.

Cambio Climático

Las dos palabras que alargaron las negociaciones sobre el clima en la COP28

1

Las disputas sobre los planes para los combustibles fósiles retrasaron la conclusión de la COP28.

  • por Casey Crownhart | traducido por
  • 19 Diciembre, 2023

Las negociaciones anuales de la ONU sobre el clima en la COP28 de Dubai han llegado oficialmente a su fin. Los delegados se esforzaron por llegar a un acuerdo a primera hora de la mañana del 14 de diciembre y las reuniones concluyeron un día después de lo previsto (como suele ocurrir en estos casos).

Si no ha prestado atención a las noticias de la cumbre, no le culpo. Las disputas sobre redacción -"urge" contra "señala" contra "subraya"- pueden parecer ruido. Pero estas conversaciones son el mayor acontecimiento climático del año, y hay algunos detalles a los que merece la pena prestar atención.

Hemos visto acuerdos sobre el metano y las energías renovables, y grandes avances en un acuerdo financiero internacional. Por supuesto, también hubo una disputa de alto nivel sobre los combustibles fósiles. Ahora que los negociadores emprenden su camino de vuelta a casa, analicemos lo ocurrido en la COP28, y por qué todas estas discusiones políticas son importantes para la acción por el clima.

¿Qué objetivos tienen estas reuniones?

Las reuniones de la Conferencia de las Partes (COP, por sus siglas en inglés) de la ONU son una oportunidad anual para que los negociadores de casi 200 países fijen objetivos y elaboren planes para hacer frente al cambio climático.

Puede que conozca el resultado de una de estas reuniones: hace ocho años, la COP21 generó el Acuerdo de París. Un tratado internacional que estableció el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales.

La reunión de este año llega en un momento crucial para el Acuerdo de París. Parte de ese tratado exige que el mundo elabore un informe de situación sobre el cambio climático, denominado balance mundial. Se supone que debe hacerse cada cinco años, y el primero estaba previsto que finalizara en la COP de este año.

¿Cuáles fueron los grandes acuerdos de las reuniones?

1. El primer día de las negociaciones se hizo un gran anuncio sobre un fondo para pérdidas y daños. Una cantidad de dinero que los países más ricos aportan a un fondo común para ayudar a pagar los daños causados por el cambio climático en los países más vulnerables.

La creación de este fondo fue uno de los temas principales de la COP27 en 2023 en Egipto. Esta urgencia se vio fomentada por un conjunto de desastres climáticos, entre ellos, lasdevastadoras inundaciones de Pakistán en agosto de 2022.

Ahora, ya hay saldo en la cuenta. La promesa de al menos 700 millones de dólares (641 millones de euros) de los países más ricos.

Por supuesto, hay algunas salvedades. Faltan detalles por aclarar en el acuerdo, como los objetivos financieros o las normas sobre la aportación económica de los países. De hecho, aún no existe ningún requisito que obligue a los países ricos a contribuir, y el dinero prometido es una fracción de lo que, según muchos científicos, se necesita para pagar los daños causados por el cambio climático. Algunas estimaciones sitúan esa cifra en 100.000 millones de dólares (97.654 millones de euros) anuales.

2. Más de 100 países se comprometieron a triplicar la capacidad de las energías renovables y duplicar la eficiencia energética para 2030. Además, EE UU y otros 20 países firmaron un compromiso para triplicar la capacidad nuclear mundial para 2050.

3. Por último, 50 empresas petroleras y gasistas se comprometieron a eliminar las fugas de metano de sus operaciones para 2030. El metano es un potente gas de efecto invernadero, y taponar las fugas accidentales de la producción de petróleo y gas es una forma sencilla de reducir la contaminación climática.

Las empresas que firmaron este compromiso, entre las que se encontraban ExxonMobil y Saudi Aramco, representan el 40% de la producción mundial.

Algunos analistas han señalado que el compromiso tendrá un efecto bastante limitado. Al fin y al cabo, la mayoría de las emisiones de metano de origen humano proceden de la agricultura. Y las emisiones accidentales de metano no son, ni mucho menos, el mayor problema causado por las empresas de combustibles fósiles. La mayoría de las emisiones de estas empresas no proceden de sus operaciones, sino de sus productos.

¿Qué estaba retrasando las cosas?

En dos palabras: combustibles fósiles.

Hace un par de semanas escribí que los combustibles fósiles iban a ocupar un lugar preponderante en estas negociaciones, entre otras cuestiones porque se celebran en los Emiratos Árabes Unidos (EAU, por sus siglas), un país cuya riqueza depende en gran medida de ellos. Al Jaber, líder de las conversaciones y director de Adnoc, la compañía petrolera nacional de EAU, ha cumplido esa predicción. El sultán ha cuestionado el razonamiento científico que subyace a los llamamientos para eliminar los combustibles fósiles.

