.

Móvil

Su nuevo técnico de laboratorio se llama Helix y es un altavoz robótico

Amazon está trabajando en una nueva prestación para su asistente por voz con la que los científicos podrían pedir instrucciones de procesos y datos sin tener que dejar de maniobrar con pipetas y placas de Petri

  • por Jamie Condliffe | traducido por Teresa Woods
  • 15 Mayo, 2017

Alexa, ¿cuál es el próximo paso que tengo que hacer en este análisis volumétrico? Tal vez esta no sea la primera pregunta que le haría a su asistente doméstico cuando se levanta por la mañana, pero sí es el tipo de cuestión que los científicos podrían empezar a hacer dentro de poco a la inteligencia artificial de Amazon. Chemical & Engineering News informa de que el desarrollador de software James Rhodes ha elaborado una aptitud para Alexa llamada Helix que ofrece una mano amiga en el laboratorio. Casualmente (o tal vez no), la esposa de Rodhes, DeLacy, es microbióloga.

Tiene sentido. Aunque la mayoría de la gente pediría que Alexa repasara los titulares de las noticias del día, reprodujera música o pusiera una alarma mientras sus manos están ocupadas cocinando, los científicos podrían estar más interesados en consultar los puntos de fusión, ejecutar cálculos simples o pedir que un procedimiento experimental sea leído en voz alta mientras sus manos, enfundadas en guantes, se pelean con pipetas y placas de Petri.

El software ha sido probado en el laboratorio de DeLacy Rhodes y la pareja lo ha presentado en una reunión de la Sociedad Estadounidense de la Química, donde generó murmullos positivos entre el público.

Por supuesto, la aparición de Alexa en el laboratorio no sería el primer ejemplo de una tecnología de consumo que acaba siendo adorada por los científicos. Tanto si se trata de hackear la tecnología de la cámara 3D Microsoft Kinect, encontrar aplicaciones nuevas para los sensores integrados en los smartphones o aprovecharse de la realidad virtual como un medio de visualización de datos, existe una larga tradición de investigadores que se apropian de hardware comercial para darle usos estratégicos. Las tecnologías comercializadas a menudo proporcionan una manera más asequible de ejecutar el trabajo, y los dispositivos cada vez incluyen más capacidades que antes estaban limitados al hardware personalizado.

De momento, Helix no es más que una prueba de concepto. Pero cualquiera puede registrarse para probar una versión primera funcional. Rhodes planea ampliar sus capacidades, incluso para conseguir que pueda hacer pedidos de materiales de laboratorio, de la misma manera que Echo recibe y ejecuta pedidos de Amazon. La única pega es que Alexa no puede redactar los resultados de los experimentos... al menos por ahora.

 (Para saber más: Chemical & Engineering News, Physicists Build Laser Tweezers Controlled with Kinect, Un microscopio en el teléfono móvil para detectar enfermedades)

Móvil

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. "La realidad virtual genera una reacción primigenia y visceral"

    Para la responsable de Facebook Spaces, Rachel Franklin, uno de los aspectos más importantes de la tecnología es su capacidad de ayudarnos a socializar y a sentirnos presentes de formas nunca vistas. Por eso la 'app' no hace mucho más que eso

  2. El mayordomo robótico de Google ya reconoce hasta seis voces, pero aún responde a cualquiera

    La nueva prestación permite que el asistente Home ofrezca respuestas personalizadas en función del usuario que le habla. Pero si no reconoce la voz de su interlocutor, le hará caso igualmente. Es el primer aparato de su clase con esta opción, una ventaja frente a Alexa

  3. Un poco de ayuda externa logra que el 'smartwatch' de Apple empiece a ser útil

    Su monitor cardíaco está muy lejos de ofrecer algún beneficio médico pero, si se combina con un software de inteligencia artificial, podría llegar a ser capaz de detectar dolencias del corazón. De momento, es lo máximo que ha conseguido este cacharro