.

Energía

Por qué los Innovadores menores de 35 son más necesarios que nunca

1

Aunque vivimos tiempos difíciles, hay personas que no se dan por vencidas y luchan por lo que creen para hacer del mundo un lugar mejor. Si conoces a alguien así, las convocatorias de premios de 2017 ya están abiertas

  • por Álex Barrera | traducido por
  • 31 Enero, 2017

Foto: Álex Barrera apadrina las convocatorias Europea y Latinoamericana de Innovadores menores de 35 de MIT Technology Review en español 2017. Crédito: Cortesía de Álex Barrera.

Vivimos tiempos inciertos. Solo hay que leer las redes sociales para sentirse sobrecogido. Los derechos humanos se vulneran, el Estado de derecho se destruye, hay avaricia, despotismo, etcétera. Es difícil no sentirse perdido, hundido y desprotegido. Pero yo soy un optimista. Creo que el ser humano sigue siendo capaz de lograr retos increíbles. Miro a mi alrededor y veo a mis compañeros romper las barreras de lo que se cree posible.

Esto es lo que pasó hace unos años, cuando asistí como jurado a la presentación de dos chicos de 16 años en Berlín (Alemania). Ambos se subieron al escenario y en un inglés perfecto, dieron todo un recital de cómo se presenta un proyecto innovador. En 2016, Luis Cuende, uno de esos dos adolescentes que me habían deslumbrado en Berlín, se convertía, con solo 21 años, en uno de los Innovadores menores de 35 España de MIT Technology Review en español.

Cuando se bajó del escenario, después de recoger su premio, le pedí que me diera un abrazo. Y todavía recuerdo perfectamente lo que le dije: "Me has devuelto la esperanza de que hay gente increíble y excepcional luchando por el futuro de las próximas generaciones".

Pero mi aventura con los ganadores de Innovadores menores de 35 no había terminado. Hace como un mes, sentado en una sala de cine, me quedé atónito ante uno de los anuncios que se proyectaban antes de la película. Explicado de manera preclara, se hacía un llamamiento para la detección precoz de la dislexia. El spot me arrancó una lágrima.

La campaña de concienciación la firmaban Samsung y Dytective, un proyecto abanderado por la investigadora española Luz Rello. Ella también había sido ganadora de Innovadores menores de 35 España en 2014, en cuya convocatoria, además, recibió la mención especial de Innovadora Social.

Como ellos, miles de jóvenes emprendedores, investigadores e inventores se dedican en cuerpo y alma a mejorar nuestro planeta. Vivimos en una sociedad en donde nadie tiene tiempo para nada. Todo el mundo anda pendiente de su smartphone, y apenas apreciamos lo que tenemos alrededor. Atrás quedan las comidas con amigos, los paseos por el parque, las cartas manuscritas, las postales y los "te quiero". Así que creo que es necesario que, aunque sea de vez en cuando, nos paremos a pensar. Debemos mirar a nuestro alrededor y dar gracias a aquellas personas que luchan por un futuro mejor.

Los Innovadores menores de 35 de MIT Technology Review en español se dedican de forma incansable a luchar por lo que creen que es necesario. Para ellos todavía existe la ética profesional, la lucha por la supervivencia, los valores y la humanidad. Todos y cada uno de ellos son un gran ejemplo para, no solo las nuevas generaciones, sino también para sus mayores. Demuestran que es posible cambiar las cosas, que podemos mejorar el mundo.

Tengo la grandísima suerte de codearme con muchos de los galardonados. Gente de la que me siento muy orgulloso. Gente que me inspira para ser mejor persona, para ayudar a cada vez más gente. A no dar por hecho lo que tenemos y a luchar por lo que queremos.

Tal vez lo que más me impresiona de ellos es que, independientemente de los galardones que reciban, se trata de personas dedicadas a lo que hacen. Aunque sus empresas fracasen, aunque los fondos desaparezcan, aunque se menosprecie la investigación, ellos seguirán luchando por lo que creen que es bueno para todos. Es por eso que, humildemente, me quito el sombrero y os doy las gracias de corazón. Gracias por vuestro trabajo, gracias por vuestra dedicación, inspiración y coraje. Gracias.

Y por último, no es menos importante reconocer a todo el equipo detrás de los premios Innovadores menores de 35 de MIT Technology Review en español, a los editores, a los instigadores, a los embajadores y a los jueces. Desde hace años llevan haciendo una labor que considero crítica: reconocer y premiar toda una vida de esfuerzos.

En una sociedad en donde cada vez se valora menos el esfuerzo, es un honor y un privilegio formar parte de una organización que premia el valor y la dedicación de las siguientes generaciones. Espero que en este 2017 se premien, como siempre, las mejores voces que se escucharán en el futuro. Las convocatorias para Europa y América Latina ya están abiertas, así que si conoces a alguien con la ética, la motivación y la humanidad que caracteriza a los Innovadores menores de 35, no dudes en nominarle.

Y como dijo John F. Kennedy: "Al expresar nuestra gratitud nunca debemos olvidar que el mejor aprecio no es pronunciar las palabras sino vivir de acuerdo a ellas".

*Alex Barrera es cofundador y editor asociado en Tech.eu y Global Shaper en el Foro Económico Mundial.

Energía

  1. El emprendedor que hizo fortuna y la usó para salvar la industria de las baterías

    Kenan Sahin ganó 1.200 millones de euros con su primera empresa, y los ha utilizado para desarrollar un innovador material catódico que ya ha seducido a algunos gigantes de la industria. Ahora no sólo espera que su producto triunfe sino que intenta ayudar a otras 'start-ups' del sector 

  2. El mayor riesgo de la geoingeniería es que Trump crea que es la clave contra el cambio climático

    El profesor de Harvard David Keith, uno de los científicos pioneros de este campo, teme que los políticos se aferren a esta tecnología como arma mágica contra el cambio climático y la aprovechen para erradicar los esfuerzos por seguir reduciendo las emisiones de efecto invernadero

  3. Tesla apuesta por un pelotón de camiones autónomos eléctricos para desterrar los combustibles fósiles

    Puede que un sólo camión eléctrico nunca llegue a competir en costes con uno diésel, pero un estudio demuestra que una hilera de siete unidades autónomas sí podría hacerlo en trayectos inferiores a 500 kilómetros, los cuales representan la mayoría de los envíos por camión en carretera