.

Ms. Tech

Cambio Climático

"Dudo que los republicanos admitan que mintieron con el cambio climático"

1

El director ejecutivo de ClearPath, Rich Powellero, afirma que ningún miembro del Congreso de EE. UU. niega la crisis climática provocada por el hombre. Ahora que todo el mundo es consciente, el responsable apuesta por invertir en I+D para que la energía renovable resulte barata y competitiva de verdad

  • por James Temple | traducido por Ana Milutinovic
  • 12 Junio, 2019

A la hora de definir una agenda innovadora para abordar la emergencia climática, el director ejecutivo de ClearPath, Rich Powell, apuesta por una postura conservadora.

Sea cual sea la estrategia, no cabe duda de que el cambio climático está teniendo (por fin) su momento de gloria. Aunque es difícil separar las causas de los efectos, el rechazo a Trump, el agravamiento de los desastres ambientales, las protestas #FutureFridays organizadas por los jóvenes y las enérgicas aspiraciones del Nuevo Pacto Verde (Green New Deal) han puesto al calentamiento global bajo el foco mediático.

Mientras el debate sobre si la amplia propuesta de justicia económica y ambiental sería una buena normativa continúa, varios grupos del centro e incluso conservadores que abogan por luchar contra el cambio climático empiezan a sentir que la ventana Overton está empezando a cambiar. Gracias a este cambio, el centro de estudios de Washington DC (EE. UU.) ClearPath cree que ahora hay una oportunidad clara para avanzar en las políticas energéticas libres de carbono. Aunque esta estrategia es poco ambiciosa frente a la crisis climática, podría recibir más apoyos algo que, en su opinión, sería más efectivo para combatir los riesgos climáticos.

Powell, cree que el papel más importante que puede desempeñar EE. UU. consiste en crear energías libres de carbono más baratas y mejores que las opciones contaminantes ya existentes en el mercado.

ClearPath, lanzado públicamente en 2015, sostiene que su Gobierno debe invertir mucho en investigación para poder desarrollar mejores tecnologías como los sistemas de captura de carbono, la energía nuclear avanzada y el almacenamiento energético en red en las plantas de combustibles fósiles; mostrar un claro apoyo para llevarlas al mercado, y luego apartarse.

Aún no está claro qué es lo que podría acelerar los avances necesarios para abordar los crecientes riesgos climáticos. Pero en una entrevista con MIT Technology Review, Powell ha explicado por qué cree que su enfoque tendrá más éxito a escala global, por qué cada vez más republicanos empiezan a ver todo esto que los demás vemos desde hace años (hay estudios que lo demuestran), y por qué no deberíamos esperar una disculpa del Partido Republicano de EE. UU. por haber negado el cambio climático durante décadas.

¿Cómo explicaría la teoría del cambio de ClearPath sobre el cambio climático?

Si consideramos poco realista, y francamente un poco injusto, exigirle a los países en desarrollo que elijan opciones limpias en vez de baratas, entonces el reto consiste en unir el desarrollo limpio al económico. ¿Cómo podemos conseguir que elegir la elección más limpia resulte tan rentable y de tan alto rendimiento como la opción contaminante? Todo se reduce a un problema tecnológico.

Nuestra opinión es que la prioridad número uno está en la innovación, y en canalizar la mayor cantidad posible del capital político para combatir el cambio climático. Y eso también significa usar EE. UU. como laboratorio de pruebas para estas nuevas tecnologías.

Director Ejecutivo de ClearPath Rich Powell

Foto: Director ejecutivo de ClearPath Rich Powell. Créditos: Cortesia de Clearpath

Parece que eso empieza con una mayor financiación gubernamental en I+D y en etapas tempranas.

Creemos que el Gobierno debe centrarse principalmente en las tecnologías energéticas innovadoras en lugar de las paulatinas. No gastemos más dinero en hacer que una tecnología de turbina eólica existente sea un 1 % más eficiente. Pongamos los recursos en crear cometas de energía eólica o plantas flotantes en alta mar.

Estoy totalmente de acuerdo con el punto general de que la innovación tendrá un papel crucial. Pero me preocupan sus límites. Por ejemplo, si somos capaces de utilizar la I+D para reducir el coste de la captura de carbono, genial. Pero eso todavía supondrá un coste incremental, entonces, ¿cuál sería el incentivo de usarlo para las plantas existentes?

Creo que el incentivo fiscal 45Q [que proporciona un crédito fiscal de 50 dólares -40 euros- por cada tonelada métrica de dióxido de carbono enterrado bajo tierra y 35 dólares -28 euros- por cada tonelada que se utilice para otra cosa] es un buen comienzo. En realidad, es un incentivo bastante importante, aunque no está muy claro si es suficiente para incentivar tantas adaptaciones [de captura y almacenamiento de carbono]. Pero creo que sí sirve para incentivar la construcción de nuevas plantas de captura y almacenamiento de carbono. Y luego veremos hasta qué punto ese tipo de política de promoción reduce el coste y así, después, lo podremos reevaluar.

El principal enfoque conservador para abordar el cambio climático se basa en el precio sobre el carbono, algo que usted no apoya, ¿cierto?

Sí, solo hay que ver el nombre. En general, es algo muy difícil de aceptar, francamente, especialmente para los conservadores, ya que se llama impuesto. Si analizamos el modelo, su principal misión es fomentar la transición del carbón al gas y las renovables  y fomentar la  eficiencia energética.

