.

Móvil

La innovación llega a los cuentos infantiles con esta 'app' que los envuelve en sonido

1

Novel Effect reconoce la historia que se está leyendo y emite sonidos ambientales que la acompañan para aumentar la interactividad. Es un paso más dentro de la vertiginosa expansión de los programas de reconocimiento de voz en el día a día

  • por Rachel Metz | traducido por Patricia R. Guevara
  • 06 Septiembre, 2017

El otro día, estaba leyéndole La oruga hambrienta a mi hija. Cuando llegué a la parte en la que la oruga come a través de una manzana, hice una pausa, sorprendida por un inconfundible sonido de masticación que provenía de mi mesa de centro. El sonido procedía de una aplicación llamada Novel Effect que utiliza la tecnología de reconocimiento de voz para insertar efectos de sonido y música en los libros mientras se leen en voz alta. El objetivo es que la experiencia de leer en voz alta en casa o en el aula resulte más atractiva para los niños.

"Así aún se mantiene el compromiso con la historia al tiempo que se aumenta la interactividad. Pero los niños no necesitan tener los ojos pegados a una pantalla y usted consigue reforzar la comunicación cara a cara", afirma el CEO de Novel Effect y uno de sus cuatro cofundadores, Matt Hammersley.

Una versión beta gratuita de la aplicación está actualmente disponible para iPhone y iPad (la aplicación para Android está en camino). Ofrece efectos de sonido para unos cuantos libros como La oruga hambrienta y Donde viven los monstruos.

De momento, Novel Effect obtiene ingresos cuando los usuarios compran libros de Amazon a través de la aplicación. A principios de otoño, la compañía planea lanzar una versión más pulida con efectos de sonido para más de 100 libros; entonces comenzará a cobrar una cuota mensual unos cinco euros por usarla. La compañía ya tiene una colaboración con el editor Hachette Book Group, y está negociando con otros, indica Hammersley.

El esfuerzo que está realizando Novel Effect para conectar el mundo real de los libros con el mundo digital tiene mucho sentido: nos hemos acomodado muy rápido al reconocimiento de voz, desde Siri en los iPhones de Apple hasta Alexa en los altavoces Echo de Amazon. Este año, algo menos de un quinto de la población utilizará un asistente digital al menos una vez al mes, según la firma de investigación eMarketer. La mayoría de la gente que utiliza estos dispositivos tienen entre 25 y 34 años, una franja con altas probabilidades de tener niños en edad de leer con ellos. 

En Novel Effect lo saben muy bien: están participando en el Amazon Alexa Accelerator, respaldado por el Fondo de Alexa dotado con casi 85 millones de euros de Amazon, y que se está ejecutando con el acelerador Techstars.

Para utilizar Novel Effect, hay que abrir el libro específico en la aplicación para que la versión digital acompañe a la del mundo real. Para ello se pide a la aplicación que empiece a escuchar el texto del libro para que pueda analizar su discurso y averiguar dónde se encuentra en la historia, con el objetivo de sincronizar todo tipo de ruidos, desde quejidos por dolor de estómago a relinchos. No es necesario que lea el libro del principio al final; puede comenzar en la página 10 y dar saltos en el orden si quiere. Tampoco importa cuánto tiempo pase en una página, o si la lectura se interrumpe para hablar de otras cosas (Hammersley enfatiza que la aplicación no registra lo que dicen los usuarios, y que sólo busca identificar el texto del libro).

A finales de este año o principios del próximo, la compañía también planea ofrecer una herramienta que permita a cualquier persona crear sus propias historias mejorándolas con efectos y agregar sonidos a los cuentos ya existentes.

Mis experiencias con la versión actual de la aplicación fueron variadas. Me encantó el efecto de masticar y otros sonidos en La oruga hambrienta: la elección del momento fue buena y los ruidos fueron apropiados. Sin embargo, cuando intenté leer Oso Pardo, Oso Pardo ¿Qué Ves?​ no funcionó tan bien ni de lejos: los efectos de piar y croar interrumpieron mi lectura, estropeando la sorpresa de cuál sería el animal que se revelaría a continuación.

Móvil

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. El reconocimiento facial es sólo el principio. La siguiente para del 'smartphone' está en el iris

    Las generaciones del futuro se reirán de los patrones y los códigos PIN para desbloquear un teléfono. El reconocimiento facial del iPhone X marca el inicio de una nueva tendencia en la que los dispositivos serán capaces de identificar al usuario por rasgos como el iris

  2. Un ataque ultrasónico podría hacerse con el control de tu asistente por voz

    Un grupo de investigadores chinos desarrolla una forma de activar y manipular asistentes virtuales controlados por voz a partir de ultrasonidos y sin que el usuario lo pueda detectar

    Una persona utiliza el teléfono móvil
  3. Troles virtuales: el anonimato que limita la realidad virtual

    Los comportamientos inadecuados y el abuso amparados en el anonimato propician la falta de responsabilidad y limitan el potencial de la realidad virtual social

    Ilustración del rostro de Mary Mossey