.

ESA/BepiColombo/MTM

Espacio

BepiColombo da un paso más para averiguar si hay vida en Venus

1

Aunque el destino final de la nave es Mercurio, aprovechó su paso por los alrededores del planeta para captar más de 100.000 imágenes espectrales de su atmósfera. Dado que el objetivo principal del sobrevuelo era probar la maniobra, sus posibilidades de detectar fosfano son escasas, pero no nulas

  • por Neel V. Patel | traducido por Ana Milutinovic
  • 21 Octubre, 2020

La misión BepiColombo con destino a Mercurio, dirigida conjuntamente por la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA), ha conseguido una gran cantidad de nuevas imágenes y algunos datos que podrían ofrecer nuevas pistas sobre la atmósfera de Venus, y si podría albergar vida extraterrestre.

Qué sucedió: la semana pasada, durante el largo viaje a Mercurio, BepiColombo pasó cerca de Venus, a una distancia de aproximadamente 10.000 kilómetros. El sobrevuelo tenía el objetivo de utilizar la gravedad de Venus como fuerza reductora de velocidad para ajustar la trayectoria de la nave espacial hacia su destino final. 

La expectativa de vida: aunque el sobrevuelo estaba planeado para analizar la maniobra técnica, también brindó a los científicos la oportunidad de observar Venus más de cerca. El interés en torno a este sobrevuelo aumentó enormemente desde que el mes pasado supiéramos que las nubes de Venus contienen fosfano, una posible señal de la presencia de actividad biológica en el planeta. Si existe fosfano, es muy probable que sea resultado de la biología, y eso significa que podría haber vida dentro de la espesa atmósfera rica en carbono. Sin embargo, también es posible que esos rastros de fosfano sean el resultado de una química natural exótica que no se encuentra en la Tierra. También sería genial, pero no incluiría a extraterrestres.

¿Qué es lo que observó la misión? La mayoría de los instrumentos de BepiColombo seguirán guardados hasta su encuentro con Mercurio, incluida su cámara principal. Los que están funcionando en este momento (10 en total) han sido diseñados principalmente para estudiar la ausencia de atmósfera de Mercurio. Pero, aun así, la nave espacial ha recopilado algunos datos que podrían ser útiles. 

sobrevuelo de bepicolombo venus

Foto: Una secuencia de imágenes tomadas por BepiColombo durante el sobrevuelo de Venus el 15 de octubre. Créditos: AEE / BEPICOLOMBO / MTM

Dos cámaras más pequeñas dirigidas hacia la propia nave espacial están encendidas y lograron tomar varias fotos de Venus (un poco oscurecidas por el magnetómetro y la antena de la sonda). El espectrómetro a bordo (que mide las emisiones de longitudes de onda electromagnéticas para descubrir la química de otros objetos) ha captado más de 100.000 imágenes espectrales de la atmósfera de Venus. Otros instrumentos analizaron la temperatura y la densidad del planeta, así como su entorno magnético y cómo interactúa con los vientos solares. 

No debemos esperar gran cosa: es poco probable que el espectrómetro y otros instrumentos activados hayan podido estudiar las moléculas de fosfano en Venus durante este sobrevuelo. Pero podrían indicar la presencia de otras biofirmas que reforzarían la evidencia de la posibilidad de vida en Venus. 

Además, este primer sobrevuelo de Venus podría considerarse un ensayo para el que realizará BepiColombo en agosto de 2021. Como el equipo de la misión ya tiene una mejor idea de cómo calibrar estos instrumentos para estudiar Venus más de cerca, tendrán una mejor oportunidad de recoger más datos el próximo año, cuando la distancia se reduzca a solo 547 kilómetros. Las posibilidades de detectar fosfano en ese sobrevuelo siguen siendo escasas, pero no nulas. Y también se podrían identificar los rastros de otras biofirmas.

¿Y qué pasa con Mercurio? La misión realizará su primer sobrevuelo de Mercurio en octubre del año que viene. Las tres naves espaciales que componen BepiColombo se separarán por completo cuando la misión entre en la órbita de Mercurio en 2025.

Espacio

  1. D. E. P. Arecibo: la ciencia despide a uno de sus telescopios más importantes

    Un huracán y dos terremotos han causado daños graves e irreparables que obligan a desinstalarlo. En sus 57 años de trabajo contribuyó a grandes avances científicos, como el hallazgo de las primeras pruebas que confirmaban la existencia de estrellas de neutrones

  2. La importancia de que China logre traer muestras de la Luna

    La misión Chang'e 5 debería llegar mañana, extraer unos dos kilos de material de su superficie y empezar su regreso en menos de 14 días. Si tiene éxito, confirmará la impresionante potencia espacial del gigante asiático y podría resolver algunos misterios lunares como la ausencia de su campo magnético

  3. Paracaídas: el nuevo y exitoso enfoque para recuperar cohetes espaciales

    La empresa de Nueva Zelanda Rocket Lab ha lanzado y recuperado con éxito su cohete insignia Electron con este enfoque pionero basado en un descenso suave. Se trata de la primera recuperación de este tipo, frente a las de SpaceX y Blue Origin, basadas en que el aparato realice un aterrizaje en vertical