.

Cortesía de los investigadores

Inteligencia Artificial

Una IA de transferencia de estilo recrea un cuadro perdido de Picasso

1

'El viejo guitarrista ciego' se creó sobre un lienzo en el que el artista ya había pintado otro cuadro del que, hasta ahora, solo teníamos unas ligeras siluetas. Esta técnica de inteligencia artificial ha aplicado el estilo del período azul a la imagen recuperada para dar lugar a una pintura totalmente nueva

  • por Emerging Technology From The Arxiv | traducido por Ana Milutinovic
  • 25 Septiembre, 2019

El viejo guitarrista ciego es probablemente el cuadro más famoso del período azul de Picasso. Data de 1903-1904, cuando el joven artista vivía en la pobreza en París (Francia). Picasso usó el color azul para representar el sufrimiento emocional y la desolación que experimentaba en ese momento.

Pero esta pintura resulta interesante por otra razón. Hace mucho tiempo que los historiadores del arte notaron la presencia del rostro de una mujer fantasmal casi invisible debajo de la pintura. En 1998, los conservadores del Instituto de Arte de Chicago (EE. UU.), donde se encuentra expuesto, lo fotografiaron con rayos X y luz infrarroja para ver qué había debajo.

Estas imágenes mostraron una pintura completamente diferente. Se trata de una mujer sentada con el brazo izquierdo extendido. Luego, los investigadores combinaron esta pintura con una composición que Picasso había dibujado en una carta a un colega, que data de la misma época.

Los hallazgos fascinaron al mundo del arte. Los artistas suelen pintar encima de otros trabajos anteriores, especialmente durante los tiempos de miseria cuando el lienzo escaseaba.

La nueva imagen ofreció una importante idea sobre la evolución del trabajo de Picasso, sus temas y su forma de pensar durante su etapa azul. Es algo de una enorme importancia ya que quizás es el artista más importante del siglo XX.

Pero desde un punto de vista estético, lo que se recuperó resulta decepcionante. Las imágenes infrarrojas y de rayos X solo muestran los contornos más débiles, y aunque se pueden usar para deducir la cantidad de pintura que usó el artista, no muestran ni color ni estilo. Por lo tanto, sería de gran interés tener una forma de reconstruir la pintura perdida de manera más realista.

Eso es junto lo que han hecho los investigadores del University College de Londres (Reino Unido), Anthony Bourached y George Cann. El equipo ha utilizado una técnica de visión artificial llamada transferencia de estilo neuronal para recuperar la pintura de Picasso en color por primera vez. Su enfoque ha permitido incluir la pintura en el período azul del artista.

Los estudiosos han utilizado la misma técnica para recuperar pinturas perdidas de otros artistas y aseguran que tiene el potencial de transformar la forma en la que trabajan los historiadores del arte.

Primero algunos antecedentes. La transferencia de estilo neuronal fue desarrollada en 2015 por el investigadors de la Universidad de Tubinga (Alemania) Leon Gatys y sus colegas. Proviene de cómo la que las redes neuronales aprenden a reconocer imágenes de diferentes tipos.

Las redes neuronales consisten en capas que analizan una imagen en diferentes escalas. La primera capa puede reconocer las características amplias como los bordes, la siguiente capa detecta cómo estos bordes crean formas simples como círculos. La siguiente capa reconoce patrones de formas, como dos círculos muy juntos, y otra capa podría etiquetar estos pares de círculos como ojos.

Este tipo de red sería capaz de reconocer los ojos en pinturas en una amplia variedad de estilos, desde Leonardo da Vinci hasta Van Gogh y Picasso. En cada caso, los ojos forman un patrón similar que la máquina es capaz de distinguir.

Lo que hicieron Gatys y sus compañeros fue entrenar una red a reconocer el estilo artístico; por ejemplo, para distinguir una obra de Van Gogh de una de Picasso. Su gran descubrimiento demostró que la capacidad de distinguir el estilo estaba completamente separada de la de reconocer caras u otros objetos. De hecho, Gatys y sus colegas pudieron separar esta habilidad y usarla a la inversa. Introdujeron una imagen en la red neuronal, que luego transifieron el estilo sobre ella.

Este proceso les permitió convertir cualquier imagen al estilo de otro artista. Desde entonces, su trabajo ha tenido mucha influencia. Varios grupos lo han usado para crear obras de arte, cómics o incluso películas al estilo de cualquier artista elegido. Y dado que la técnica igual de bien con Picasso, permite crear una imagen con estilo de las pinturas cubistas de Picasso, de las de su época rosa y, por supuesto, de su período azul.

Bourached y Cann han tomado una versión de las imágenes de rayos X editada manualmente de la mujer fantasmal que se enconde bajo El viejo guitarrista ciego y la han pasado por una red de transferencia de estilo neuronal. Esta red fue entrenada para convertir las imágenes al estilo de otra obra del período azul de Picasso.

El resultado es una versión a todo color de este cuadro que refleja exactamente el estilo que Picasso estaba explorando cuando la pintó. La investigación detalla: "Presentamos un método novedoso para reconstruir obras de arte perdidas, mediante la aplicación de transferencia de estilo neuronal a radiografías X de obras de arte con pinturas interiores secundarias debajo de un exterior primario, para reconstruir cuadros perdidos".

Por supuesto, no hay forma de saber si la imagen original de Picasso era exactamente así. Pero Bourached y Cann explican que su objetivo consiste en ampliar la comprensión de las intenciones, errores y reflexiones de un artista mediante la reconstrucción de cuadros ocultos. La investigación continúa: "Nuestro método de combinar obras de arte originales pero ocultas, aportaciones humanas subjetivas y transferencia de estilo neuronal ayuda a ampliar la comprensión del proceso creativo de un artista".

Se trata de un trabajo interesante que ofrece una nueva forma de reproducir y estudiar pinturas perdidas. Y no es la única imagen perdida que han recuperado. El equipo también reprodujo una pintura que se atribuye el pintor español Santiago Rusiñol sobre la que Picasso pintó en 1904. Eso es seguramente solo el comienzo, y supone una técnica que para los historiadores del arte tiene el potencial de ir mucho más allá.

Ref: arxiv.org/abs/1909.05677 : Raiders of the Lost Art

Inteligencia Artificial

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. Este robot imita el equilibrio de los humanos para aprender a caminar

    Investigadores de la Universidad de Illinois y el MIT han desarrollado una interfaz hombre-máquina que registra los movimientos de un operador y los replica en un robot bípedo. Copiando nuestros gestos, las máquinas podrán moverse mejor en entornos desconocidos y prestar su ayuda en situaciones peligrosas para los humanos  

  2. Esta IA resuelve un antiguo problema matemático mucho más rápido

    Resolver el problema de los tres cuerpos, en el que se pretende averiguar las posiciones de tres objetos como el Sol, la Tierra y la Luna, es un complejo desafío. Ahora, una red neuronal lo hace 100 millones de veces más rápido que el modelo tradicional y con menos recursos computacionales

  3. La paradoja de la IA militar: un arma peligrosa que nadie debe obviar

    La inteligencia artificial podría automatizar y optimizar muchos procesos de guerra, pero sus algoritmos son increíblemente fáciles de engañar para que vean cosas que no existen y viceversa. Cualquiera que aprenda a confundir los sistemas de sus rivales obtendría una gran ventaja