.

Cadenas de bloques y aplicaciones

Una pulsera o una diadema medirán tu sudor para saber si estás deprimido

1

Este 'wearable' flexible contiene múltiples sensores que pueden rastrear estos componentes químicos capaces de revelar trastornos de la salud

  • por Rachel Metz | traducido por Teresa Woods
  • 29 Enero, 2016

Foto: Unos investigadores han desarrollado un sensor flexible y portable que puede rastrear los niveles de varias sustancias presentes en el sudor.

En un futuro no tan lejano, puede que nuestros dispositivos de seguimiento de actividad física o nuestros relojes inteligentes sean capaces de sacar una foto mucho más completa de nuestro estado de salud al medir los componentes químicos del sudor.

Un grupo de investigadores ha desarrollado una pulsera flexible y portable, llena de sensores que pueden rastrear el sodio, el potasio, la glucosa y el lactato, además de la temperatura cutánea. Los datos recopilados son transmitidos a una placa electrónica flexible que los procesa, y de allí son enviados a una app de smartphone via Bluetooth.

Ya existen cantidad de rastreadores de actividad física y relojes inteligentes que pueden medir cosas como el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y la conductividad de la piel. Pero aún no existen maneras no invasivas de analizar la composición de los fluidos corporales, como el sudor.

Tener datos sobre esta mezcla y sobre cómo cambia con el tiempo, podría resultar útil a la hora de estudiar la relación entre las concentraciones de distintos compuestos químicos y nuestro estado de salud, afirma el un profesor de ingeniería eléctrica y ciencias informáticas de la Universidad de California en Berkeley (EEUU) Ali Javey, que es coautor de un nuevo trabajo sobre esta investigación, publicado en la revista Nature. Los niveles de sodio y potasio están relacionados con la hidratación, por ejemplo, mientras el lactato puede indicar el nivel de cansancio de los músculos.

Foto: El sensor se comunica mediante Bluetooth con una 'app' de 'smartphone', que muestra los niveles de sodio, glucosa, potasio y lactato además de la temperatura de la piel.

En su estudio, los investigadores colocaron los sensores en pulseras y diademas, y pidieron a unos voluntarios que los llevaran mientras realizaran distintos ejercicios en interiores y al aire libre, como correr y montar en bicicleta. Un vídeo muestra el estudio en acción, con un hombre que monta en una bicicleta estática mientras lleva una diadema azul y un investigador que rastrea sus niveles y temperatura con un smartphone Android.

Javey espera que los sensores puedan incorporarse a una pegatina barata de usar y tirar que se colocaría sobre la mano o el dorso del reloj, se utilizaría durante unas horas y después se desecharía. La electrónica correspondiente, mientras tanto, podría ser incorporada en una pulsera, diadema o un reloj inteligente.

El profesor de la Universidad de Cincinnati (EEUU) Jason Heikenfeld, que estudia el análisis del sudor y dirige el Laboratorio de Dispositivos Novedosos de la universidad, cree que esto podría funcionar, y afirma que el trabajo de los investigadores hasta ahora representa "un logro impresionante" porque incluye múltiples sensores que pueden ser colocados sobre la piel, además de una electrónica en miniatura que puede ser portada en la muñeca.

Ahora, dice Javey, los investigadores están ampliando su trabajo para analizar unos 20 compuestos químicos distintos del sudor e intentar establecer una correlación entre esos compuestos y los estados de salud de diferentes personas. Espera ir más allá del uso de sensores para rastrear el rendimiento deportivo para considerar si monitorizar los compuestos químicos del sudor podría resultar útil para cosas como determinar si una persona sufre de depresión o si ha estado expuesta a productos químicos nocivos.

"Existe una biblioteca completa de datos que se pueden extraer del sudor", concluye.

Cadenas de bloques y aplicaciones

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Trello y Asana se cuelan en las casas para planificar tareas familiares

    El confinamiento y el cierre de colegios ha hecho que cada vez más padres recurran a aplicaciones de gestión de proyectos para controlar los deberes y actividades de sus hijos, y la gestión de tareas domésticas con sus parejas. El coronavirus ha dado inicio a la transformación digital de la administración de los hogares

  2. Zoom, acusada de comprometer la privacidad y seguridad de sus usuarios

    Varios medios afirman que la aplicación, que se ha convertido en la plataforma estrella para videollamadas durante las cuarentenas por coronavirus, puede acceder a las salas de chat, permite que los troles también se cuelen en ellas y comparte direcciones de correo y nombres de usuario con terceros

  3. Una 'app' podría predecir dónde aparecerán nuevos brotes de coronavirus

    Más de 750.000 personas ya se han descargado Covid Symptom Tracker, una aplicación que les pregunta diariamente por sus síntomas. La información recopilada podría ayudar a entender por qué la COVID-19 resulta mortal para algunos e imperceptible para otros, y dónde está a punto de producirse un brote