajas a corta distancia frente a los modelos convencionales. La baja potencia de su funcionamiento abre la puerta a aplicaciones médicas no invasivas y de seguridad

  2. Así es el ordenador de nanotubos de carbono más potente del mundo

    Se trata de un microprocesador funcional de 16 bits construido a partir de más de 14.000 transistores de nanotubos de carbono creado por el MIT. Para lograr tal avance, el equipo ha desarrollado varias soluciones para algunos de los históricos problemas de fabricación de chips

  3. Se agravan los ciberataques por el petróleo y el gas del Golfo Pérsico

    Las grandes empresas del sector están sufriendo cada vez más ataques o intentos de penetración en sus sistemas informáticos. Expertos en ciberseguridad acaban de detectar la existencia de un nuevo grupo hacker llamado Hexane y que parece tener similitudes con la guerra cibernética de Irán