Mientras los delegados trabajaban en la redacción del acuerdo final, un punto conflictivo del debate fue cómo se representarían los combustibles fósiles. Las primeras versiones del borrador abogaban por su eliminación progresiva. Pero muchos países, entre ellos EAU, se opusieron a este tipo de lenguaje. Y estas reuniones se celebran por consenso, todo el mundo tiene que aprobar el acuerdo final.

Así que en la versión final, el lenguaje se suavizó. Por tanto, el párrafo fundamental pide a las partes que tomen una serie de medidas, entre ellas "abandonar los combustibles fósiles en los sistemas energéticos, de manera justa, ordenada y equitativa, acelerando la acción en esta década crítica, a fin de alcanzar el objetivo de cero emisiones netas en 2050, de acuerdo con la ciencia". 

En cierto modo, esta parte es una victoria, ya que es el primer acuerdo de la COP que menciona los combustibles fósiles por su nombre. El listón está por los suelos.

En última instancia, el texto concreto del acuerdo de la COP no impulsará a nadie a actuar. El acuerdo refleja más bien el estado de la actitud mundial ante el cambio climático. Cada vez se reconoce más la necesidad de cambiar nuestra relación con los combustibles fósiles, pero aún no existe un consenso amplio sobre la velocidad de ese cambio ni cómo debe ser esa relación mientras perseguimos objetivos climáticos ambiciosos.

Quizá el año que viene.

Otra cuestión

La industria de la eliminación del carbono empieza a despegar, pero algunos expertos advierten que va en la dirección equivocada.

Cada vez hay más indicios de que el mundo debería eliminar miles de millones de toneladas de CO2de la atmósfera para limitar el calentamiento global. Pero en un nuevo ensayo, dos antiguos funcionarios del Departamento de Energía de EE UU sostienen que la aparición de un sector con ánimo de lucro pondría en peligro la capacidad de la tecnología para hacer frente al cambio climático.

Conozca todos los detalles en el último reportaje de mi James Temple.

Mantenerse al día con el clima 

El polvo de silicio podría ser la clave para aumentar la autonomía de los vehículos eléctricos y acelerar la carga. El gigante de las baterías Panasonic utilizará material de silicio Sila, la empresa estadounidense para fabricar nuevas baterías de vehículos eléctricos. (Wired)

El material de Sila debutó en un producto más pequeño en 2021. (MIT Technology Review)

¡Las patatas no! Las lluvias torrenciales han afectado a la cosecha europea de patatas y han disparado los precios. Gracias, cambio climático. (Bloomberg)

Reparar baterías de vehículos eléctricos puede ser peligroso y difícil. Pero algunos mecánicos quieren hacerlo de todos modos para ahorrar dinero a los clientes y mantener los VE más antiguos en las carreteras. (Grist)

Esta start-up quiere echar polvo de roca sobre las tierras de cultivo para eliminar el dióxido de carbono. (Wired)

Los cargadores públicos de VE (no Tesla) en EE UU pueden ser poco fiables, por decirlo suavemente. Así es como 7.500 millones de dólares (6.900 millones de euros) de financiación federal pretenden cambiar esta situación. (Canary Media)

Los vehículos de dos y tres ruedas se están volviendo eléctricos en países de Asia y África. Estos tienen un gran impacto, pues representan la mayor parte de la reducción de la demanda de petróleo a medida que el transporte se vuelve eléctrico. (New York Times)

Gogoro está construyendo una red masiva de patinetes eléctricos intercambiables por batería. (MIT Technology Review)

La ganadería contribuye en gran medida al cambio climático, pero no es fácil convencer a los consumidores de carne para que reduzcan su consumo. Si pretendes que más gente coma alimentos vegetales, no los llames "basados en plantas", y mucho menos veganos. (Washington Post)

Había un parque eólico marino autorizado en los Grandes Lagos de EE UU. Ahora, el proyecto está en suspenso. (Inside Climate News)

Cambio Climático

  1. Cómo el azufre podría ser un ingrediente sorpresa en baterías mejores y más baratas

    Las baterías de litio-azufre de Lyten podrían reducir el peso y el costo, si es que duran.

  2. Por qué no es tan buena idea tapar el sol para reducir el cambio climático

    Es posible iniciar una implementación a 'subescala' de la geoingeniería solar en tan solo unos años. Los efectos climáticos serían pequeños, pero el impacto geopolítico podría ser significativo

  3. Por qué el reciclaje por sí solo no basta para alimentar las energías limpias

    La escasez de suministros dificulta la implantación de energías limpias y los objetivos climáticos. El reciclaje de materiales puede ser un complemento, pero por sí solo no es suficiente para solucionar esta carencia