.

Yang2020

Tecnología y Sociedad

"La renta básica universal es lo más efectivo que podemos hacer"

1

El candidato demócrata a presidente de EE. UU. para 2020 Andrew Yang centrará su campaña en abordar los retos económicos y sociales de la cuarta revolución industrial a causa de la automatización con políticas de renta básica universal y asesores expertos en inteligencia artificial

  • por Erin Winick | traducido por Ana Milutinovic
  • 27 Diciembre, 2018

En febrero supimos que Andrew Yang iba a competir para convertirse en el candidato a presidente de EE. UU. del Partido Demócrata en las elecciones de 2020. ¿Su misión? Preparar al país para una economía dominada por la automatización de empleos. Pero, ¿cómo pretende hacerlo? Yang dedicó un rato a MIT Technology Review durante la reciente conferencia Work Awesome en Nueva York (EE.UU.) para hablar sobre su postura en relación a los camiones autónomos, las regulaciones sobre la inteligencia artificial (IA) y su tema favorito, la renta básica universal (RBU).

¿Por qué quiere centrar su campaña en la automatización y la RBU? No son temas habituales para los candidatos a presidente.

Porque estoy convencido de que está impulsando la disfunción social, económica y política de la que estamos siendo testigos ahora mismo. La causa por la que Donald Trump es nuestro presidente es porque se han automatizado cuatro millones de empleos en los estados que él necesitaba para ganar, y ganó. Y todos los que trabajan en tecnología saben muy bien que estamos a punto de hacer lo mismo con millones de trabajadores minoristas, empleados de centros de llamadas, de comida rápida, conductores de camiones y muchos más en toda la economía.

Para mí, el tema de mi campaña no fue como: "Voy a presentarme a candidato a presidente y ya decidiré en qué tema me centraré". Aspiro a ser presidente porque sé que estamos en la tercera y mayor transformación económica de la industria del mundo y nuestros políticos no lo entienden del todo.

¿Cree que la automatización está creando un cambio principalmente negativo en Estados Unidos?

Suelo centrarme en la conducción de camiones porque es un tema que la gente entiende. Deberíamos estar celebrando la posible automatización de la conducción de camiones, ya que podría salvar miles de vidas: aproximadamente 4.000 estadounidenses mueren en accidentes con camiones cada año.

Pero por otro lado, tenemos a 3,5 millones de estadounidenses que conducen camiones para ganarse la vida. Es posible que haya disturbios y conflictos masivos, especialmente si se tiene en cuenta que hay otros cinco millones de estadounidenses que trabajan en las estaciones de servicio, moteles y restaurantes que dependen de las paradas de los camioneros. Así que es demasiado simplista afirmar que la automatización es algo bueno o es algo malo. Mi misión como presidente es lograr que tenga el mayor impacto positivo posible para la mayor cantidad de personas.

¿Cuándo cree que se producirán estos cambios en la industria camionera? Actualmente hay una escasez de conductores de camiones, y algunos piensan que estas tecnologías podrían ayudar a resolverlo.

Hay una enorme escasez de camioneros. Es un trabajo muy difícil y propenso a la rotación de personal porque es muy duro para el cuerpo. Eso acelerará la automatización del trabajo, porque dicen: "Parece que falta medio millón de camioneros, así que vamos a automatizarlo".

El plazo, según me dicen los expertos, es de entre cinco y diez años. Al principio veremos un modelo híbrido. Para empezar, habrá un conductor humano en un camión y un robot en otro camión que seguirá al primero. Pero en poco tiempo habrá mini convoyes, y los humanos se subirían a la cabina a unos 25 kilómetros de un área urbana densamente poblada.

Usted es conocido por defender la renta básica universal para solucionar la automatización. ¿Qué información y datos cree que se necesitan para probar y validar mejor la RBU como una posible solución?

