.

Tecnología y Sociedad

Galileo, la apuesta de la Unión Europea contra el GPS de EEUU, abre su señal al público

1

Desarrollado por la Unión Europea y la Agencia Espacial Europea, la constelación de satélites europeos para posicionamiento Galileo ofrecerá nuevas oportunidades con un claro componente civil

  • por Lucas Laursen | traducido por Teresa Woods
  • 28 Diciembre, 2016


Crédito: Morgan Elliot.

El nuevo sistema europeo de radionavegación y posicionamiento por satélite Galileo, que llegará a cubrir más lugares y de manera más precisa que el GPS estadounidense actual, está disponible desde mediados de mes para su uso público de manera gratuita. Cuando el proyecto esté completo -previsiblemente en 2020-, el desarrollo de Galileo acumulará ya dos décadas de trabajo y un coste estimado de 10.000 millones de dólares (unos 9.563 millones de euros). Pero el sistema, creado por la Unión Europea, permitirá que los teléfonos móviles funcionen mejor y ofrecerás nuevas posibilidades tanto para los particulares, como para las empresas y los gobiernos.

Con la apertura al público de Galileo, anunciada este mes, los proveedores de una gran variedad de servicios y dispositivos, desde sistemas de navegación especializados hasta fabricantes de móviles y coches, podrán añadir su señal a las de los más de 70 satélites de los sistemas GPS estadounidense y GLONASS ruso. Al menos 17 empresas ya están preparadas y dispuestas para hacerlo, entre ellas los fabricantes de teléfonos inteligentes Huawei y BQ. 

Cuántas más señales de satélite estén disponibles, más exigentes podrán ser los receptores. En caso de que un edificio u otra señal interfiera con la de un dispositivo, éste podrá encontrar otra más "limpia" en otro satélite. Esto significa que los satélites Galileo facilitarán conectarse a una señal desde lugares con menor presencial satelital, como el extremo norte de Europa, y actualizar la posición del dispositivo de forma más rápida y precisa. Así lo explica el experto geoespacial de la Universidad de Nuevo Brunswick en Canadá y miembro de un grupo de trabajo sobre las posibilidades para investigar de los datos de Galileo, Richard Langley. Según el experto, tan sólo un satélite adicional "puede marcar una enorme diferencia" en la precisión de los servicios de ubicación. 

Cuando el móvil encuentra señales menos ruidosas con los que trabajar, libera al procesador del dispositivo para ocuparse de otras tareas, explica el profesor de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) Lukasz Bonenberg y una de las personas que ha colaborado en el desarrollo de Galileo. Esto permitirá a los desarrolladores, como los que asistieron a un hackathon Galileo el mes pasado, diseñar software que se centre en utilizar los datos de la ubicación en lugar de ayudar a interpretarlos, añade Bonenberg. 

Galileo también debería acelerar las operaciones de búsqueda y rescate. Hoy puede llevar horas que una señal de socorro llegue a suficientes satélites de órbita baja como para poder confirmar una posición. Los satélites de navegación, que orbitan a mayor altitud, resultan más adecuados para la tarea, pero sólo los satélites de GPS y GLONASS más nuevos disponen del hardware necesario. Sin embargo, todos los satélites de Galileo lo tienen: deberían poder ubicar las radiobalizas de salvamento en 10 minutos. Un canal encriptado estará reservado y a disposición de organismos oficiales para tareas de salvamento.

Hoy la constelación Galileo cuentan con 18 satélites. Durante los próximos tres años, la Agencial Espacial Europea, promotora y operadora del sistema, lanzará seis más, suficiente para una cobertura global de la Tierra. También habrá seis satélites de repuesto; señal de que Galileo ha aprendido la lección de los problemas de GPS y GLONASS con satélites defectuosos. 

Galileo es uno más dentro del número cada vez mayor de sistemas de navegación por satélite. China está desarrollando BeiDou, un sistema propio y que también está previsto se termine en 2020. Otros países, incluidos Japón y la India, disponen de sistemas de navegación regionales en expansión.

Estos sistemas son interoperables, y los investigadores de todo el mundo están desarrollando algoritmos eficientes para combinar las señales procedentes de las múltiples constelaciones de satélites. A medida que más y más satélites entren en funcionamiento, mejor será la ubicación ofrecida por los teléfonos móviles.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Los hackers que ayudan a las mujeres a escapar del acoso digital

    La violencia machista se ha modernizado gracias a aplicaciones de 'stalkerware' y otras tecnologías. Para solucionarlo, la ciudad de Nueva York ha lanzado un proyecto piloto con un grupo de informáticos que ayudan a las víctimas a recuperar su privacidad y aumentar su seguridad

  2. La censura y el consumismo inspiran un nuevo tipo de arte en China

    Los dispositivos tecnológicos, la pérdida de identidad (o la identidad propia), los líderes tecnológicos y las páginas web censuradas se han convertido en objetos artísticos en el país asiático. Sus creadores critican cómo la tecnología está transformado su sociedad a peor 

  3. Los 'youtubers' se rebelan contra las injusticias de la plataforma

    La Unión YouTuberos se ha aliado con el sindicato más grande de Europa para presionar a Youtube para que les dé un trato más justo y aumente su transparencia. Argumentan que algunas políticas de la plataforma de vídeos violan las leyes de privacidad de datos