.

Computación

Glosario 'blockchain': tecnicismos de cadena de bloques de la A a la Z

1

Una nueva tecnología requiere un diccionario para definir sus nuevos conceptos, herramientas y funciones. Con esta guía descubrirá cosas como, qué es una función 'hash' y una bifurcación dura o blanda, cuál es la diferencia entre Bitcoin y 'blockchain' y cómo funciona un protocolo de consenso

  • por Mit Technology Review Editors | traducido por Mariana Díaz
  • 25 Abril, 2018

Altcoin: una criptomoneda con un funcionamiento muy parecido al de Bitcoin pero con algunas diferencias, como la capacidad de procesar transacciones más rápido.

Bifurcación: un cambio en el mecanismo que siguen las reglas de software de una cadena de bloques para definir que una transacción (o bloque) es válida. Permiten crear proyecto que se bifurca del proyecto principal u oficial a partir del código fuente preexistente.

Bifurcación dura: Un cambio en las reglas que debe ser adoptado por todos los nodos de una red, o bien abandonar la red.

Bifurcación blanda: un cambio compatible con versiones anteriores que depende solo de que la mayoría de los nodos adopten las nuevas reglas.

Cadena de bloques (o blockchain): estructura para almacenar datos en la que grupos de transacciones válidas, llamados bloques, forman una cadena cronológica con cada bloque vinculado al anterior de manera criptográfica (ver Todo lo que debe saber sobre 'blockchain' y nunca se atrevió a preguntar).

Cadena de bloques con permiso: una base de datos compartida estructurada en forma de cadena de bloques que requiere que los participantes obtengan una autorización antes de leer o escribir en la cadena. Son distintas a las cadenas de bloques sin permisos y acceso libre a las que cualquiera puede unirse sin necesidad de una autorización.

Contrato inteligente: un programa informático almacenado en una cadena de bloques que, si se cumplen las condiciones codificadas en el programa, mueve de manera automática los activos digitales entre las cuentas. Sirve como una forma de crear una promesa matemáticamente garantizada entre dos partes (ver Ojo, los contratos inteligentes de Ethereum están llenos de fallos).

Criptomoneda (o criptodivisa): un activo digital poco común definido por un protocolo de blockchain que se intercambia a través de ese sistema de cadena de bloques (ver Las criptomonedas democráticas y anónimas seducen a los grandes bancos).

Descentralización: una medida difícil de cuantificar de la resistencia de una red frente a ataques. Se mide en función de la distribución del control de la cadena de bloques entre sus distintos usuarios, una función de qué tan amplio se distribuye el control entre los diferentes actores (ver Bitcoin y Ethereum no están tan descentralizadas como nos hacen creer).

Función hash: o función de resumen, es una herramienta criptográfica que convierte cualquier entrada en una serie de caracteres que actúa como huella digital (llamada hash) de los datos y la cual es prácticamente imposible de descifrar (ver Si no puede parar a los hackers, retráseles con criptografía inteligente).

Minería: el proceso por el cual los nodos de Bitcoin, Ethereum y muchos otros sistemas de cadena de bloques (aquellos que usan el protocolo de consenso conocido como prueba de trabajo) agregan nuevos bloques a sus respectivas cadenas y generan nuevas criptomonedas (ver Cada vez hay más ordenadores secuestrados para hacer dinero con 'blockchain').

Oferta inicial de monedas (ICO): un mecanismo de recaudación de fondos basado en blockchain en el que los empresarios acuñan nuevas criptodivisas y las venden a los inversores como si fueran acciones (ver Las ofertas iniciales de moneda, bajo el ojo del huracán en 2018).

Protocolo de consenso: es el proceso codificado en forma de software que los ordenadores de una red, llamados nodos, llegan a un acuerdo sobre un conjunto de datos para garantizar su veracidad (ver El plan para que Bitcoin deje de consumir tanta energía como Nigeria ya está en marcha).

Prueba de participación: un nuevo protocolo de consenso mediante el cual, en lugar de minar bloques, los ordenadores (o nodos) de la red pueden validar y realizar cambios en la cadena de bloques en función de su participación económica.

Prueba de trabajo: el protocolo de consenso que utiliza Bitcoin y muchas otras criptomonedas. Para agregar un nuevo bloque, los mineros deben calcular un hash que cumpla ciertos criterios. Este cálculo consume mucha energía y tiempo, ya que para llegar a él hay que hacer un montón de conjeturas aleatorias, lo que disuade los intentos de fraude.

Sistema de contabilidad distribuida (DLT, por sus siglas en inglés): un sistema, más bien un registro de contabilidad en forma de cadena de bloques, que permite crear una base de datos compartida protegida criptográficamente (ver La utilidad de Bitcoin en el futuro es independiente de la moneda).

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Aislar el protocolo de consenso podría revolucionar 'blockchain'

    Las grandes debilidades de los contratos inteligentes en cadenas de bloques, como su falta de confidencialidad y sus limitaciones de ejecución, podrían solucionarse con este enfoque de la 'start-up' Oasis Lab, cuya idea ya ha recaudado casi 40 millones de euros en inversiones

  2. La computación a exaescala busca máquinas pero también aplicaciones

    Mientras los ordenadores cuánticos funcionales siguen intentando despegar, los países compiten en el terreno de la supercomputación. Los primeros superordenadores a exaescala podrían llegar en 2021, pero también hacen falta programas especializados para que sean realmente útiles

  3. La propia naturaleza de Bitcoin le impide ser tan importante como el oro

    La seguridad de la criptomoneda estriba en que resulta carísimo atacarla. Pero si su valor aumenta infinitamente, resultará más rentable atacarla, dado que su seguridad solo aumenta linealmente, según una investigación que intenta aportar un punto de vista científico a los debates sobre las criptomonedas