.

Matthieu Claybrough, 26

Su enjambre de drones diagnostica los problemas del casco de un avión en solo 20 minutos

  • Por Elena Zafra

Imaginar un enjambre de drones revoloteando alrededor de un avión de pasajeros puede generar más recelo que tranquilidad en los ocupantes de la aeronave. Un temor infundado en el caso de los creados por la start-up francesa Donecle (Toulouse), que lejos de suponer una amenaza, ayudan a garantizar la seguridad, y de paso, pueden ahorrar cientos de millones de euros a las aerolíneas.

Las aeronaves diseñadas por el fundador y CEO de Donecle, Matthieu Claybrough, tienen unos 80 centímetros de envergadura, ocho rotores y pesan unos cuatro kilos. Su objetivo es sobrevolar las aeronaves ubicadas en el interior de los hangares para buscar daños en su superficie. Esta innovadora propuesta ha convertido a Claybrough en uno de los 10 Innovadores menores de 35 Francia 2016 de MIT Technology Review.

Mediante cámaras y un avanzado software, los drones escanean y detectan en tiempo real defectos en el casco, como los que se producen por el impacto de rayos durante el vuelo. Puede parecer un fenómeno esporádico, pero cada uno de los más de 27.000 aviones comerciales en activo sufre, de media, un impacto de rayo al año.

Con la tecnología de Donecle, un enjambre de tres drones y un solo operador son suficientes para examinar un avión de fuselaje estrecho en solo 20 minutos. Los aparatos de Donecle se orientan y navegan de forma autónoma -sin necesidad, por ejemplo, de GPS- gracias a un sistema de Localización y Mapeado Simultáneos (SLAM, por sus siglas en inglés). "Llevan sensores láser con los que adquieren una nube de puntos en 3D midiendo la distancia desde el dron hasta lo que éste ve. Luego procesan la información para estimar su posición relativa en respecto a la aeronave", explica Claybrough.

El SLAM es conocido desde hace años, pero Donecle lo ha mejorado para aumentar la autonomía y rapidez de operación de sus drones. En lugar de partir de cero para mapear el entorno, su ejército volador dispone de una imagen en 3D precargada. A partir de ella, su software está entrenado para aprovechar el hecho de que ya conoce el modelo de la aeronave que van a inspeccionar. "El procesamiento es mucho más rápido y la estimación de la posición puede realizarse en el dron de forma autónoma", destaca Claybrough.

Los tipos de inspecciones que pueden realizarse están también preprogramados en el sistema y el operador solo debe seleccionar el apropiado. En cuanto a la información de las imágenes que captan (posición, tamaño de defectos, inscripciones, marcas en la cubierta del avión, etcétera) es también procesada y clasificada a bordo del dron. La aeronave únicamente envía a tierra, vía wifi, la información relevante, lo que ahorra tiempo de postprocesado.

Hasta ahora las inspecciones visuales son realizadas por unos 15 operarios con plataformas hidráulicas y otros equipos pesados. El equipo tarda entre seis y ocho horas en completar un reconocimiento estándar. Donecle puede realizar la misma inspección 20 veces más rápido. Los drones de Claybrough podrían utilizarse también en el examen de túneles, turbinas eólicas, puentes, barcos y otras grandes infraestructuras donde el proceso es lento y puede ser peligroso para los operarios.

Para el responsable del Programa de Iniciativa Empresarial e Innovación de la Ecole Polytechnique, Matthieu Somekh, que ha sido juez de MIT Technology Review Innovadores menores de 35 Francia, esta tecnología representa "una importante innovación que mantiene un fuerte crecimiento y se dirige a un mercado muy grande".

En efecto, las aerolíneas están obligadas a inspeccionar regularmente sus aeronaves, especialmente si han estado expuestas a fenómenos como el impacto de rayos o granizo. Y cada hora que una de ellas está inactiva, por ejemplo, siendo examinada, les genera pérdidas de alrededor de 10.000 dólares (unos 9.000 euros). Un sistema como el Donecle, capaz de realizar inspecciones de forma más eficiente y rápida, resulta, por tanto, muy prometedor.


Descubre todos los proyectos de los ganadores de Innovadores menores de 35 Francia 2016