.

Computación

Este diminuto chip inteligente pondrá 'ojos' a todos sus aparatos

1

Glance, de Qualcomm, está equipado con visión de máquinas y consume muy poca energía. Si se incorpora en aparatos como móviles y neveras podría aportarles nuevas prestaciones como el escaneo de retina y la activación automática

  • por Stacey Higginbotham | traducido por Teresa Woods
  • 20 Abril, 2017

Crédito: Cortesía de Qualcomm.

El fabricante de chips móviles Qualcomm quiere que nuestros dispositivos mantengan un ojo puesto en nosotros.

La empresa está trabajando en una tecnología que combina una lente, un sensor de imágenes y un procesador de baja potencia que ejecuta algoritmos de visión de máquina. El módulo, que Qualcomm ha llamado Glance, resultaría más barato que una cámara y consumiría mucho menos energía, pero podría detectar humanos, determinar si están realizando determinadas acciones (como saltar o andar hacia o en dirección contraria del sensor) e incluso identificar determinados gestos de mano o brazo.

Todas las empresas de computación intentan añadir alguna forma de visión de máquinas a sus productos, tanto para coches autónomos como para instalaciones de envío automatizadas. Aunque Glance aún está tomando forma dentro de la división de I+D de Qualcomm, le proporciona a la empresa una oportunidad para aprovecharse de su experiencia en la computación de baja potencia y entrar en este mercado de rápido crecimiento. Las empresas de dispositivos móviles y los fabricantes de sensores ya están evaluando la capacidad de la tecnología de añadir nuevas capacidades de dispositivos desde smartphones hasta electrodomésticos.

En un smartphone, el hardware Glance podría lograr que las prestaciones de seguridad resulten prácticas, según el director de gestión de productos y desarrollo de negocio de Qualcomm, Jeff Henckels. Dice que los fabricantes están interesados en los escaneos de iris para identificar a las personas y desbloquear móviles - pero la cámara de un dispositivo no podría estar activa de manera continua sin agotar la batería. Un sensor Glance consume alrededor de dos milivatios de energía, frente a los cientos de milivatios del módulo de cámara de un smartphone.

Henkels dice que el sensor Glance puede asomarse constantemente al mundo. Su resolución de 320 por 240 píxeles no basta para abordar tareas como el reconocimiento facial o mapear la imagen del iris de un individuo, pero puede reconocer cuando una persona se enfrenta a la pantalla del móvil y después activar la cámara delantera para escanear su iris, ahorrando así preciosos segundos o varios toques de pantalla dentro de la interacción.

En el hogar, Glance podría ayudar a los electrodomésticos y juguetes conocer lo que sucede a su alrededor. Una muñeca podría detectar cuando la cara de un niño se gira hacia él, por ejemplo.

Henkels dice que muestras de ingeniería del hardware Glance y un kit de desarrollo de software se encuentran en manos de varios fabricantes de dispositivos, y que los distribuidores de smartphone están probando las capacidades de escaneo de iris. Pero rehusó decir cuándo estarán disponibles productos que integran la tecnología, ni cuándo Qualcomm lo convertirá en un producto comercial.

Hay motivos para creer que debería suceder pronto. Durante el último año, Intel ha comprado dos empresas, Movidus y Mobileye, que desarrollan hardware de procesamiento de imágenes dirigidos a dispositivos pequeños y máquinas más grandes como coches. En 2016, la empresa de licenciación de chips ARM compró una empresa llamada Apical para ayudarle a ofrecer visión de máquinas de baja potencia para dispositivos pequeños. Otras start-ups, como Emza de Israel, están persiguiendo el objetivo de módulos de visión de máquinas de baja potencia también. Emza ofrece un módulo que consume menos de cinco milivatios de energía.

El CEO de OneEvent, una empresa que emplea una amplia variedad de sensores para detectar anomalías en los hogares residenciales comerciales, Kurt Wedig, cree que una nueva fuente de datos podría resultar muy útil - pero que algunos consumidores podrían considerar la idea intrusiva.

Glance no es exactamente una cámara, pero puede recopilar informaciones más detalladas que los sensores de movimiento simples que hace mucho que son empleados en la seguridad doméstica y cada vez más en cosas como los cuidados de personas mayores. "Los sensores de movimiento realmente no son invasivos para escenarios como el envejecimiento en el hogar", señala Wedig. "Consigues muchos puntos de datos, y la gente está más cómoda sin las cámaras debido a las preocupaciones de privacidad".

Qualcomm hace hincapié en que Glance no almacena ni envía imágenes. Los únicos datos que el sensor transmite al resto del dispositivo es lo que haya visto - por ejemplo, el hecho de haber detectado a una persona. Qualcomm y otras empresas están apostando por que las nuevas prestaciones posibilitadas por la visión de máquinas finalmente contrarrestarán cualquier preocupación de privacidad.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Dentro de los algoritmos (cada vez más complejos) que llevan los paquetes a la puerta de casa

    Puede que todavía no haya robots que entreguen los paquetes a domicilio, pero la inteligencia artificial ya está muy presente en todo lo que pedimos y nos traen por internet

    Modelo de vehículos con líneas y ruedas
  2. Ningún criminal está a salvo en Bitcoin (pero sí en otros sistemas de criptomoneda)

    Cada vez hay más empresas capaces de analizar los datos de la cadena de bloques para rastrear el dinero hasta dar con la identidad de los delincuentes. Pero han aparecido otros sistemas que sí les permiten esconderse

  3. "Ninguna gran empresa integraría sus operaciones en otra cadena que no fuera Bitcoin"

    El CEO de la 'start-up' Blockchain of Things, Andre de Castro, considera que 'blockchain' es imprescindible para que las compañías establezcan canales de comunicación descentralizados y seguros, una parte más del proceso de transformación digital