.

Luciana Tenorio, 26

Su cubierta resistente a los rayos UV permitiría construir un invernadero habitable en Marte

  • Por María C. Sánchez

Desde hace décadas inversores públicos y privados participan en proyectos que estudian las condiciones de vida en Marte y los retos a los que se enfrentaría una futura expedición. Una de las mejores aproximaciones para estudiar el terreno marciano sin salir de casa consiste en analizar zonas de la Tierra con condiciones similares a las del planeta rojo, una de las cuales está siendo llevada a cabo por la organización Mars Society.

Luciana Tenorio, arquitecta por la Universidad Ricardo Palma (Perú) y la Universidad Politécnica de Madrid (España), es una de las profesionales reclutadas por la compañía en Perú para llevar a cabo estudios en su base situada en el desierto de Utah (EEUU). Tenorio ha desarrollado una cubierta aislante que puede retener un 99,7% de rayos ultravioletas (UV) y evitar que incidan sobre las plantas de un invernadero.

La exposición directa a los rayos ultravioletas es uno de los principales problemas a los que se enfrentaría una colonia terrestre en Marte. Tenorio ha atajado el asunto desde la arquitectura para crear un módulo que, además de contener plantas, sea habitable para los astronautas, aunque su funcionamiento sea menos eficiente que el de un invernadero real. Para ello, ha mejorado la resistencia a la radiación UV del invernadero sin modificar su estructura, que actualmente se compone de policarbonato. Además, su aislamiento no debe ser permanente para que pueda ser trasladado en cualquier momento en función de las necesidades.

Para elegir el mejor material para su cubierta, la joven arquitecta contactó con una empresa textil que comercializa una tela de algodón con un revestimiento especial a partir de algas que le confiere una alta protección contra la radiación UV. Tenorio comenzó a hacer pruebas con diferentes proporciones de algodón y materiales más elásticos "hasta conseguir un material ajustable", explica.

Para que no pierda consistencia, este tejido se coloca sobre un esqueleto de aluminio. La estructura es sencilla e independiente del armazón de policarbonato, y puede plegarse y transportarse como una mochila.

Para el prototipo se utilizó aluminio en vez de fibra de carbono, por la restricción de presupuesto. Según la arquitecta, este aspecto no influye en los resultados, aunque la versión con fibra de carbono que se llevaría a Marte "aporta mejoras al ser más fuerte y ligera", explica.

Las pruebas llevadas a cabo demostraron que el nuevo material disminuye un 20% más la entrada de radiación que la semiesfera de policarbonato original. Su retención de rayos UV alcanza el 99,7%, aunque Tenorio aspira a "llegar al 100% de aislamiento para minimizar riesgos en Marte".  Por otro lado, esta segunda piel es más permeable, lo que permite que se genere el efecto invernadero sin que la radiación UV dañe a las plantas en su interior.

En este momento el prototipo viable y registrado de Tenorio será almacenado por la organización Mars Society para su posible uso. Además, la joven innovadora trabaja con el Grupo de Astrobiología Perú en los trámites para construir una base marciana en Arequipa (Perú). En el futuro quiere hacer pruebas con otras estructuras que implican el uso de tecnologías emergentes. En particular un habitáculo que se infla con energía solar y está basado en los neumáticos de helio que utiliza la NASA.

Para Vicente Rodríguez, investigador en materiales del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (México) y miembro del jurado de los premios MIT Technology Review Innovadores menores de 35 Perú 2015, Tenorio demuestra ser "una persona hiperactiva e inquieta" con una propuesta "futurista" que "merece ser ganadora de este reconocimiento por su corta edad y osadía".


Aquí puedes ver el listado completo de los 5 ganadores de Innovadores menores de 35 Perú 2015.