.

Inteligencia Artificial

El competidor chino de ChatGPT se abre al público para mejorar sus capacidades

1

Baidu lanzó Ernie Bot en marzo, pero su acceso estaba estrictamente limitado. Ahora, los usuarios chinos podrán probar por primera vez los chatbots de inteligencia artificial

  • por Zeyi Yang | traducido por
  • 01 Septiembre, 2023

El miércoles, Baidu, una de las principales empresas chinas de inteligencia artificial (IA), anunció que abría al público en general el acceso a su gran modelo lingüístico similar a ChatGPT, Ernie Bot.

Ha tardado en llegar. Lanzado a mediados de marzo, Ernie Bot fue el primer rival chino de ChatGPT. Desde entonces, muchas empresas tecnológicas chinas, como Alibaba y ByteDance, han seguido su ejemplo y han lanzado sus propios modelos. Sin embargo, todas ellas obligaban a los usuarios a sentarse en listas de espera o a pasar por sistemas de aprobación, lo que hacía que los productos fueran en su mayoría inaccesibles para los usuarios de a pie, un posible resultado, sospecha la gente, de las limitaciones impuestas por el Estado chino.

El 30 de agosto, Baidu publicó en las redes sociales que también lanzaría un lote de nuevas aplicaciones de IA dentro del Bot Ernie, ya que la empresa pone en marcha el registro abierto al día siguiente.

Citando a una fuente anónima, Bloomberg informó de que la aprobación reglamentaria se concederá a "un puñado de empresas entre las que se incluyen actores noveles y grandes nombres de la tecnología". Sina News, una publicación china, informó de que ocho chatbots de IA generativa chinos han sido incluidos en el primer lote de servicios aprobados para su lanzamiento público.

ByteDance, que lanzó el chatbot Doubao el 18 de agosto, y el Instituto de Automatización de la Academia China de Ciencias, que presentó Zidong Taichu 2.0 en junio, también estarían incluidos en el primer lote. No están otros modelos de Alibaba, iFLYTEK, JD y 360.

Cuando Ernie Bot salió a la venta el 16 de marzo, la respuesta fue una mezcla de entusiasmo y decepción. Muchos consideraron que sus prestaciones eran mediocres en comparación con las del anterior ChatGPT.

Pero la mayoría de la gente simplemente no pudo verlo por sí misma. En el acto de presentación no se hizo ninguna demostración en directo y, además, para probar el chatbot, los usuarios chinos deben tener una cuenta en Baidu y solicitar una licencia de uso que puede tardar hasta tres meses. Por este motivo, algunas personas que obtuvieron acceso antes de tiempo vendían cuentas de Baidu de segunda mano en sitios de comercio electrónico, cobrando desde unos pocos dólares hasta más de 100 dólares (92 euros).

Más de una docena de chatbots chinos de IA generativa salieron al mercado después de Ernie Bot. Todos ellos son bastante similares a sus homólogos occidentales, ya que son capaces de conversar en texto, responder preguntas, resolver problemas matemáticos (en cierto modo), escribir código de programación y componer poemas. Algunos también permiten la entrada y salida de otras formas, como audio, imágenes, visualización de datos o señales de radio.

Al igual que Ernie Bot, estos servicios venían acompañados de restricciones de acceso para los usuarios, algo que dificultaba su utilización por el público chino en general. Algunos sólo estaban permitidos para usos empresariales.

Una de las principales razones por las que las empresas tecnológicas chinas limitaron el acceso al público en general fue la preocupación de que los modelos pudieran utilizarse para generar información política sensible. Aunque el gobierno chino ha demostrado ser capaz de censurar el contenido de las redes sociales, las nuevas tecnologías como la IA generativa podrían llevar la máquina de la censura a niveles desconocidos e impredecibles. La mayoría de los chatbots actuales, como los de Baidu y ByteDance, llevan incorporados mecanismos de moderación que se negarían a responder a preguntas delicadas sobre Taiwán o el presidente chino Xi Jinping, pero una difusión general a los 1.400 millones de habitantes de China permitiría casi con toda seguridad a los usuarios encontrar formas más ingeniosas de eludir a los censores.

Cuando China publicó en julio su primera normativa dirigida específicamente a los servicios de IA generativa, incluía una línea en la que se pedía a las empresas que obtuvieran las "licencias administrativas pertinentes", aunque en aquel momento la ley no especificaba a qué licencias se refería.

Como informó Bloomberg en primer lugar, la aprobación que Baidu obtuvo esta semana fue emitida por la Administración del Ciberespacio chino, el principal regulador de internet del país, y permitirá a las empresas desplegar sus servicios del estilo de ChatGPT en todo el país. Pero la agencia no ha anunciado oficialmente qué empresas han obtenido la licencia de acceso público ni cuáles la han solicitado.

Incluso con el nuevo acceso, no está claro cuánta gente utilizará los productos. La falta inicial de acceso a alternativas chinas de chatbot disminuyó el interés del público por ellas. Aunque ChatGPT no se ha lanzado oficialmente en China, muchos chinos pueden acceder al chatbot OpenAI utilizando software VPN.

"Al poner Ernie Bot a disposición de cientos de millones de usuarios de Internet, Baidu recopilará valiosos comentarios humanos del mundo real. Esto no solo ayudará a mejorar el modelo básico de Baidu, sino también a iterar Ernie Bot a un ritmo mucho más rápido, lo que en última instancia conducirá a una experiencia de usuario superior", dijo Robin Li, CEO de Baidu, según un comunicado de prensa de la compañía.

Baidu declinó hacer más comentarios. ByteDance no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios de MIT Technology Review.

Inteligencia Artificial

 

La inteligencia artificial y los robots están transformando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. "La pregunta es cuánta participación humana se necesita para que algo sea arte"

    Alex Reben hace arte con (y sobre) IA. Hablé con él sobre lo que la nueva ola de modelos generativos significa para el futuro de la creatividad humana

    Detalle de un cuadro de una cabeza deformada en la que unas enormes orejas en la parte frontal de la cara tapan los ojos y una lengua brillante con textura de fresa sobresale de la boca abierta.
  2. Compensación y atribución para los creadores, la apuesta de Adobe por una IA generativa diferente

    La empresa afirma que es la prueba de que los modelos de IA de calidad no tienen por qué incluir polémicos contenidos protegidos por derechos de autor

    Imagen generada mediante IA de una mano que utiliza una cuchilla de precisión para cortar un dibujo de la realidad
  3. Hacia una definición única y consensuada de la IA de código abierto más allá de las 'big tech'

    La definición de qué es la IA de código abierto podría determinar quién dará forma al futuro de la tecnología

    Cimientos abiertos de un edificio en forma de cerradura con una sutil grieta. Una grúa baja una llave.