.

Courtesy: Microsoft

Cambio Climático

Microsoft invertirá una lluvia de millones en tecnología para reducir CO2

1

El gigante del software planea crear un fondo de 900 millones de euros con el fin de desarrollar métodos de captura de dióxido de carbono del aire. Además, asegura que en 2050 habrá compensado las emisiones que ha generado desde su fundación

  • por James Temple | traducido por Ana Milutinovic
  • 21 Enero, 2020

Microsoft planea crear un fondo de 1.000 millones de dólares (900 millones de euros) dedicado a crear "tecnologías de reducción, captura y eliminación de carbono", como parte de un compromiso más amplio para limpiar las emisiones a lo largo de su historia corporativa hasta el año 2050.

Se trata de uno de los mayores compromisos de financiación de la historia para desarrollar métodos de captura del dióxido de carbono del aire, que, según muestran la mayoría de las investigaciones, serán una parte necesaria de cualquier plan para prevenir los niveles catastróficos de calentamiento global. Los fondos para las start-ups de captura directa de carbono del aire como Carbon Engineering, Climeworks y Global Thermostat han ido creciendo, pero se habían limitado al rango de decenas de millones de euros hasta ahora.

En un comunicado a MIT Technology Review, Microsoft destaca que el dinero irá destinado más allá de la captura directa del aire y añade que financiará la creación de proyectos, así como la investigación y el desarrollo. El dinero se invertirá en los próximos cuatro años.

El vocabulario de la compañía deja abierta la opción a muchas otras posibles áreas de inversión, incluidos los sistemas naturales para eliminar y almacenar dióxido de carbono, como los proyectos forestales o las tecnologías que prevengan su escape de las centrales eléctricas previamente. Por eso, la mención de la "reducción de carbono" en el comunicado significa que algunos de los fondos simplemente podrían ser destinados también a proyectos de energía solar, eólica y otras energías renovables.

Gráfico: El camino de Microsoft para alcanzar una huella de carbono negativa en 2030. Emisiones netas de carbono (línea discontinua), emisiones  de Microsoft y su cadena de suministro (azul), emisiones de carbono operativas de Microsoft (rojo), compensaciones por las emisiones evitadas (verde oscuro) y eliminación de carbono (verde claro). Crédito: Microsoft.

Microsoft no ha especificado cuáles han sido sus emisiones históricas totales, pero ha asegurado que sus operaciones emitirán 16 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono este año, directa o indirectamente. La compañía asegura que compensará su contaminación climática desde 1975 a través de una combinación de captura directa del aire y sistemas naturales, incluidas las plantaciones de árboles, las nuevas prácticas de gestión del suelo y un enfoque bastante teórico conocido como bioenergía con captura y almacenamiento de carbono.

Los expertos creen que los sistemas naturales podrían desempeñar un papel importante en la reducción de gases de efecto invernadero, pero es notoriamente difícil contar con ellos de manera precisa y fiable.

El director ejecutivo de Carbon180, Noah Deich, y otros analistas consideran que el reciente anuncio de Microsoft va mucho más allá de los compromisos habituales de neutralidad de carbono de otras grandes corporaciones, ya que hace referencia a las emisiones históricas, establece objetivos específicas de referencia para las reducciones y destina una gran cantidad de dinero a esos esfuerzos.

Cambio Climático

  1. El impulso del coronavirus al nacionalismo: una tragedia para el clima

    La pandemia de COVID-19 no solo amenaza la salud de la gente, sino también la economía y la confianza entre naciones. Cuando salgamos de esta, el mundo será más pobre y estará más dividido, un contexto que no hará más que perjudicar a nuestra urgente lucha contra la emergencia climática y el calentamiento global

  2. Ni siquiera el coronavirus podrá evitar el calentamiento global

    Se estima que la parálisis de la economía asociada a la pandemia provocará una reducción global de emisiones del 4 % este año. Aunque la cifra final dependerá de cómo se desarrollen las cosas, para evitar un aumento superior a 1,5 ˚C la disminución debería ser del 6 % anual durante la próxima década

  3. "El 8 de abril recibiré la primera dosis de una vacuna para la COVID-19"

    Hablamos con Ian Haydon, uno de los 45 voluntarios seleccionados para probar el prototipo contra el coronavirus de Moderna Therapeutics. La vacuna, de tipo ARNm, se convierte así en la más rápida de la historia en pasar a pruebas en humanos