.

Habla el mercado

'Open innovability', la receta de Enel para crear un futuro más brillante

1

Bajo la filosofía de combinar innovación abierta con sostenibilidad, la energética ha lanzado 'ReShape', una iniciativa con siete retos transversales dirigidos a emprendedores, 'start-ups' y PYME interesados en ayudar a la compañía a reinventarse y ofrecer mejores productos y servicios a clientes y al mundo en general

  • por Habla el mercado | traducido por
  • 30 Septiembre, 2020

El diseño de vacunas, la aplicación de la inteligencia artificial (IA) y los pagos móviles son algunas de las áreas tecnológicas que han pisado el acelerador a raíz de la pandemia de coronavirus (COVID-19). Pero esta crisis sanitaria no solo nos ha obligado a ir más deprisa en algunas cosas, también ha forzado a las empresas a pararse a reflexionar sobre su misión, sus valores y también sobre sus productos y servicios.

El virus ha hecho que profesiones hasta ahora denostadas, como el trabajo de supermercado y el transporte y reparto de mercancías, se hayan alzado como estratégicas. Este cambio refleja la urgencia de revaluar los esfuerzos de innovación y dirigirlos hacia las áreas que realmente importan. Y lo mismo pasa con otros problemas urgentes de la sociedad, como la emergencia climática.

En este contexto de cambio, las organizaciones que ya habían incorporado la innovación en su ADN corporativo son las que mejor se están adaptando. Prueba de ello es Enel, la multinacional energética italiana que, lejos de detenerse, está reforzando su búsqueda de nuevas soluciones para los escenarios actuales y futuros. Y la fórmula con la que lo está haciendo es open innovability: innovación abierta + sostenibilidad.

Una nueva iniciativa para la nueva normalidad

Mediante la filosofía open innovability, Enel ha conseguido instaurar una cultura en la que se cuestiona permanentemente el statu quo. Gracias a ello, la compañía está mejor capacitada para desarrollar mejores tecnologías, optimizar sus procesos y ser más resiliente.

Todas estas ventajas han inspirado a la compañía para seguir avanzando en su apuesta por la innovación abierta y la sostenibilidad. Por eso ahora Enel ha lanzado 'ReShape', una iniciativa para impulsar su forma de reimaginar continuamente el futuro y liderar la transición energética.

El objetivo de esta convocatoria mundial es seguir trabajando mano a mano con los solvers, las start-ups, las PYME y todos aquellos que contribuyen a convertir la innovación en soluciones para afrontar tanto el panorama energético mundial, como las nuevas necesidades globales.

Para poder lanzar sus retos a nivel global y poder colaborar con cualquier actor interesado, todo el proceso de innovación de Enel se gestiona de forma digital. Dado el contexto actual, esta digitalización permite a la compañía mantener su participación en los proyectos existentes y seguir lanzando lanzar nuevos retos a una comunidad internacional.

El poder de la sostenibilidad

Aunque la innovación requiera cuestionarse el statu quo de forma constante, Enel ha identificado un valor clave sobre el que pivotar sus esfuerzos: la sostenibilidad, un pilar que no solo hace referencia al respeto por el planeta, sino también por las personas. Por ello, entre los retos planteados en la iniciativa 'ReShape', la compañía busca tecnologías que mejoren el medio ambiente y que también contribuyan al crecimiento de la igualdad social y económica en todo el mundo.

La apuesta de Enel por garantizar el acceso abierto a la tecnología y la energía para más personas se convierte así en su contribución tangible al desarrollo del crecimiento social y económico en zonas rurales y marginadas. Porque la sostenibilidad no solo consiste en garantizar el acceso universal a la energía de calidad, sino también a la conectividad, para apoyar así la actividad económica local a través de nuevos modelos y soluciones comerciales.

