.

Cadenas de bloques y aplicaciones

La fama de Playstation 4 puede convertir a Sony en rey de la realidad virtual

1

El casco PlayStation VR de Sony será más barato que los de Facebook y HTC, y será compatible con la consola de la compañía, que ya está presente en 40 millones de hogares. Eso sí, el liderazgo durará poco

  • por Rachel Metz | traducido por Teresa Woods
  • 07 Julio, 2016

Para mediados de octubre, puede que Sony esté lista para liderar el pequeño mercado de realidad virtual (RV) de consumo que tan rápido está creciendo.

Sony anunció en junio en la Feria de Videojuegos E3 de Las Vegas (EEUU) que su próximo casco de realidad virtual, el PlayStation VR, se lanzará el próximo 13 de octubre. Con un precio de 399 dólares (unos 358 euros), o de forma más realista 500 dólares (unos 450 euros) por un conjunto que incluye un par de mandos que rastrean el movimiento de los usuarios y la cámara que se necesitan para operar el casco, será más barato que el Rift de Oculus y el Vive de HTC, que se lanzaron en primavera y cuestan 599 dólares (unos 540 euros) y 799 dólares (unos 630 euros) respectivamente.

Pero más allá de esa diferencia inicial de costes, la PlayStation VR dispondrá de otra importante ventaja. Mientras que el Rift y el Vive han de conectarse a un potente ordenador, el cuál costará alrededor de 1.000 dólares (o unos 900 euros) o más si el usuario aún no dispone de uno que cumpla con las especificaciones de la empresa, el PlayStation VR se operará en conjunto con la consola existente PlayStation 4 de la empresa, que cuesta alrededor de 350 dólares (unos 315 euros). También se lanzará una nueva consola PlayStation, aunque ni su precio ni su fecha de lanzamiento han sido revelados aún. Más de 40 millones de personas ya tienen una PlayStation 4, lo que significa que Sony empezará con una gran base de clientes en potencia en su primera incursión en el mercado de la realidad de consumo.

Estos dos factores, más las redes establecidas de venta al por menor y de distribución para sus consolas, le proporcionan una "clara ventaja" respecto a Oculus y HTC, segúnel director de investigaciones de videojuegos para la investigadora de mercado IHS, Piers Harding-Rolls.

Foto: El casco de realidad virtual de Sony, el PlayStation VR, será lanzado el 13 de octubre. Crédito: Sony Interactive Entertainment, LLC.

Puede que la experiencia de realidad virtual no sea tan buena como las que se consiguen con cascos rivales. De hecho uno de los vicepresidentes ejecutivos de PlayStation Masayasu Ito reconoció que cuando se trata de "calidad de gama alta", "puede que la realidad virtual de Oculus sea mejor". Pero podría no importar. Sony aún ganará el juego de las cifras.

Harding-Rolls prevé que Sony venderá 1,6 millones de cascos de PlayStation VR este año; en cambio espera que Oculus y HTC juntas vendan un total de un millón de cascos durante ese mismo período.

También cree que el número de personas que tienen una PlayStation 4 ascenderá hasta los 53 millones para finales de año, y que tan sólo 17 millones de usuarios dispondrán de un llamado ordenador preparado para la realidad virtual para entonces.

El analista de Garnter Brian Blau, cuyas áreas de investigación incluyen los videojuegos y la realidad virtual, también se siente optimista sobre las perspectivas de Sony con PlayStation VR. Predice que el casco superará a Rift y a Vive poco después de que se lance o a principios del próximo año.

Más allá de su bajo coste y su base existente de usuarios, Blau cree que ayuda el hecho de que la PlayStation 4 es más sencilla que un PC. Está diseñada para el entretenimiento y los juegos, y no hay que tocar cosas como los ajustes para lograr configurarla antes de poder empezar a jugar.

Pero también existen algunas posibles trampas. Por ejemplo, el CEO de Sony Interactive Entertainment (la división de consolas de videojuegos de Sony), Andrew House, ha dicho que cree que las existencias del casco se agotarán. La escasez de cascos disponibles ha sido un problema recurrente para Oculus; actualmente, al intentar comprar uno desde su página web, se le advertirá de que no se enviará hasta agosto.

A Blau también le preocupa que Sony no disponga de juegos lo suficientemente buenos como para mantener el interés de los usuarios con el transcurso del tiempo. Allá por marzo, la empresa afirmó tener más de 160 videojuegos de realidad virtual en desarrollo, y recientemente ha dicho que espera que se lancen 50 de ellos entre la fecha del lanzamiento del casco en octubre y finales de 2016. Este es el número que Blau considera el mínimo necesario para este tipo de lanzamiento de producto.

Este calendario se parecería mucho al del Rift de Oculus, que se lanzó a finales de marzo con 30 juegos disponibles y para mediados de junio ofrecía  45 en su tienda en línea. Pero, mientras que Sony puede que prospere en el ámbito de la realidad virtual a corto plazo, el futuro podría tener un aspecto muy diferente. Dentro de tres o cuatro años, según Rolls-Harding, los rivales puede que logren eliminar cualquier ventaja con el que haya logrado Sony hacerse.

"A largo plazo, es una propuesta totalmente diferente", concluye.

Cadenas de bloques y aplicaciones

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. La humanidad ya tuvo monedas privadas como Libra y fueron un caos

    Si las criptomonedas digitales como la que planea lanzar Facebook comienzan a competir con las monedas nacionales, la volatilidad de todas ellas podría aumentar y generar inestabilidad en los tipos de cambio. Eso fue precisamente lo que pasó en EE. UU. antes de que el dólar se impusiera 

  2. Por qué el Gobierno de EE. UU. teme a Libra, la criptomoneda de Facebook

    La semana pasada, la empresa se sometió a dos interrogatorios para intentar aclarar qué es y cómo funcionará. Las respuestas dejaron claro que si sus planes salen bien, la red social se hará con un inmenso poder económico que podría desestabilizar monedas y gobiernos 

  3. Un aula virtual inteligente enseña mandarín como si estuviera en China

    Este nuevo entorno 360° replica las concurridas calles y restaurantes de Pekín e incluye asistentes virtuales inteligentes para que los estudiantes interactúen con ellos como si estuvieran en el país. Los resultados preliminares sugieren que la instalación mejora la comprensión y el aprendizaje