.

Un nuevo algoritmo analiza cómo se desliza el dedo sobre el teléfono para averiguar si quien lo está usando es un niño

Móvil

Llega el teléfono que se bloquea automáticamente si lo usa un niño

1

La forma en la que los adultos golpean y hacen clic en sus 'smartphones' es distinta a la de los más pequeños. Este nuevo algoritmo se aprovecha de esto para identificar la edad del usuario con hasta un 97 % de precisión. Parece una forma prometedora de control parental

  • por Rachel Metz | traducido por Wendy Barnet
  • 15 Febrero, 2018

Puede que dentro de muy poco tiempo su teléfono sea capaz de identificar automáticamente si es usted o su hijo de cinco años, quien está tocando la pantalla. Si es su hijo, las aplicaciones que usted haya predefinido se bloquearán para mantenerlas fuera del alcance del pequeño.

Ese es el objetivo de un equipo de investigación de la Universidad de Carolina del Sur (EE. UU.) y de la Universidad de Zhejiang (China). Los investigadores han creado un algoritmo capaz de detectar si su hijo intenta realizar accidentalmente un pedido en Amazon sin que usted lo sepa, por ejemplo.

Ya hay muchas aplicaciones dirigidas a controlar lo que hacen los niños en los teléfonos. Son los padres quienes deben instalarlas y activarlas, pero los niños más expertos en tecnología podrían desactivarlas. Los investigadores estiman que detectar automáticamente el rango de la edad del niño ayudaría a que sus padres pudieran dejarles sus teléfonos sin tener que preocuparse con que tropiecen con una página web inapropiada o accedan a una cuenta de correo electrónico del trabajo.

El estudiante graduado de la Universidad de Carolina del Su Xiaopeng Li, coautor de esta investigación que se está presentando esta semana en una conferencia de tecnología móvil, explica que el equipo ha detectado dos grandes diferencias entre cómo los niños y los adultos deslizan los dedos por las pantallas del teléfono.

Dado que los niños tienen las manos y la punta de los dedos más pequeñas que los adultos, a menudo tocan un área más reducida de la pantalla. Además, el recorrido que hacen sus dedos es más corto y tardan más en hacerlo.

Para obtener datos concretos sobre estas diferencias, los investigadores crearon una aplicación sencilla, y pidieron a un grupo de niños de entre tres y 11 años y a un grupo de adultos de entre 22 y 60, que la usaran. Los participantes tenían que desbloquear un teléfono Android y jugar a un juego basado en números, lo que permitió a los investigadores registrar diferentes tipos de pulsos y golpes. También rastrearon características como la presión aplicada por el dedo de un usuario y el área abarcada.

Los investigadores utilizaron los datos para crear un algoritmo de detección de edad que, según explican, tiene una precisión del 84 % con solo deslizar un dedo en la pantalla, una cifra que aumenta hasta el 97 % después de dar ocho toques.

Para que el resultado sea aún más exacto, el equipo planea incorporar indicadores de movimiento y rastrearlos a través del acelerómetro del smartphone, ya que los investigadores también detectaron que las manos de los niños parecían temblar más que las de los adultos. El algoritmo no se ha incorporado todavía a ningún teléfono, pero parece una forma realmente potente de garantizar que los dedos más pequeños no hagan clic en los lugares incorrectos.

Móvil

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. A la caza del píxel falso: estas 'apps' descubren imágenes manipuladas

    Dos 'start-ups' han desarrollado aplicaciones para nuestro 'smartphone' que utilizan algoritmos con el fin de averiguar si una fotografía ha sido modificada. Su tecnología podría ser muy útil para detectar 'deepfakes', vídeos falsos creados por inteligencia artificial

  2. El teclado QWERTY mantiene su reinado, aunque tiene nuevos rivales

    Desde que se popularizaran las primeras máquinas de escribir hace casi 150 años, el teclado QWERTY es el gran favorito. Dispositivos que captan los movimientos de nuestros dedos o cascos que descifran la actividad cerebral intentarán destronarle, pero estamos demasiado acostumbrados al teclado del ordenador

  3. Las huellas digitales destapan a los troles rusos de Twitter

     Un equipo de investigadores ha analizado tuits publicados por troles rusos para influir en las elecciones estadounidenses de 2016. Estudiando sus patrones de comportamiento, han descubierto que sus campañas de desinformación eran más ambiciosas: su actividad aumentó antes de los comicios franceses y alemanes