.

Pexels

Biotecnología

Si la vacuna de Moderna funciona, se convertirá en la primera de su clase

1

El candidato, que está a punto de pasar a ensayo clínico en fase 3 con hasta 30.000 voluntarios, sería la primera vacuna comercial cuyo funcionamiento se basa en ARN mensajero. Si tiene éxito, la compañía podría producir 500 millones de dosis este año, y hasta 1.000 millones anuales partir de 2021

  • por Neel V. Patel | traducido por Ana Milutinovic
  • 29 Julio, 2020

La empresa de biotecnología Moderna ha conseguido avances bastante prometedores en el desarrollo y prueba de su vacuna contra el coronavirus (COVID-19). La compañía acaba de anunciar que, junto con los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU., planea empezar con la fase 3 de uno de los mayores ensayos de vacuna contra la COVID-19, con la participación de decenas de miles de voluntarios estadounidenses. Su objetivo será comprobar si la vacuna realmente podría proteger a las personas del contagio. Estos son los detalles clave que los lectores deberían saber. 

¿Cómo funciona la vacuna? La vacuna de Moderna introduce un ARN mensajero del virus (ARNm) en el cuerpo para que las células humanas lo recojan y luego lo utilicen para crear un fragmento de una partícula viral de SARS-CoV-2 que no debería causar la infección, pero sería suficiente para que el sistema inmunológico lo reconozca como antígeno extraño. El sistema inmunológico aprende a reconocer ese fragmento y a responder a él, de tal modo que si el verdadero virus SARS-CoV-2 llega al cuerpo, el sistema inmunológico sería capaz de responder a él antes de que ocurra una infección completa. 

¿Cuán prometedora es? Nunca antes se había creado una vacuna exitosa a base de ARNm. Si funciona, será la primera de su tipo. No es exactamente una noticia muy alentadora, pero en el lado positivo, ha mostrado resultados prometedores en los ensayos anteriores, generando una fuerte producción de anticuerpos con efectos secundarios tolerables. Pero mientras que los ensayos de fase 1 y 2 están diseñados para verificar si la vacuna resulta segura, las pruebas de fase 3 son las que realmente analizan lo efectiva que es la vacuna para prevenir la infección.  

La fase 3 del ensayo: el estudio contará con hasta 30.000 participantes, de 89 lugares en todo EE. UU. La mitad de ellos recibirá dos dosis de la vacuna con 28 días de diferencia, mientras que la otra mitad recibirá dos inyecciones de un placebo de agua salada. Se trata de una prueba doble ciego, lo que significa que ni los participantes ni el personal médico sabrán quién recibe la vacuna y quién el placebo. Los investigadores quieren comprobar no solo lo bien que la vacuna previene la infección, sino también si puede limitar la gravedad de la enfermedad cuando se produce la infección. 

Preguntas sobre la inmunidad contra la COVID-19: todavía hay muchas cosas que no sabemos sobre cómo funciona la inmunidad a la COVID-19 y cuánto dura, y estas preguntas serán importantes para poder determinar cuánto podremos confiar en una vacuna para poner fin a la pandemia. La fase 3 del ensayo será fundamental para arrojar luz sobre estas preguntas.

Si funciona, ¿qué podemos esperar? Moderna ha dicho que, si la vacuna resulta efectiva, podría administrar entre 500 millones de dosis este año, y posiblemente hasta 1.000 millones de dosis al año a partir de 2021. La empresa afirma que intentará vender la vacuna con ánimo de lucro.

¿Qué otras vacunas se encuentran en esta etapa? Según el rastreador de vacunas de The New York Times, hay otras cuatro vacunas en la fase 3 de ensayo, una encabezada por investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y AstraZeneca (que está realizando pruebas a personas de varios países en el ensayo más grande del mundo), y tres de grupos chinos. Pfizer y la compañía alemana BioNTech también trabajan en una vacuna de ARNm que se espera que a finales de julio comience la fase 3 del ensayo.

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Los buenos resultados de la vacuna Novavax también son preliminares

    Los datos de su ensayo en fase I revelan que todos los 131 voluntarios que recibieron la vacuna produjeron un alto nivel de anticuerpos contra la COVID-19. Sin embargo, la investigación aún no ha sido revisada por pares y el objetivo de la prueba fue el análisis de seguridad, no el de eficacia

  2. Inmunidad pasiva, la nueva estrategia para prevenir la COVID-19

    Lilly va a analizar la capacidad de un nuevo fármaco basado en anticuerpos para evitar la infección por coronavirus en 2.400 personas. Hasta que aparezca una vacuna, el enfoque consiste en inyectar anticuerpos capaces de luchar contra la enfermedad durante las semanas o meses que permanecen activos en el organismo

  3. Un grupo científico autoexperimenta con su propia vacuna contra la COVID-19

    El famoso genetista George Church y al menos otras 20 personas han creado y probado en sí mismos un prototipo sencillo que se administra por la nariz y que podría generar inmunidad en la mucosa contra el coronavirus. Pero no tienen ni idea de si funciona ni de si lo que están haciendo es legal