.

Otros

Se lanza la primera red de “espacio blanco”

1

La red inalámbrica distribuirá acceso a internet de alta velocidad en zonas rurales del estado de Virginia.

  • por Erica Naone | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 22 Octubre, 2009

Un tipo de tecnología inalámbrica considerada como la mejor opción para proveer el acceso a internet de alta velocidad en comunidades rurales está a punto de ser sometida a su primera prueba real. La primera red inalámbrica de “espacio blanco” usará porciones no utilizadas del espectro de televisión para distribuir el acceso de banda ancha a los residentes de Claudville, Virginia.

Aquellos a favor de la banda ancha rural afirma que el acceso a internet de alta velocidad es necesario para mejorar los cuidados de salud y la educación en comunidades aisladas. Hay otros que simplemente no quieren que sus comunidades se queden atrás mientras que las áreas urbanas acceden cada día a un mayor número de servicios a través de internet.

Sin embargo, llevar la banda ancha a las áreas rurales no es tan fácil como podría parecer. Roger Hayden, director de el Centro de Computación de Claudville y presidente del Grupo de Trabajo para la Banda Ancha en el Condado de Patrick, afirmó en una conferencia de prensa el miércoles que en 2004 llamó a todos los proveedores que pudo encontrar y ninguno estuvo dispuesto a distribuir el acceso a internet de alta velocidad en Claudville. Desde aquel entonces, los gobernantes locales han estado buscando otras formas de obtener un mejor acceso.

Hace tres meses, empezaron a planificar la construcción de una red de “espacio blanco,” que se aprovecha de los fragmentos vacíos del espectro de televisión entre las frecuencias que sí son utilizadas. Es una forma más económica de ofrecer acceso inalámbrico de banda ancha en áreas sin grandes infraestructuras. No obstante la FCC requiere que esta red incluya un tipo de tecnología que evite interferencias con las emisiones ya existentes.

Los canales de televisión normalmente emiten su señal a través de frecuencias inalámbricas que llevan la información a grandes distancias. Por ejemplo, el espectro entre 512 megahercios y 698 megahercios, que normalmente se destinaba a los canales del 21 al 51, ofrece un rango mayor que el Wi-Fi convencional, que opera a 2,4 gigahercios. Debido a la actual transición entre emisiones analógicas y digitales, cada vez hay más frecuencias de televisión que no son utilizadas.

Hasta finales del año pasado, era ilegal operar en estas frecuencias no utilizadas. No obstante en noviembre de 2008 unas nuevas regulaciones de la FCC abrieron esas porciones del espectro, siempre y cuando su utilización siguiese unos estrictos requerimientos para que no interfiriese con los usuarios ya existentes.

Hayden y otros colectivos se pusieron en contacto con Spectrum Bridge, una compañía con sede en Lake Mary, Florida, que ha estado desarrollando una tecnología para redes de espacio blanco. Para construir la red, había que colocar cables de fibra óptica para que llegasen a una localización en Claudville. A partir de ese punto, la señal inalámbrica a través de las frecuencias de espacio blanco viaja alrededor de 1,5 millas desde el router, afirma el director tecnológico de Spectrum Bridge, Peter Stanforth. La fuerza de la señal significa que la red es capaz de cubrir el mismo área que con una décima o una quinceava parte de los nodos que se usarían con un sistema Wi-Fi tradicional. Existe otra tecnología inalámbrica de largo alcance, WiMax, que opera en un espectro con licencia, lo que hace que su implementación sea más cara.

Para evitar conflictos con el espectro actualmente en uso, Spectrum Bridge mantiene una base de datos que hace un seguimiento de qué trozos del espectro se están usando y en qué áreas se usan. Los dispositivos en la red del área de Claudville contactarán con la base de datos de la compañía, informando acerca de su localización, y se les responderá con la frecuencia a la que deben conectarse. Los clientes acceden a la red como lo haría con cualquier punto de acceso de Wi-Fi.