Se basa en hacer que la energía tradicional resulte más cara frente a la energía limpia barata, y nosotros consideramos que tener un impacto global debemos centrarnos más en que la energía limpia sea barata de verdad.

¿Financiar la I+D desde el los gobiernos no significa elegir ganadores y perdedores?

Diríamos que el Gobierno solo debe elegir a los ganadores, no a los perdedores. [Risas]

Bueno. Si eso funciona, sería genial

Creo que prácticamente todos los economistas, incluidos los conservadores, estarían de acuerdo en que invertir en I+D genera un bien común bastante claro. Creo que la mayoría de la gente diría que realmente tenemos un nivel de inversión insuficiente, al menos en la investigación básica.

La gran historia de éxito de Estados Unidos en la descarbonización ha sido, por supuesto, la revolución del gas de esquisto. Invertimos casi 450 millones de euros en I+D básica y aplicada mediante un acuerdo público-privado. Luego creamos un incentivo fiscal de casi 9.000 millones de euros alternativo a la producción que logró llevar el gas de esquisto al mercado.

Hemos reducido un 27 % las emisiones de carbono del sector eléctrico desde 2005, y la mayoría de los análisis muestran que, al menos dos tercios de esa reducción se debe a la revolución del gas de esquisto.

¿Cree que tener un grupo conservador que defienda ciertos conjuntos de tecnologías libres de carbono, como la nuclear y la hidroeléctrica, ofrece un camino hacia un terreno común y un compromiso con los liberales, que están presionando por más energía solar y eólica? ¿O existe el riesgo de que acabemos politizando aún más las herramientas tecnológicas?

Me pondré mi sombrero partidista y diré: "Los liberales empezaron". Ahora me lo quitaré y diré: "En el Congreso anterior, vimos una tremenda cantidad de políticas bipartidistas sobre energía limpia, la mayoría desde 2007".

Vimos una nueva legislación sobre tecnología nuclear avanzada y captura avanzada de carbono que incluía la captura directa de aire y las tecnologías avanzadas de almacenamiento (Ver: Cómo paliar el cambio climático con 'acordeones' que aspiran CO2). Y todo lo que se aprobó fue un proyecto de ley muy bipartidista que se convirtió en ley por un presidente conservador presumiblemente muy partidario.

Creo que eso demuestra que el espacio para la innovación en todas estas tecnologías es bastante abierto y muy bipartidista.

¿Podría un republicano actual hablar abiertamente en el Congreso sobre la política climática y volver a ser elegido?

Cada vez más, sí.

Si analizamos la retórica en este Congreso veremos ya hay consenso de que el problema es real, tiene una contribución humana seria y que debería haber un enfoque importante en las soluciones. Se trata de una evolución notable y bastante rápida. Ahora, los republicanos son capaces de hablar de esto de una manera muy diferente a la de antes.

¿Cree que debería haber una postura más amplia sobre el cambio climático en el Partido Republicano para mantener la credibilidad intelectual con sus bases? ¿Van a tener que salir y decir, sí, les hemos engañado?

No he visto a ningún político salir y decir algo así a sus bases. Así que dudo que vayan a hacerlo.

Independientemente de lo que opine el Partido Republicano sobre este tema, varias décadas de desinformación o distorsión, o como quiera llamarlo, han provocado que mucha gente aún crea que la ciencia del cambio climático no es cierta. Entonces, ¿cree que hace falta algún tipo de acción o cambio de retórica?

En términos de abordar el tema del cambio climático directamente con los votantes, este es un problema de poca trascendencia para todos. Lo que solemos decir, y tenemos muchas encuestas que lo respaldan, es que este es un tema que realmente ayudará a los políticos conservadores en su relación con los republicanos en minúscula, con los independientes y con los moderados. En nuestros grupos de estudio, encontramos cada vez más que incluso los votantes conservadores de Trump ya no están de acuerdo con el simple rechazo de la ciencia del cambio climático. Creo han visto demasiadas cosas raras en el último año para decir: "Oh, no deberíamos ver esto como un problema".

Es cierto que sus opiniones actuales sobre qué hay que hacer con este problema y sobre el papel de la sociedad en él estarán bastante limitadas. Pero quieren que sus líderes tengan una mente abierta, reflexiva y que propongan soluciones.

Cambio Climático

  1. Cómo usar la termosolar para producir cemento y acero más sostenibles

    Este nuevo tipo de planta solar térmica equipada con inteligencia artificial logra temperaturas superiores a 1.000 ˚C, un calor que podría sustituir a la quema de combustibles fósiles de algunos procesos industriales y reducir las emisiones de su fabricación. Pero aún debe demostrar que funciona

  2. El calentamiento global conduce al planeta a un punto de no retorno

    Numerosos investigadores afirman en 'Nature' que se está llegando a un punto de inflexión que provocará la destrucción de los ecosistemas naturales. Ese momento provocará a su vez una cascada de acontecimientos que harán el planeta menos habitable, por lo que reclaman medidas drásticas y urgentes

  3. Malas noticias: la revolución del coche eléctrico tardará más de lo previsto

    Así lo afirma un nuevo estudio del MIT, que alerta de que la constante reducción de costes de las baterías se va a detener próximamente debido a la imposibilidad de reducir más el precio de sus materiales. Sin embargo, algunos expertos critican que su informe no tiene en cuenta otras mejoras que se avecinan