.

Robótica

Los robots siguen adueñándose de las tareas, ahora es el turno del montacargas

Las máquinas inteligentes cada vez son capaces de hacer más cosas. Estos dos modelos de Fetch Robotics soportan pesadas cargas y pueden transportarlas por un almacén durante nueve horas seguidas

  • por Jamie Condliffe | traducido por Teresa Woods
  • 10 Abril, 2017

¿Necesita trasladar una carga pesada dentro de un almacén? Olvídese del montacargas: estos robots cumplirán su voluntad.

Salude a Freight 500, en la imagen superior, y su hermano más fornido, Freight 1500. Son las últimas máquinas recién salidas de los laboratorios de Fetch Robotics. Liderada por su CEO, Melonee Wise, que fue una de nuestros 35 Innovadores menores de 35 globales de 2015, Fetch Robotics ya lleva varios años desarrollando robots de almacén asequibles. Ambos son versiones mucho más grandes de un pequeño dispositivo sobre ruedas, llamado Freight, que fue diseñado para seguir a los trabajadores de almacén mientras recogen artículos de las estanterías.

Sus hermanos mayores están intentando reemplazar a los carritos y los montacargas de almacén. Como sugieren sus propios nombres, pueden soportar cargas de 500 y 1.500 kilogramos, respectivamente, y el más grande está diseñado para transportar los tipos de carga que suelen llegar en palés. Una vez cargados, pueden navegar el espacio y evitar obstáculos con una combinación de sensores LIDAR y cámaras estereoscópicas, operar durante hasta nuevas horas por carga y reponer su batería al 90% en una hora.



Estos dos robots se suman a la lista de dispositivos similares del mercado creados por empresas como Clearpath Robotics. Y, por ahora, seguirán coexistiendo con humanos en los almacenes de minoristas en línea como Amazon y Ocado. Esta coexistencia aún es necesaria porque aunque a los robots les resulta bastante fácil levantar una caja grande, todavía no tienen la destreza motora fija y la versatilidad necesarias para levantar, digamos, una pila de baterías seguida por una botella de detergente.

Pero esto puede estar a punto de cambiar. Fetch Robotics ya ha diseñado robots que preparan pedidos, una empresa alemana llamada Magazino tiene una máquina que puede recoger artículos de múltiples estanterías distintas y Ocado ha desarrollado pinzas robóticas que pueden agarrar verduras. Sólo es cuestión de tiempo que empiecen a reemplazar a los humanos dentro de los almacenes.

(Para saber más: Melonee Wise, 33. EmprendedoraDescubre los misterios de las entrañas de Amazon, Freight y Fetch: 'robomozos' de almacén que ni roban ni necesitan calefacción)

Robótica

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. La inteligencia artificial está aprendiendo a excluir las voces afroamericanas

    Interfaces de voz, bots parlantes, chats automatizados y otros sistemas están discriminando ciertos dialectos minoritarios al no contar con datos de ejemplo para poder reconocerlos. Las opiniones y opciones de estos colectivos acaban sesgadas

  2. "Alexa, entiéndeme ya y déjame tener las manos libres para siempre"

    Los dispositivos de inteligencia artificial operados por voz no son sólo gramolas con carácter. Al igual que los teléfonos inteligentes revolucionaron el día a día, estos asistentes podrían convertirse en la principal forma de interactuar con nuestras máquinas

  3. La inteligencia artificial descifra mejor que nadie lo que pasa en el cerebro de un mono

    Uno de los grandes desafíos de la neurociencia es entender cómo el cerebro codifica la información que transmite. Una investigación demuestra que las redes neuronales son la mejor estrategia para traducir el lenguaje del cerebro