.

Thibault Helleputte, 32

Ha desarrollado el primer test bioinformático para diagnosticar varios tipos de artritis de forma temprana

  • Por Maximiliano Corredor

Desde que una persona empieza a tener los primeros síntomas de artritis hasta que el médico puede llegar a determinar qué clase de artritis es, pueden pasar varios dolorosos años. Son muchas las versiones de esta enfermedad, que en conjunto afectan a uno de cada cinco adultos y son la causa principal de discapacidad en las personas mayores. En la mayoría de los casos, los afectados deben dejar avanzar sus primeros síntomas hasta que el médico sea capaz de distinguir un tipo de artritis de otro, lo que puede llegar a causar daños irreversibles.

Esta situación es la que trata de revertir Thibault Helleputte, quien ha desarrollado RheumaKit, el primer test molecular que ayuda a adelantar el diagnóstico de la artritis en fases tempranas, con la consecuente mejora en la calidad de vida de los enfermos. Contar con un diagnóstico claro es fundamental: lo que funciona para la artritis reumatoide no sirve para la osteoartritis, que son los dos tipos más comunes de la dolencia y los que el test de Helleputte es capaz de diagnosticar con mayor precisión.

“Cuando un médico atienda a un paciente que sufra de artritis sin tener un diagnóstico claro por no presentar aún síntomas más avanzados, podrá realizarle una biopsia y utilizar RheumaKit”, explica el investigador. La muestra biológica de líquido sinovial, con el que las articulaciones se lubrican, se introduce en el kit de recolección y transporte, que es enviado al laboratorio. Allí se realiza el análisis molecular del tejido y se obtienen los niveles de la actividad genética de 100 marcadores. DNAlytics, la empresa fundada por Helleputte, enviará en ese momento al médico una notificación de que los resultados están disponibles.

El especialista entonces accede a la plataforma online donde podrá introducir información médica relevante que permita a los algoritmos de la empresa afinar el análisis de la información molecular obtenida. El resultado es un informe con las probabilidades de que el paciente padezca los distintos tipos de enfermedades artríticas. En el caso de que el paciente sufra artritis reumatoide, el proceso alcanza una fiabilidad del 90%. Con esta información, el médico podrá iniciar un tratamiento con hasta tres años de antelación comparado con el procedimiento diagnóstico anterior.

Helleputte empezó a trabajar en el área del análisis bioinformático de datos médicos durante su doctorado, obtenido en 2010, en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica). En 2012 fundó DNAlytics como spin-off universitaria dedicada a proveer consultoría y análisis biomédicos, pero pronto decidió aplicar su experiencia al desarrollo de un test diagnóstico. Mediante muestras y la evolución clínica de los donantes y su posterior diagnóstico, pudo desarrollar y calibrar RheumaKit, que ha sido finalmente aceptado para su uso médico a finales de 2014.

“En la actualidad estamos trabajando para incorporar nuevas características a la plataforma online, como el consejo terapéutico personalizado”, detalla el CEO de DNAlytics. No todos los tratamientos funcionan, a pesar de tener el diagnóstico correcto. La medicina personalizada gracias a los análisis de Helleputte puede mejorar esa faceta también. El objetivo es dar una mejor atención a los enfermos y al mismo tiempo ahorrarle al sistema de salud gastos económicos en tratamientos inútiles.

En palabras de Jonathan Weitzmann, Profesor Jefe del Grupo de Genética y Epigenética en la Universidad Paris Diderot (Francia) y miembro del jurado de los premios MIT Technology Review Innovadores menores de 35 Bélgica, Thibault Helleputte “está afrontando de manera prudente y fiable la integración del análisis de datos con el diagnóstico y la atención al paciente”.


Aquí puedes ver el listado completo de ganadores de MIT Technology Review Innovadores menores de 35 Bélgica 2015