Stanforth afirmó que el sistema de Claudville en la actualidad funciona compartiendo un único canal, aunque el sistema podría ajustarse para usar varios canales en caso de que fuera necesario un mayor ancho de banda. Los ejecutivos de Spectrum Bridge estiman que la instalación de la red cuesta alrededor de 40.000 dólares.

“Esperamos que con esta demostración podamos probar definitivamente que los espacios blancos son una buena solución para la última milla de distancia dentro del acceso a la banda ancha,” afirmó el congresista Rick Boucher, Demócrata en Virginia, y presidente del Subcomité de Comunicaciones, Tecnología e Internet de la Cámara de los EE.UU.

Becca Gould, vicepresidenta de asuntos de gobierno de Dell, y que donó el equipamiento para esta iniciativa, afirmó durante el evento que el uso de redes de espacio blanco “realmente extiende la espina dorsal de internet.” Considera que esta tecnología es la opción más económica para ofrecer conectividad a internet a lo largo de la última milla del área de acceso.

Paula Boyd, consejera de regulación de Microsoft, afirma que una instalación como esta es el único modo de que las áreas rurales completas tengan acceso a internet. (Microsoft ofreció apoyo a la iniciativa, aunque no estuvo realmente involucrada en la construcción de la red de Claudville.) “Si sólo poseyésemos las instalaciones con cables, no podrían darse conexiones en todo Claudville,” afirma, puesto que los proveedores no podrían conseguir la suficiente cantidad de clientes en un área rural como para justificar el coste de instalación del cable necesario. Boyd añade que la FCC aún tiene que finalizar sus políticas sobre espacios blancos y que, hasta que no lo hagan, ningún sistema puede ser certificado más allá de la fase de experimentación.

La red de Claudville se ha instalado bajo una licencia experimental de 18 meses otorgada por la FCC, y Spectrum Bridge llevará a cabo tests para asegurarse de que la red no interrumpe ninguna señal ya existente, así como para poner a prueba su rendimiento en general. “Es una tortura para cualquier radio,” afirma Rick Rotondo, cofundador y director de marketing de Spectrum Bridge, y explica que los numerosos árboles que cubren Claudville y su terreno montañoso realmente pondrán a prueba las capacidades del sistema.

En el futuro próximo, la compañía espera poder expandir la instalación existente para alcanzar más localizaciones en Claudville. “Estamos intentando alcanzar varias localizaciones estratégicas,” afirma Rotondo. “Estamos intentando demostrar cómo se utiliza la tecnología de espacio blanco.”

Por ahora, el servicio de internet a través de la red es gratis, tal y como así lo requiere la licencia experimental. No obstante los ejecutivos de Spectrum Bridge afirmaron que cuando la FCC finalice sus políticas, esperan poder reemplazar el sistema experimental con uno certificado, que les permitiría extender su licencia y cobrar por el servicio.

Otros

  1. Perseverance ha recogido por fin un trozo de Marte

    El róver se recuperó de un intento fallido y ha conseguido una muestra de roca y suelo que podría revelar los secretos de la vida antigua en el planeta rojo. El objetivo es llenar con muestras más de 40 tubos para traer algún día a la Tierra

  2. Vender el rostro para crear IA: el negocio que pone empleos en peligro

    Los personajes de inteligencia artificial basados en personas reales, que obtienen micropagos cada vez que se usa su cara, pueden protagonizar miles de vídeos y decir cualquier cosa en cualquier idioma. Esto tiene consecuencias para los trabajos de actores profesionales

  3. Dónuts gratis y 20 euros: incentivos para animar a la gente a vacunarse

    Sin una directriz clara ni apoyo de los empresarios, muchos trabajadores precarios de EEUU afirman tener miedo de faltar al trabajo o estar demasiado ocupados, y desconocen sus derechos. Expertos y algunas empresas intentan animarles con tiempo libre remunerado para acudir y recuperarse de los efectos secundarios