.

Negocios

Tres consejos para evitar que los robots le roben el trabajo

1

A medida que la IA fomenta la automatización de tareas, es necesario encontrar formas eficientes de colaboración entre humanos y máquinas. Pero las personas también deben prepararse para maximizar sus oportunidades laborales en un futuro no muy lejano

  • por Rachel Metz | traducido por Mariana Díaz
  • 06 Junio, 2018

A pesar de lo inquietantes que resultan los vídeos de robots capaces de abrir puertas y subir y bajar escaleras, estas máquinas no están preparadas para tomar el poder de forma inminente. Pero sí es cierto que la automatización es cada vez más eficaz, y los empleos del futuro dependerán mucho de la llegada de los robots. El lunes, tres expertos en inteligencia artificial (IA), robótica y educación discutieron acerca del futuro de las relaciones entre el hombre y el robot durante la conferencia EmTech Next organizada por MIT Technology Review en Cambridge (EE. UU.).

A día de hoy, los robots pueden algunos tipos de tareas, por ejemplo: ayudar a los enfermeros de una ajetreada planta de hospital y recoger artículos de un almacén abarrotado. Pero los expertos señalan que a medida que la automatización vaya asentándose en los distintos sectores laborales, deberemos desarrollar mejores formas de interacción y colaboración entre humanos y máquinas.

La directora del Grupo Interactivo de Robótica en el MIT, Julie Shah, afirma que actualmente estamos "bastante limitados" a la hora de utilizar robots. Como ejemplos, señala que a pesar de que Amazon lleva tiempo empleando robots en sus almacenes, las máquinas están en un espacio separado físicamente. También destaca que en las cadenas de montaje automovilísticas, los robots trabajan junto a las personas, pero dependen unos de otros.

Como menciona Shah, a las personas se nos muy bien trabajar en equipo con otros humanos (en un campo de fútbol, ​​en una sala de operaciones, etcétera), pero hasta esta colaboración necesita práctica. Para coordinarse bien con los demás, una persona (o un robot, para el caso) debe ser capaz de inferir lo que otra está pensando, anticiparse a sus próximos movimientos y adaptarse rápidamente cuando las cosas no salen según lo previsto.

Shah está trabajando para lograr la misma colaboración entre humanos y robots. Durante la conferencia, mostró un ejemplo de su laboratorio. Sus investigadores pasaron años trabajando con un hospital en Boston (EE. UU.) para entender cómo las enfermeras toman decisiones sobre los pacientes. Los investigadores utilizaron esta información para ayudar a los robots a comprender este flujo de trabajo. Los robots podían leer el historial del paciente para hacer sugerencias específicas sobre, por ejemplo, qué paciente podría necesitar una cesárea y qué enfermero debería atenderla.

A simple vista, el proyecto de Shah parece bastante útil. Esa fue la impresión que daba en el vídeo que proyectó en el que aparecían enfermeros que preguntaban un robot móvil: "¿Qué decisión es mejor?". Inmediatamente, la máquina les daba la respuesta. Sin embargo, encontrar una forma eficiente de trabajar codo con codo con robots todavía resulta complicado, incluso cuando funcionan bien (ver Los cobots no deben parecer más listos que sus compañeros humanos).

Esto se debe a que estamos acostumbrados a colaborar con otras personas, y según Shah, los robots "son básicamente ajenos a nosotros". Trabajar juntos podría generar beneficios, pero solo si descubrimos los modelos mentales apropiados.

La CEO de Fetch Robotics, Melonee Wise, que fue una de las Innovadoras menores de 35 globales 2015 de MIT Technology Review, añade que las personas necesitan descubrir cuál es el tipo de trabajo al que no se adaptan los robots. Wise señala que algunas tareas altamente coreografiadas, como atornillar partes, por ejemplo, no resultan prácticas.

Enseñar a los robots a que imiten una tarea mostrándoles cómo hacerlo es un enfoque que está ganando fama entre los investigadores robóticos (ver Las 'academias de robots' les enseñan a través de la observación de humanos). Pero Wise apostilla que no siempre es posible hacerlo así. (Intente mostrarle a un robot cómo darle la vuelta a una tortilla y verá qué tal le va).

¿Le preocupa que una máquina se quede con su empleo en un futuro no muy lejano? Aquí hay algunos consejos para ayudarle a evitar este destino y aprender cómo convivir con sus futuros colegas robóticos.

  1. Siga aprendiendo: El presidente de la Universidad Northeastern (EE. UU.) y autor de Robot Proof: Higher Education in the Age of Artificial Intelligence, Joseph Aoun, cree que la formación continua a lo largo de toda la vida será "esencial" para los humanos a medida que la inteligencia artificial transforme el panorama laboral. También defiende la educación práctica, en las que los estudiantes reciben becas para realizar trabajos creativos y de investigación (ver "La mejor forma de prepararse para el futuro del empleo es estudiando").

  2. Concéntrese en sus puntos fuertes: Aoun también señala que a las personas se les da bien la creatividad y el emprendimiento, el trabajo en equipo y el análisis de problemas desde diferentes perspectivas (ver "Estamos muy lejos de conseguir que la inteligencia artificial comprenda cómo es el mundo").

  3. Aprenda a trabajar en equipo: la investigación de Shah ha descubierto que las personas tienen problemas para trabajar con robots, incluso aunque funcionen muy bien. Los humanos tienden a hacer cosas como desentenderse de las tareas de las máquinas y acumular otras para sí mismos. Esto puede disminuir el rendimiento global, lo que no es útil para nadie, ni humanos ni robots (ver Humanos y máquinas deben colaborar en lugar de ser rivales).

Negocios

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Empleos 2.0: el entrenador de turistas espaciales que nunca llegó al espacio

    Cada vez más empresas trabajan para llevar a particulares al espacio. Pero llegar hasta allí no es fácil, hace falta mucho entrenamiento. Así que Vladimir Pletser, quien fracasó tres veces a la hora de convertirse en astronauta, se ha reciclado para formar a los millonarios que puedan pagarlo

  2. Start4big busca tripulantes para innovar la cuarta revolución industrial

    Esta nueva iniciativa de Aigües de Barcelona, CaixaBank, Naturgy, SEAT y Telefónica aspira a captar 'start-ups' capaces de revolucionar sus distintos sectores y exprimir el potencial de las nuevas tecnologías

  3. Esta IA crea las direcciones necesarias para vivir en un mundo globalizado

    Se estima que 4.000 millones de personas carecen de una dirección física, algo que les impide acceder a servicios como la atención médica y la entrega de paquetes. Para resolverlo, un equipo del MIT y Facebook ha creado una inteligencia artificial capaz de resolver el problema