.

Computación

IBM mantiene su posición en la carrera por la supremacía cuántica y presenta un chip de 17 cúbits

1

La compañía presenta dos nuevos chips que los investigadores ya pueden utilizar a través de sus servicios en la nube

  • por Jamie Condliffe | traducido por Teresa Woods
  • 22 Mayo, 2017

IBM Research ha finalizado el desarrollo de sus chips cuánticos más potentes hasta la fecha y ya los está poniendo a disposición de los investigadores a través de sus servicios en la nube.

El más impresionante de sus nuevos procesadores es un prototipo que utiliza 17 cúbits, el equivalente cuántico de los bits digitales. Significa un aumento considerable frente a los cinco cúbits del año pasado, y supera los nueve de un dispositivo probado recientemente por Google. Al igual que algunos de los últimos chips cuánticos de Google, IBM está empezando a disponer los cúbits en orientaciones en las que se sitúan entre sí de forma adyacente. En el pasado, ha resultado difícil hacerlo y garantizar que el hardware funcionara, pero el hecho de que ahora pueda lograrse sugiere que escalar los dispositivos aún más en el futuro será posible.

El segundo de los chips nuevos -el mismo que aparece en la imagen- incluye 16 cúbits, lo que lo hace menos potente que el chip más grande. Pero este dispositivo es tan robusto que IBM lo está utilizando para mejorar su servicio en línea, el cual permite a cualquier investigador probar sus algoritmos con chips cuánticos. La versión anterior del servicio, que formó parte de la primera carrera entre ordenadores cuánticos, usaba el chip de cinco cúbits desarrollado por la empresa. Mientras tanto, el dispositivo de 17 cúbits se pondrá a disposición de tan solo un puñado de investigadores concretos para que puedan probarlo. Cuando MIT Technology Review pidió a IBM describir los avances tecnológicos que habían permitido el desarrollo de estos nuevos chips, la compañía se mostró recelosa. Pero sí indicó que las mejoras en los materiales que emplea y la arquitectura del dispositivo hacen que el chip de 17 cúbits sea "al menos el doble de potente" que su hermano ligeramente inferior.

Tanto IBM como Google, además de Intel, Microsoft y varios equipos más pequeños de investigación, se están apresurando por desarrollar los primeros dispositivos cuánticos realmente útiles. El salto de potencia computacional del servicio en línea de IBM representa otra pista de que la computación cuántica se encuentra a punto de convertirse en una realidad, algo que ya anticipamos cuando decidimos incluir los ordenadores cuánticos funcionales en nuestra lista de las 10 tecnologías emergentes de 2017.

En ese aspecto, Google lanzó un guante a sus rivales este año cuando anunció que tiene planes de desarrollar y probar un dispositivo de 49 cúbits antes de finales de 2017. Tanto Google como IBM lo consideran el punto de inflexión que podría permitir la primera demostración de la supremacía cuántica: el momento en que un ordenador cuántico puede llevar a cabo una tarea con la que hasta los ordenadores convencionales más avanzados tendrían dificultades.

Por su parte, IBM también tiene planes de aumentar el número de cúbits en sus dispositivos. Pero se limita a afirmar que tiene planes de desarrollar un dispositivo con 50 cúbits o más "durante los próximos años".

(Para saber más: Google promete alcanzar la supremacía cuántica antes de que acabe el año, IBM supera (un poco) a Google en la carrera por los ordenadores cuánticos TR10: Ordenadores cuánticos funcionales)

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. El SETI solo ha buscado vida inteligente en una región ínfima del universo

    Tras años de búsqueda, la falta de señales alienígenas sugiere que los únicos seres inteligentes del cosmos están en la Tierra. Pero esta investigación revela que el área analizada hasta la fecha equivale al volumen de agua de una bañera frente al de todos los océanos

  2. Este sistema es más preciso que el GPS y resiste desastres espaciales

    Una colisión en cadena en la órbita terrestre podría destruir la tecnología con la que la humanidad se orienta en el siglo XXI. Para evitar un apagón en caso de fallo, un equipo ha descubierto un sencillo enfoque que solo requiere drones o globlos equipados con un reloj 

  3. El mundo empieza a abrir los ojos ante el peligro de un IoT poco seguro

    Ya hemos visto casos de hackers que se hacen con el control de juguetes, cámaras e incluso coches conectados a internet. El riesgo es tan alto que California ha lanzado un tímido proyecto de ley para aumentar las obligaciones de los fabricantes, pero el texto deja en el aire algunos puntos clave