Es un error pensar que no tenemos información sobre esto. Sí que la tenemos. Se han implementado muchos de programas orientados a la renta básica en las últimas décadas. Me quedé impresionado cuando vi los datos. Eran muy claros: si se pone dinero en manos de las personas su modo de vida mejora, y para mí ese es el paso más grande y más efectivo que podemos hacer como país para ayudar a gestionar la transición en la que nos encontramos.

Obviamente, la RBU se asocia a un coste enorme. Si se implementara, ¿cree que también sería necesaria una asignación adicional de recursos para temas que van más allá de la automatización como prácticas de aprendizaje o programas de formación digital?

Soy un gran defensor de la inversión en los programas de formación técnica y profesional y de las prácticas. Pero organizar todo eso en los niveles más altos nos llevaría años, tal vez incluso décadas. Y durante ese tiempo se eliminarán millones de los empleos más comunes en la economía. Por lo tanto, tenemos que ser realistas sobre lo que podemos lograr y en qué plazo. Es mucho más factible modificar nuestros flujos de capital que revisar un sistema educativo disfuncional o formar a millones de estadounidenses para trabajos que podrían ser adecuados o no.

"El objetivo es evitar una carrera armamentística en torno a la IA, pero es mucho más fácil evitarla cuando somos los líderes que cuando otro país está muy por delante"

¿Qué otros temas tecnológicos cree que deberían priorizarse en la campaña de las próximas elecciones?

Creo que la inteligencia artificial debería ser un tema muy importante en las elecciones. La gente de Silicon Valley [EE. UU.] me cuenta que va a ser difícil mantenerse al día con China debido a la escala de recursos que China está invirtiendo. Es un sector en el que el liderazgo estadounidense está en verdadero peligro. Ahora dependemos de empresas privadas que, a pesar de su ingenio, no tienen los recursos para mantenerse al día con las capacidades del Gobierno chino. Básicamente, el Gobierno chino está dando cheques en blanco para varias compañías de IA. Eso es algo que preocupa mucho a las empresas de IA del resto del mundo. Y les he dicho que, como presidente, las ayudaré.

El objetivo es evitar una carrera armamentística en torno a la IA, pero es mucho más fácil evitarla cuando somos los líderes que cuando otro país está muy por delante.

Por otro lado, ¿cree que se deben implementar normativas para regular la IA?

La respuesta es definitivamente sí, y muchos de los tecnólogos con los que hablé en Silicon Valley estuvieron de acuerdo con eso. Así que, como presidente, una de mis propuestas será crear un nuevo Departamento de Tecnología y la figura de secretario de Estado de tecnología que no sea un administrador, no un político, sino un verdadero tecnólogo al que otros tecnólogos admiraren y respeten. Esa persona tendría su sede en Silicon Valley, cerca de la acción.

Necesitamos que nuestros tecnólogos de mayor rango se conviertan en consultores para asegurarnos de que, francamente, las cosas no se vuelvan locas y que no terminemos haciendo algo que amenace a la humanidad. Se trata de una posible amenaza existencial, por lo que es responsabilidad de cualquier gobierno establecer algún tipo de salvaguardia.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Los conductores de Uber serán autónomos dependientes en California

    La medida aumentaría los derechos laborales de estos trabajadores, pero para los expertos, no es suficiente. Por su parte, Uber y otras empresas de transporte han rechazado la propuesta de ley y van a financiar una campaña para que la gente pueda votar en contra de esta nueva categoría de empleo

  2. Culpar a los videojuegos de los tiroteos: una excusa para los blancos

    Cuando el tirador es un joven blanco, los asesinatos se intentan atribuir a un problema con los videojuegos violentos, pero cuando el tirador es negro, la gente inventa una narrativa inquietantemente racista. El problema real del que mucha gente no quiere hablar está en el control de armas

  3. Los venezolanos que se ganan la vida entrenando coches autónomos

    Ante la crisis de su país, miles de venezolanos trabajan en plataformas de etiquetado de datos para que los vehículos sin conductor no se choquen. Aunque ese trabajo en la sombra es su único sustento en muchos casos, no son considerados como empleados ni reciben una remuneración justa