Los retos de 'ReShape'

'ReShape: Innovability to build a brighter future' es una nueva iniciativa para lanzar retos que abarcan todas las líneas de negocio de Enel, desde la generación de energía hasta nuevos productos y servicios de valor añadido. 'ReShape' hace referencia a la capacidad de la organización de cambiar de dirección constantemente y reinventarse a sí misma, desde fuera hacia dentro, y desde dentro hacia fuera, y refleja el compromiso global de la empresa con la innovación abierta.  Los retos estarán abiertos hasta el próximo 30 de noviembre.

RETO #1: Aplicar la automatización a la construcción de plantas de energía renovable  

Enel Green Power está buscando nuevas soluciones para conseguir que las actividades de construcción, la monitorización de su progreso, y la puesta en marcha de nuevas plantas sean más seguras y rápidas, aumentando las tareas que se pueden realizar de forma remota o autónoma, mediante el uso de soluciones avanzadas de automatización y sistemas autónomos, robots colaborativos, inteligencia artificial y plataformas digitales, entre otras tecnologías. Estas soluciones innovadoras se integrarán en el abanico de soluciones ya adoptadas, para darle una nueva forma a los lugares de construcción del futuro.

RETO #2: Asegurar un rápido saneamiento en las operaciones sobre el terreno y en los espacios exteriores

Enel busca soluciones innovadoras y tecnologías que puedan mejorar las labores de saneamiento de los espacios de trabajo y equipos compartidos, con el objetivo de reforzar la protección de la salud y la seguridad de los empleados, reduciendo el riesgo de propagación de la COVID-19. 

RETO #3: Ofrecer visitas en remoto para clientes industriales y residenciales de Enel X

Enel X busca soluciones de bajo coste para poner a disposición de sus clientes industriales y residenciales servicios de apoyo, asistencia y visitas de forma remota, con el objetivo de continuar ofreciéndoles sus servicios de la manera más eficiente y segura. Las propuestas de tecnologías y mejores prácticas que se presenten deben reducir las visitas físicas del servicio técnico a las instalaciones del cliente, e incluir un alto nivel de interacción y una fácil instalación o uso. En el segmento residencial, las soluciones deben funcionar en los dispositivos personales de uso más común.

RETO #4: Mejorar el perfil del consumidor de Enel

El objetivo de Enel es comprender cada vez mejor a sus consumidores y usuarios finales, y por eso busca soluciones capaces de reunir y consolidar datos para trazar perfiles únicos de los consumidores, así como para identificar a aquellos que puedan requerir de cuidados especiales o que sean más vulnerables.

RETO #5: Fomentar la experiencia digital de los clientes de Enel

Con el fin de proporcionar servicios más eficientes y accesibles, las empresas se están replanteando la forma en la que se relacionan con sus clientes, a favor de procesos más digitales. Enel busca soluciones centradas en mejorar la experiencia del consumidor para poder reducir el número de pasos y las operaciones implicadas a la hora de firmar un nuevo contrato o en el momento de solicitar y obtener un nuevo producto o servicio. El reto consiste en racionalizar y digitalizar todo el customer journey.

RETO #6: Impulsar la conectividad y la digitalización para superar las desigualdades sociales

Dado que el acceso a la energía se ha vuelto vital, la conectividad digital no puede ser un obstáculo más ante factores como una pandemia, la cual ha provocado un aumento en las desigualdades sociales en todo el mundo. Por ello, Enel busca soluciones que respondan a las necesidades de conectividad digital dentro de las comunidades rurales y zonas marginales en las ciudades. Este desafío tiene como objetivo reducir la brecha digital y proporcionar un mejor acceso global a la información, la energía y otros servicios y derechos, como la educación y la salud.

RETO #7: Digitalizar planes escalables de recuperación para los mercados locales

Las pequeñas empresas y los agentes comunitarios que viven del comercio local se han visto gravemente afectados o paralizados por completo debido a la crisis actual. Para continuar trabajando como un ecosistema unido, Enel busca promover la sostenibilidad social y económica con soluciones que permitan que los mercados y economías locales continúen con su actividad a pesar de los obstáculos presentados, tanto en áreas marginales de las ciudades como en zonas rurales.

