.

Móvil

El mundo se vuelve más inteligente a la vez que sus mensajes en redes sociales, pero nadie sabe por qué

1

Un estudio defiende que las publicaciones actuales en redes sociales de jóvenes de 15 años son más complejas que las hechas por una persona de cualquier otra edad en 2008

  • por Emerging Technology From The Arxiv | traducido por Patricia R. Guevara
  • 14 Agosto, 2017

Las redes sociales monopolizan nuestra vida diaria y la de los niños. Los padres y los profesores, en particular, batallan día tras día para reducir la cantidad de tiempo que pasa la gente joven en Facebook, Twitter e Instagram. Lo que está en juego es encontrar un equilibrio entre el tiempo que se pasa delante de la pantalla y realizando ejercicio físico.

Las implicaciones en nuestra salud de estar pegados a una pantalla durante 18 horas al día son evidentes, y la actividad física puede aliviarlas. Pero a este riesgo se le suma el miedo a que el uso excesivo del lenguaje propio de internet y las redes sociales provoque una degradación lingüística del idioma. El miedo es que los emoticonos, acrónimos y la gramática informal se conviertan en la receta de un desastre futuro. Pero, ¿es cierto?

Hoy tenemos en cierto modo una respuesta gracias al trabajo del investigador de la Escuela Superior de Economía de la Universidad Nacional de Investigación de Moscú (Rusia) Ivan Smirnov. El investigador ha estudiado la complejidad de los mensajes enviados a través de las redes sociales y la forma en que han cambiado con el tiempo. Su conclusión es tan sorprendente como ilógica.


Evolución en el tiempo de la longitud media de las palabras utilizadas en la red social rusa VK.

Smirnov comienza con el análisis de un conjunto de mensajes de la red social rusa VK, similar a Facebook, publicados entre 2008 y 2016 por casi un millón de personas en San Petersburgo (Rusia). Los datos incluyen un total de más de mil millones de palabras, la edad de los usuarios y la escuela en la que se graduaron. El estudio busca responder a la cuestión: ¿cómo ha cambiado la complejidad de estos mensajes con el tiempo?

Esa complejidad es difícil de medir. Los textos en redes sociales son más difíciles de calibrar que los convencionales porque no siempre utilizan la puntuación de manera convencional; pueden utilizar emoticonos con la función de un punto, por ejemplo.

La idea de Smirnov para solventar este obstáculo es utilizar la longitud media de las palabras como un indicador de la dificultad del mensaje, asumiendo que las más largas transmiten mensajes más complejos. Después, analiza los datos en el tiempo para ver cómo han evolucionado, cómo ha cambiado la complejidad de los mensajes de un usuario con la edad, y cómo varían según el nivel educativo.

Los resultados apuntan a que los mensajes se vuelven más intrincados cuando el individuo pasa la frontera de los 20 años y va creciendo. "La evolución es relativamente estable en partir de los 30 años, y aumenta de nuevo a partir de los 40", explica el investigador. Además, a mayor nivel educativo, mayor complejidad.

La sorpresa es que el aumento en la dificultad de los mensajes despunta aún más con el paso del tiempo. Smirnov sostiene que "la complejidad de las publicaciones crece constantemente, y este incremento no puede explicarse solamente con el factor del envejecimiento".

Los avances en tecnología pueden explicar este crecimiento. Por ejemplo, en el estudio se detecta un aumento particularmente elevado en la complejidad de los mensajes en 2011, momento en el que la mejora de la interfaz de VK permitió publicar mensajes con mayor facilidad.

Pero el incremento general es un rompecabezas sin solución. Sin lógica aparente, explica Smirnov, "los usuarios de 15 años en 2016 escribieron textos más complejos que los usuarios de cualquier edad en 2008".

El investigador lo compara con el efecto Flynn, el aumento continuo del cociente intelectual (CI) medido en todo el mundo desde los años treinta. Este efecto es tan grande que el CI medio de los ciudadanos de EEUU en 1930 es inferior a 80 según los estándares actuales (por definición, el CI medio debe ser 100).

Los expertos no están muy seguros de la explicación a este fenómeno, pero algunos de los factores que se manejan incluyen una mejor nutrición, una mejor educación, familias más pequeñas, y una posible familiaridad con las pruebas.

Por las similitudes del aumento, Smirnov ha bautizado al incremento de la complejidad de los mensajes en redes sociales como el efecto Flynn digital. Pero, de momento, ofrece pocas justificaciones del mismo. Una idea es que la gente escribe publicaciones más complejas a medida que se familiariza con la tecnología. Sin embargo, esto no explicaría por qué los jóvenes de 15 años de hoy escriben mensajes más elaborados que las personas de cualquier otra edad en 2008.

En este misterio del siglo XXI, pueden devanarse los sesos lingüistas, sociólogos y analistas de datos. Los padres y profesores, por su parte, pueden empezar a tranquilizarse: los resultados sugieren que las redes sociales no impiden el desarrollo intelectual, sino que, por el contrario, lo potencian. Pero, de nuevo, esta es una conclusión que requiere investigaciones más sólidas para confirmarse.

Ref: arxiv.org/abs/1707.05755: The Digital Flynn Effect: Complexity of Posts on Social Media Increases over Time.

Móvil

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. De cerca y de lejos: el nuevo enfoque para sustituir las contraseñas por la cara

    Las tecnologías de reconocimiento facial actuales son poco fiables, y las que lo son requieren mucha potencia computacional. Pero una 'start-up' quiere solucionarlo con un nuevo enfoque basado en analizar el rostro de una persona a distintas distancias

  2. Claves para saber si una 'app' de aprendizaje será capaz de enseñarle algo útil

    Al igual que ya pasó con los MOOC, a estas aplicaciones les cuesta mantener enganchado al usuario. Pero su naturaleza ubicua, el componente social y la 'gamificación' están consiguiendo que los usuarios más motivados aprendan idiomas, a tocar la guitarra e incluso a cantar

  3. El (posible) efecto Tinder: parejas más estables y más interraciales

    Las páginas web de citas están cambiando algunos patrones de la sociedad. Estos servicios se han convertido en una de las vías más importantes para conocer pareja, un fenómeno que parece estar traduciéndose en matrimonios más sólidos y más diversos a nivel racial