.

Inteligencia Artificial

En mitad del escándalo del accidente de Autopilot, Nissan presenta ProPilot

1

A pesar del debate y las investigaciones sobre la conducción autónoma, el fabricante lanza su sistema que, a diferencia del de Tesla, se desactiva si el conductor quita las manos del volante

  • por Jamie Condliffe | traducido por Teresa Woods
  • 18 Julio, 2016

Siendo Autopilot de Tesla el sujeto de un intenso escrutinio, parece un momento poco adecuado para lanzar una prestación nueva de conducción autónoma. Pero eso es exactamente lo que ha hecho Nissan al desvelar su nuevo sistema ProPilot menos de dos semanas después de conocerse el primer accidente autónomo mortal de Tesla.

El sistema de Nissan, que estará disponible en nuevos modelos de monovolumen Serena en Japón a partir del próximo mes, es capaz de asumir el control de la aceleración, el frenado y la dirección. El fabricante automovilístico afirma que puede lidiar con la conducción en carretera igual de bien que bajo condiciones de tráfico denso dentro de un carril único.

De forma muy parecida a Autopilot de Tesla, el sistema emplea una cámara de a bordo y software de procesamiento de imágenes para reconocer otros vehículos y las señalizaciones viales. El sistema controla la posición del coche respecto al vehículo que le precede mientras se desplaza a velocidades de entre unos 32 y 96 kilómetros por hora.


Crédito: Toru Yamanaka (Getty Images).

El vicepresidente de Nissan, Hideyuki Sakamoto, se ha apresurado a señalar las limitaciones de la tecnología, explicando que "estas prestaciones se diseñaron con la intención de apoyar a los conductores, y no representan prestaciones de conducción autónoma". La idea no consiste en poder quitar las manos del volante, según Nissan, aunque sí es posible.

Al igual que el sistema de Tesla, cuando el conductor quita las manos del volante, se muestra una advertencia en el salpicadero. Sin embargo, a diferencia de Autopilot, ProPilot se desactivará si el conductor no vuelve a colocar sus manos en el volante pasados varios segundos. Esa prestación final puede demostrar ser una ventaja de ProPilot a ojos de los reguladores.

Tres accidentes de Tesla en los que estuvo involucrado Autopilot ahora se encuentran bajo investigación por la Administración Nacional de Seguridad en Carretera (NHTSA, por sus siglas en inglés), aunque sólo uno resultó ser mortal. En ese incidente, el conductor murió cuando su coche chocó contra el lateral de un tractor que el sistema de conducción autónomo no detectó. Los datos del vehículo sugieren que ninguno de los controles del coche fueron activados por el conductor inmediatamente antes del impacto.

Los recientes acontecimientos relacionados con Autopilot de Tesla hacen que sea un momento torpe para lanzar prestaciones de conducción autónoma de ningún tipo. Durante las próximas semanas, la NHTSA y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte considerarán las pruebas de los recientes accidentes, y puede que emitan nuevas directrices que darán forma al futuro de los coches autónomos.

(Para saber más: Reuters, Bloomberg, Pocket-Lint, Las investigaciones de Tesla podrían cuestionar la viabilidad de la conducción semiautónoma, Tesla es investigada por un accidente de coche mortal a manos de Autopilot)

Inteligencia Artificial

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. Un bot crea 'deepfakes' de menores de edad desnudas en Telegram

    Por cerca de un euro, se puede enviar una foto de cualquiera y el sistema devolverá una versión sin ropa. El canal, con más de 45.000 miembros, ya se ha usado para "desnudar" a más de 100.000 mujeres sin su consentimiento. Es una de las aplicaciones más perversas de esta forma de inteligencia artificial

  2. Facebook lanza una IA capaz de traducir entre 100 idiomas diferentes

    La gran innovación del modelo es que una parte importante de las traducciones entre idiomas se hace de forma directa sin pasar por el inglés como lengua intermediaria. Aunque de momento M2M-100 solo está destinado a fines de investigación, en el futuro la compañía podría aplicarlo a sus propios productos

  3. Es hora de cambiar las leyes que dan ventaja a la IA frente al humano

    En su último libro, 'El robot razonable: la inteligencia artificial y la ley', Ryan Abbott advierte que las políticas fiscales fomentan la automatización, útil o no, porque la mano de obra se grava más que el capital, y defiende una regulación neutra que garantice los ingresos fiscales y la productividad