Un enfoque visionario a largo plazo

Enel ha implementado durante los últimos años un enfoque con la vista puesta en el futuro en lo que se refiere a digitalización, transición energética, automatización, procesos de trabajo en remoto y otras tecnologías que son útiles para tener éxito, incluso en situaciones difíciles. Como un ejemplo claro, actualmente hay 37.000 empleados de Enel trabajando desde casa.

Gracias a la open innovability (innovación al servicio de la sostenibilidad), Enel ha digitalizado sus activos y puesto en marcha dentro del grupo tecnologías innovadoras como los drones, los procesos en la nube y la automatización, entre otras. 

De hecho, Enel fue la primera utility en tener el 100 % de sus datos y aplicaciones en la nube, lo que le permite operar de manera más rápida, remota y segura, algo crítico en estos momentos.  El hecho de haber sido pioneros en este tipo de desarrollos ha permitido que ahora estos procesos puedan proporcionar una experiencia robusta, y que el grupo pueda centrarse en crear nuevas innovaciones. 

Por ejemplo, en 2019 Enel desarrolló una solución de análisis de datos que permite a los municipios mejorar sus servicios. Ahora, esta iniciativa se ha rediseñado para poder seguir los movimientos de las personas durante la pandemia.

En el campo de las actividades que se pueden desarrollar en remoto, fundamentales en el sector energético, Enel ya trabaja con robots en el área de Operación y Mantenimiento, que no solo ayudan a reducir el riesgo para los operarios, sino que también aseguran que las tareas se puedan seguir ejecutando; se realiza asistencia a través de salas de control remoto, de gran relevancia cuando los miembros del equipo deben trabajar desde casa como ha ocurrido recientemente; e incluso se facilita formación mediante la realidad virtual, lo que ha ayudado a los empleados a seguir aprendiendo de manera deslocalizada.

La colaboración en el corazón de la innovación

La presencia de Enel en el ecosistema mundial de innovación y emprendimiento se mantiene fuerte, especialmente en esta nueva normalidad. El grupo está convencido de que las personas son el principal vehículo a través del cual viajan las soluciones, y por eso está decidido a seguir apoyando a las start-ups y a trabajar para encontrar soluciones innovadoras y disruptivas que cambien el mundo.

Enel ha trabajado con más de 300 start-ups para implementar soluciones innovadoras en todos sus negocios a nivel mundial. Gracias a su red internacional de 10 Enel Innovation Hubs en los ecosistemas más innovadores, y a 21 laboratorios, es capaz de identificar las mejores soluciones desarrolladas por start-ups y PYME, y establecer colaboraciones de mutuo beneficio con ellas. Además, Enel está conectada con una comunidad de más de 400.000 solvers activos a través de su plataforma de crowdsourcing openinnovability.com.

Habla el mercado

  1. Tecnología e innovación para combatir el déficit habitacional

    Progreso X lanza Exponential Changemakers 2020 para identificar 'start-ups' capaces de fomentar su transformación digital para resolver retos relacionados con el déficit y que permitan mejorar múltiples áreas de la vida de las personas como la salud, la educación, las oportunidades laborales y la alimentación

  2. La agilidad en Perú: liderazgo desde Recursos Humanos

    El país se alza como uno de los más avanzados a la hora de implementar esta filosofía corporativa en la región. Uno de sus motores clave reside en el ejemplo de los líderes empresariales, bajo la guía de los departamentos de Talento

  3. La agilidad en Chile: un proceso personalizado a cada empresa

    Las compañías del país destacan por su capacidad para adaptar la incorporación de esta filosofía al espíritu de cada una, en lugar de seguir una metodología invariable. También resaltan por el compromiso de sus líderes como agentes de cambio y ejemplo para cambiar de cultura y mentalidad