.

Robótica

Un niño de seis años es más listo que cualquier asistente inteligente, según un nuevo test

1

Una nueva prueba asegura poder comparar cualquier tipo de inteligencia, ya sea humana o artificial. Según sus resultados, Siri es el asistente más tonto de todos los analizados, frente al de Google, que es el más listo y demuestra mejoras notables de un año para otro

  • por Emerging Technology From The Arxiv | traducido por Patricia R. Guevara
  • 18 Octubre, 2017

Los psicólogos nunca se han puesto de acuerdo sobre la naturaleza de la inteligencia humana. Y sin él, resulta muy difícil medirla. De hecho, el método de medición más famoso, la prueba de cociente intelectual (CI), ha generado feroces controversias.

La naturaleza de la inteligencia artificial (IA) es igualmente espinosa, pero a medida que las máquinas se vuelven cada vez más comunes y capaces, los psicólogos y los informáticos se ven obligados a abordar la cuestión. Esto plantea una serie de preguntas: ¿cómo de inteligentes son estas máquinas y cómo se comparan en este sentido con los seres humanos?

Hoy recibimos un atisbo de respuesta a esa pregunta gracias al trabajo del investigador de la Academia de Ciencias China en Beijing Feng Liu y de un par de compañeros. El equipo ha desarrollado una prueba de inteligencia a la que pueden someterse tanto las máquinas como los humanos. Los investigadores han usado la prueba para clasificar a distintos asistentes inteligentes como Google Assistant y Siri en la misma escala que se utiliza para humanos.

Su prueba se basa en lo que los investigadores llaman "modelo de inteligencia estándar". Bajo este nuevo modelo, los sistemas deben tener una forma de obtener datos del mundo exterior, ser capaces de transformar esos datos en algo que puedan procesar, utilizar este conocimiento de una manera innovadora y, finalmente, devolver el conocimiento resultante al mundo exterior.

Esto se resume en ser capaz de recopilar datos, dominarlos, ejercitar la creatividad sobre ellos y luego producir un resultado. "Si un sistema tiene [estas] características, se puede definir como un sistema de inteligencia estándar", afirma la investigación. El resultado es una prueba que mide la capacidad de una máquina (o de un humano) para hacer todas estas cosas. Aquí es donde los detalles se vuelven poco claros: no dicen qué tipo de pruebas usan.

Lo que sí dicen es que han estado examinando asistentes inteligentes desde 2014, incluyendo los de Google, Baidu, Sogou, Apple y Microsoft. Y han empleado el mismo examen en humanos, lo que les permite clasificarlos a todos en la misma escala.

La clasificación de 2016, la prueba más reciente que han publicado, es la siguiente.

  1. Humanos de 18 años: 97
  2. Humanos de 12 años: 84,5
  3. Humanos de 6 años: 55,5
  4. Google: 47,28
  5. Duer de Baidu: 37,2
  6. Baidu: 32,92
  7. Sogou: 32,25
  8. Bing: 31,98
  9. Xiaobing de Microsoft: 24,48
  10. Siri de Apple: 23,94

Según esa escala, incluso un humano de seis años supera al asistente digital más avanzado, que en este caso es el de Google. Apple cierra la clasificación y es aparentemente superado por todos sus principales competidores.

Un punto a destacar es que la inteligencia artificial está mejorando rápidamente. En 2014, el asistente de Google obtuvo 26.4 en esta prueba. Solo dos años más tarde, subió a 47.28, una puntuación cercana a la de un niño de seis años; un aumento considerable.

Desde entonces, Google ha realizado una serie de mejoras en su asistente, lo que lo hace aún más útil. Será interesante ver cómo puntúan estas máquinas en la clasificación de 2017. Aunque para que sea interesante de verdad, la metodología debe ganar credibilidad. Es comprensible que Feng y sus colaboradores mantengan sus métodos en secreto, ya que revelar la naturaleza de las pruebas haría que fuera sencillo superarlas. No obstante, si no se conoce cómo funciona la prueba es difícil creer en su utilidad.

Sería aconsejable que Feng y el resto de investigadores publicaran más detalles; quizás incluso un conjunto de preguntas de ejemplo. Sin eso, sólo habrá escepticismo alrededor de los resultados.

Ref: arxiv.org/abs/1709.1024Intelligence Quotient and Intelligence Grade of Artificial Intelligence.

Robótica

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. Cómo crear redes neuronales 10 veces más pequeñas e igual de eficaces

    Llevamos años usando modelos enormes con grandes partes que no sirven para nada, lo que dificulta el entrenamiento y aumenta su tiempo y coste. Una investigación revela que es posible reducir su tamaño sin sacrificar su rendimiento para ampliar los usos de la IA a dispositivos como los móviles

  2. Claves para que la IA no se deje engañar con patrones falsos

    Resulta increíblemente fácil manipular a una inteligencia artificial para que clasifique imágenes de forma incorrecta. Para evitarlo, un equipo propone entrenar al sistema para que solo tenga en cuenta los patrones reales que de verdad están vinculados a las imágenes. Sin embargo, no funciona al 100 %

  3. Bee +, el diminuto robot de cuatro alas que vuela casi como un insecto

    Este nuevo autómata supera a cualquier versión anterior en estabilidad y control de la dirección. El avance ha sido posible gracias a la reducción del peso de sus componentes. Pero en comparación con los bichos reales, no es más que un torpe gigante