.

SIMON LANDREIN

Tecnología y Sociedad

Los mejores cursos 'online' de tecnología en 2017 y los que nos esperan en 2018

1

Codecademy, Coursera, edX y Udacity han revelado cuáles fueron sus cursos más populares de 2017 y sus predicciones para este nuevo año. Si busca mejorar en su trabajo, esté atento a las áreas de inteligencia artificial, ciencia de datos y 'blockchain'.

  • por Elizabeth Woyke | traducido por Maximiliano Corredor
  • 03 Enero, 2018

En 2017, las personas acudieron en masa a las clases online sobre inteligencia artificial, criptomonedas y análisis de datos. En 2018 se espera más de lo mismo, según las principales plataformas de educación en línea Codecademy, CourseraedX y Udacity. En respuesta a una solicitud de MIT Technology Review, estas compañías han calculado cuáles fueron sus cursos más populares el año pasado y revelan qué temas creen que atraerán a la mayoría de los estudiantes en la próxima temporada.

Más de 29 millones de personas se han registrado en Coursera, una plataforma en línea que alberga más de 2.000 cursos de universidades como Stanford y Yale. Nikhil Sinha, director de contenido de la empresa, afirma que muchos de los que se inscriben "buscan avanzar en sus carreras" y se sienten atraídos especialmente por los cursos de "tecnología punta". Los tres cursos más populares de Coursera, según el promedio diario de matrículas, están relacionados con la IA: Aprendizaje automático y Redes neuronales y aprendizaje profundo, del experto en inteligencia artificial (IA) Andrew Ng, y Redes neuronales para aprendizaje automático, de la Universidad de Toronto (Canada).

La curiosidad sobre Bitcoin y la tecnología blockchain fue otra de las tendencias de 2017. Coursera informa de que la clase de Bitcoin y tecnología de las criptomonedas de la Universidad de Princeton (EE. UU.) fue la quinta más popular en 2017. Por otro lado, los cursos sobre pensamiento analítico y programación de ordenadores también tuvieron alta demanda el año pasado. La Introducción al Pensamiento Matemático de la Universidad de Stanford (EE. UU.) alcanzó el cuarto puesto en la lista de Coursera en 2017, mientras que la Guía para comenzar con Python de la Universidad de Michigan (EE. UU.) se convirtió en el sexto más estudiado. En séptimo lugar estuvo Algoritmos, Parte I de Princeton (EE. UU.).

Udacity y edX notaron tendencias similares. EdX, una organización sin fines de lucro que ofrece cursos gratuitos en línea de más de 100 instituciones, incluidas Harvard y MIT (ambas de EE. UU.), dice que siete de sus diez mejores cursos en 2017 están relacionados con la informática y la programación, el análisis de datos o la inteligencia artificial. Destacan la Introducción a Python para Ciencia de Datos de Microsoft e Inteligencia Artificial de la Universidad de Columbia (EE. UU.), ambos de reciente lanzamiento. La organización también añadió en 2017 Blockchain para empresas, un curso de la Fundación Linux.

Udacity, otro proveedor de educación en línea, dice que sus programas de "nanogrado" siguieron una trayectoria similar en 2017: sus cinco nanogrados principales tenían relación con inteligencia artificial, programación informática y análisis de datos (ver tabla). Estos cursos intensivos de pago duran varios meses y están diseñados con la colaboración de socios corporativos como Amazon y Google para aumentar la probabilidad de que los graduados puedan encontrar trabajo (ver Los MOOC han muerto, larga vida a los microcursos para empleos tecnológicos). 

El interés en la ciencia de datos también se manifestó en el listado de los cursos más populares de Codecademy de 2017. La clase Aprende Python de la compañía fue su su tercer curso más popular de 2017. Su CEO, Zach Sims, lo atribuye a la creciente cantidad de herramientas que usan este lenguaje de programación para analizar conjuntos de datos complejos. "Las personas no solo están aplicando Python a usos tradicionales como el desarrollo web, sino también a la ciencia y análisis de datos", asegura Sims.

Todas estas plataformas de educación en línea esperan que las tendencias que dominaron 2017 sigan siendo protagonistas en 2018. Codecademy y edX predicen que la ciencia de datos y la informática se encontrarán entre sus áreas temáticas más populares el próximo año. Udacity afirma que expandirá su plan de estudios existente en IA y sistemas autónomos. Y, por su parte, Sinha, de Coursera, dice que la IA, blockchain y "cualquier cosa en la intersección de los negocios y el análisis de datos" seguirán creciendo en importancia.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Lo que dice el último paquete militar de EE UU para Ucrania e Israel sobre el futuro de la guerra

    Esto es lo que nos dicen las prioridades del paquete de gastos de más de 88.000 millones de euros sobre cuatro tecnologías militares y el modo en que están remodelando la forma de hacer la guerra.

    Un Sistema de Misiles Tácticos del Ejército es disparado durante una prueba cerca de Fort Bragg, N.C.
  2. La competencia de Neuralink: las otras empresas de interfaces cerebro-ordenador

    Empresas como Synchron, Paradromics y Precision Neuroscience también se apresuran a desarrollar implantes cerebrales.

    Sección transversal de una cabeza humana genérica con un cable que se extiende hasta el cerebro y desciende hasta el dispositivo Synchron.
  3. Los híbridos enchufables emiten más CO₂ del que se creía

    Los híbridos enchufables se venden a menudo como una transición a los vehículos eléctricos, pero nuevos datos procedentes de Europa muestran que seguimos subestimando las emisiones que producen

    Se supone que los híbridos enchufables son lo mejor de dos mundos: la comodidad de un coche de gasolina y las ventajas climáticas de un vehículo eléctrico de batería. Pero nuevos datos sugieren que algunas cifras oficiales subestiman gravemente las emisiones que producen.  Según los nuevos datos de conducción real de la Comisión Europea, los híbridos enchufables producen aproximadamente 3,5 veces las emisiones que sugieren las estimaciones oficiales. La diferencia está relacionada en gran medida con los háb