.

Derek Brahney

Biomedicina

TR10: Videncia genética

1

Los estudios genéticos a gran escala están ayudando a los científicos a predecir enfermedades comunes y rasgos humanos

  • por Antonio Regalado | traducido por Mariana Díaz
  • 22 Febrero, 2018

  • ¿Qué? Los científicos pueden utilizar el genoma de una persona para predecir qué probabilidades tiene de sufrir una enfermedad cardiaca o cáncer de mama, e incluso su cociente intelectual.

  • ¿Por qué? Las predicciones basadas en el ADN podrían convertirse en el próximo gran avance de la salud pública, pero incrementarán los riesgos de discriminación genética.  

  • ¿Quién? Helix, 23andMe, Myriad Genetics, UK Biobank, Broad Institute.

  • ¿Cuándo? Ya.

Algún día los bebés recibirán un informe sobre su ADN al nacer. Esta información ofrecerá predicciones sobre las probabilidades de sufrir un ataque al corazón, padecer cáncer, desarrollar adicción al tabaco y tener una inteligencia superior a la media. La ciencia capaz de ofrecer esta información ha llegado repentinamente, gracias a estudios genéticos masivos, algunos de los cuales involucran a más de un millón de personas.

Al parecer, las enfermedades más comunes y muchos comportamientos y rasgos, incluida la inteligencia, son el resultado de muchos genes que actúan en conjunto. Gracias a los datos de grandes estudios genéticos en curso, los científicos están creando lo que ellos llaman "puntuación de riesgo poligénica".

Aunque los nuevos análisis de ADN informan de probabilidades pero no de diagnósticos, podrían beneficiar enormemente a la medicina. Por ejemplo, si las mujeres con alto riesgo de cáncer de mama se someten a más mamografías y las de bajo riesgo a menos, esos exámenes podrían detectar más cánceres reales sin generar tantas falsas alarmas.

Las compañías farmacéuticas también pueden emplear las puntuaciones en ensayos clínicos de medicamentos preventivos para enfermedades, tales como el Alzheimer y las dolencias cardiacas. Al elegir voluntarios con más probabilidades de padecerlas, pueden evaluar con mayor precisión la eficacia de los medicamentos.

El problema es que las predicciones están lejos de ser perfectas. ¿Quién querría saber que podría desarrollar Alzheimer? ¿Qué sucede si una persona con una puntuación de bajo de riesgo de cáncer pospone la evaluación y luego acaba desarrollando un cáncer?

Las puntuaciones de riesgo poligénicas también generan polémica porque pueden predecir cualquier rasgo, no solo las enfermedades. Por ejemplo, ya son capaces de pronosticar aproximadamente el 10% del rendimiento de una persona en pruebas de cociente intelectual. Y a medida que las puntuaciones mejoren, es probable que las predicciones de cociente intelectual de ADN se conviertan en algo rutinario. Pero, ¿qué harán los padres y los educadores con esta información?

Para el genetista del comportamiento Eric Turkheimer, la posibilidad de que los datos genéticos se usen tanto para bien como para mal es lo que hace que la nueva tecnología resulte "apasionante y alarmante al mismo tiempo".

Si quieres saber más sobre la TR10 Videncia genética, no te pierdas nuestro reportaje Riesgos y beneficios de predecir el futuro de las personas con su ADN

 

Biomedicina

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. El universo creó los animoácidos poco después del Big Bang

    Parece que colonizaron el universo primitivo mucho antes de que surgiera la vida, unos 9.000 millones de años antes. Esto contradice la clásica idea de que estas moléculas son un indicio del potencial de crear vida y complica las investigaciones que intentan descubrir su origen

  2. Un nuevo magnetómetro podría diagnosticar fallos cardíacos en fetos

    El gran avance del dispositivo es que funciona a temperatura ambiente, lo que le permite acercarse lo suficiente al órgano como para captar sus señales magnéticas. Gracias a él, se podrían empezar a medir signos biomagnéticos de órganos como el cerebro, que hasta ahora eran imposibles de registrar

  3. Este algoritmo detecta los ataques cardíacos tan bien como un humano

    Una red neuronal entrenada con datos de pacientes ha igualado la capacidad de los cardiólogos para analizar las señales que detectan un infarto de miocardio. El aprendizaje automático progresa y su potencial para aplicaciones médicas es enorme