.

Tecnología y Sociedad

Los seis mejores libros de 2019 para entender la economía actual

1

Estos títulos invitan a reflexionar sobre la desigualdad, el cambio climático y el pésimo estado de la innovación, sobre qué salió mal y cómo solucionarlo. Pero, a pesar de toda la información basada en datos que ofrecen, parece que los políticos y la sociedad estamos yendo en dirección contraria

  • por David Rotman | traducido por Ana Milutinovic
  • 03 Enero, 2020

Me sorprende la cantidad de libros brillantes sobre economía que se publicaron en 2019. A continuación, comparto la lista de mis preferidos. Incluye un análisis que invita a reflexionar sobre la desigualdad, el cambio climático y el pésimo estado de la innovación en EE.UU., y reflexiones de lo que salió mal y cómo solucionarlo.

Pero, ¿acaso a alguien le importan esos libros? Los políticos y la sociedad no solo son ajenos a estas ideas, sino que están tomando un camino diametralmente opuesto al hacer más o menos lo contrario de lo que dicta el sentido común económico. Los ejemplos son muy obvios: Brexit, las guerras comerciales, el pánico y la rabia por la inmigración, las políticas fiscales que intensifican la desigualdad.

El pánico se ha apoderado tanto de la izquierda como de la derecha. ¡El capitalismo se derrumba, y la Generación Z está al borde del colapso! ¡Los robots empiezan a dominar el empleo, y la renta básica universal es la única forma de evitar que millones de personas se mueran de hambre! No importa que se cuenten historias poco creíbles que se puedan echar por tierra fácilmente en una discusión económica reflexiva. Son las narrativas políticas de moda. Son las voces más fuertes.

Ignoramos el pensamiento y el análisis de los economistas más inteligentes del mundo bajo nuestro propio riesgo. En los libros que presento a continuación hay mucho desacuerdo y espacio para el debate, pero todos comparten un razonamiento riguroso basado en los datos, y los escritores proponen la discusión de una manera que ofrece opciones reales basadas en la evidencia.

Good Economics for Hard Times (Buena economía para tiempos difíciles) de Abhijit V. Banerjee y Esther Duflo

¿Le apetece una introducción al pensamiento económico más inteligente sobre los problemas más difíciles de la actualidad? Puede empezar con este libro. Dos ganadores del Premio Nobel de Economía de 2019 nos guían con paciencia por los temas y las últimas investigaciones que arrojan luz sobre los problemas.

The Economists’ Hour: False Prophets, Free Markets, and the Fracture of Society (La hora de los economistas: falsos profetas, mercados libres y la fractura de la sociedad) de Binyamin Appelbaum

¿Son los economistas culpables de muchos de los males actuales? En realidad, puede que sí. Esta interesante descripción del ascenso político de los economistas en los últimos 50 años es un libro convincente sobre economía y política.

Jump-Starting America: How Breakthrough Science Can Revive Economic Growth and the American Dream (Reiniciando a EE. UU.: cómo la ciencia revolucionaria puede revivir el crecimiento económico y el sueño americano) de Jonathan Gruber y Simon Johnson

¿Es posible que la falta de innovación y avances tecnológicos haya llevado al lento crecimiento de la economía estadounidense en las últimas décadas? Dos economistas del MIT presentan un argumento convincente de que una mayor investigación científica es esencial para crear mejores empleos y hacer que el país recupere su camino de prosperidad.

The Triumph of Injustice: How the Rich Dodge Taxes and How to Make Them Pay (El triunfo de la injusticia: cómo los ricos evitan pagar los impuestos y cómo obligarlos a que los paguen) de Gabriel Zucman y Emmanuel Saez

¿Tiene sentido el impuesto sobre el patrimonio de los multimillonarios de hoy en día? Sí, afirma esta pareja de profesores de la Universidad de Berkeley (EE. UU.). Pero esta no es otra queja como la de los economistas franceses de que habrá que comerse a los ricos; se trata de un argumento reflexivo a favor de una política fiscal que inspire gran parte del movimiento progresista en Estados Unidos durante su próxima temporada electoral.

Unbound: How Inequality Constricts Our Economy and What We Can Do about It (Sin límites: cómo la desigualdad oprime nuestra economía y qué podemos hacer al respecto) de Heather Boushey

¿Los crecientes niveles de desigualdad son solo un resultado inevitable de nuestra economía impulsada por el mercado? Si cree que sí, debería leer la explicación bien argumentada y bien documentada de Boushey de por qué se equivoca.

Innovation + Equality: How to Create a Future That Is More Star Trek Than Terminator (Innovación + Igualdad: Cómo crear un futuro que sea más Star Trek y menos Terminator) de Joshua Gans y Andrew Leigh

Este libro se puede leer junto con el anterior de Boushey  (Unbound). Aunque es muy diferente, el mensaje es el mismo: reducir la desigualdad no significa que no podamos tener prosperidad e innovación. De hecho, necesitamos una mayor igualdad para permitir que crezca la innovación.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. "Los emojis no son apolíticos de ninguna manera. Son políticos"

    La nueva responsable del Subcomité de Emojis, Jennifer Daniel, quiere que estas imágenes representen conceptos relevantes a nivel mundial y que sean accesibles e inclusivos para todo tipo de personas. El de Papá Noel sin género y el de un hombre con velo de novia han nacido gracias a su lucha

  2. Cinco ejemplos que han revolucionado la construcción de puentes

    Estas estructuras son cada vez más seguras, duraderas y largas, gracias a los avances en materiales y técnicas. La monitorización digital, la recopilación de datos y las herramientas de deshumidificación buscan que sean más sólidos y preservar los ya edificados

  3. Cómo la pandemia ha cambiado el rumbo de la renta básica universal

    Silicon Valley apoya la RBU para dotar de ingresos a la población debido a la automatización de los puestos de trabajo y el problema social que generaría. En Estados Unidos, la crisis sanitaria ha transformado esta dotación económica en un ingreso mínimo financiado en algunos casos por millonarios como el cofundador de Twitter Jack Dorsey y que busca resolver, además de problemas económicos, también raciales