.

Innovadores menores de 35

Visionarios

Estos jóvenes ven el mundo bajo un prisma distinto al del resto de la gente que les permite descubrir nuevos y potentes usos para las tecnologías

Adrienne Felt, 30

Google Chrome

La mujer que lidera la lucha por que internet sea un lugar más seguro para todos

La próxima vez que abra el navegador web Google Chrome, eche un vistazo al pequeño icono verde que aparece en el lado izquierdo de la barra de URL cuando una página web segura. Tiene forma de candado, y si es de color verde señala que la página web en la que se encuentra encripta los datos que fluyen entre usted y la página web. Pero no todo el mundo saben qué es ni para qué sirve, y es allí donde entra Adrienne Felt.

Como ingeniera de software de Chrome, Felt ha asumido la quijotesca tarea de hacer que internet sea más seguro y ayudar a los usuarios del navegador más popular del mundo a tomar decisiones inteligentes e informadas sobre su seguridad y privacidad en línea. Esto incluye liderar un proyecto de años centrado en convencer a las páginas web del mundo, que tradicionalmente utilizaban el protocolo no encriptado de HTTP para enviar datos de un punto a otro, para que adopten la versión segura: HTTPS.

¿Por qué cuesta tanto elaborar medidas de seguridad que sirvan a todo el mundo?

En parte, se debe a que las medidas de seguridad generalmente impiden a la gente hacer cosas. La manera en la que protegemos a los usuarios es diciéndoles que no. Pero esto tiene unos costes muy reales. Se puede asustar a la gente... y hasta provocar que dejen de usar internet. Por otro lado, si no se hace nada se generan altos riesgos para las personas y sus datos. Entonces, hay que averiguar cómo lograr el equilibrio perfecto. Y con muchos miles de millones de usuarios, es muy difícil dar con un equilibrio que satisfaga a todos. 

Una manera en la que está intentando aumentar la seguridad de la gente en línea consiste en animar a las páginas web a emplear HTTPS. ¿Por qué este proceso es tan complicado?

Piense en una página como la de The Washington Post. Cuando se acude a la página de inicio del Washington Post, se van a cargar 100 [activos] distintos [de varias páginas web]. Todos ellos han de soportar HTTPS antes de que el propio diario pueda hacerlo. Las páginas han de asegurarse de que no sufran sus ingresos, de que sus clasificaciones de búsqueda no salgan perjudicadas ni de perder rendimiento. Y después, pueden hacer la transición. Todas estas cosas se pueden hacer. Las páginas están realizando esta transición a escala de manera muy exitosa ahora mismo. Pero requiere trabajo.

Ahora que muchas de las páginas web más importantes han realizado la transición de HTTP a HTTPS,  ¿en qué se está centrando ahora?

Hay muchas, muchas páginas por ahí, y eso es un problema. Algunas apenas tienen mantenimiento, otras son operadas por dentistas, peluqueras, maestros de primaria, y no preveo que tengan prisa por adoptar HTTPS. La cuestión es: "Vale, hemos abordado todas las páginas realmente populares y empezamos a abordar las medianas, ¿qué hacemos con el resto de internet?" No quiero llegar al punto de: "Sí, genial, estás seguro si acudes a [la página] de una empresa grande pero no si acudes a una pequeña página independiente". Quiero que la gente sienta que puede acudir a cualquier parte de la web. 

Vídeo: conferencia de Adrienne Felt (en inglés)

Por Rachel Metz