.

Ian Allen

Negocios

Las 10 Tecnologías Emergentes 2019 según Bill Gates

1

La lista de este año combina innovaciones capaces de aumentar la vida con otras capaces de mejorarla. Ese es el punto en el que se encuentra la humanidad, a medio camino entre resolver los grandes problemas del mundo y mejorar la felicidad, la gestión del tiempo y las relaciones humanas

  • por Bill Gates | traducido por
  • 28 Febrero, 2019

Me sentí muy honrado cuando MIT Technology Review me invitó a ser el primer coordinador invitado de sus 10 Tecnologías Emergentes. Reducir la lista a solo diez fue difícil. Quería elegir cosas que no se limitaran a generar titulares sino que reflejaran en qué momento se encuentra la tecnología en 2019. Esta idea me hizo pensar en cómo ha evolucionado la innovación a lo largo del tiempo.

Así acabé pensando en los arados, un maravilloso ejemplo de la historia de la innovación. Los humanos llevan usándolos desde hace más de 6.000 años, cuando los agricultores mesopotámicos aireaban el suelo con palos afilados. Desde entonces hemos ido jugando con ellos para mejorarlos. En la actualidad, los arados son maravillas tecnológicas.

Pero, ¿cuál es exactamente el propósito de un arado? Es una herramienta que sirve para producir más: más semillas plantadas, más cultivos cosechados, más alimentos para repartir. En lugares donde cuesta conseguir alimentos, no resulta exagerado afirmar que un arado ofrece más años de vida a la gente. El arado, como muchas otras tecnologías, tanto antiguas como modernas, trata de crear más a partir de algo y hacerlo de manera más eficiente, para que más personas puedan beneficiarse.

Esto choca con la idea de la carne cultivada en el laboratorio, una de las innovaciones que elegí para la lista de este año. Cultivar proteínas animales en un laboratorio no pretende alimentar a más personas. Aunque la demanda de carne está aumentando, hay suficiente ganado para alimentar al mundo. Las proteínas de próxima generación no intentan crear más sino mejorar la carne. Nos permite ofrecer alimento a un mundo en crecimiento y más rico sin contribuir a la deforestación ni a la emisión de metano. También nos permite disfrutar de hamburguesas sin matar a ningún animal.

Dicho de otra manera, el arado mejora nuestra cantidad de vida y la carne cultivada en el laboratorio mejora nuestra calidad de vida. Durante la gran parte de la historia, la humanidad ha dedicado la mayor parte de su capacidad innovadora a la primera cuestión. Y esos esfuerzos han dado sus frutos: la esperanza de vida en todo el mundo aumentó de los 34 años en 1913 a los 60 años en 1973 y en la actualidad ya llega a los 71 años.

Dado que ahora vivimos más tiempo, el objetivo de la innovación está evolucionando hacia el bienestar. Esta transformación está ocurriendo lentamente. Si divide los avances científicos en estas dos categorías (cosas que mejoran la cantidad de vida y cosas que mejoran la calidad de vida), la lista de 2009 no parece tan diferente de la de este año. Como la mayoría de las formas de progreso, el cambio es tan gradual que resulta difícil de percibir. Es una cuestión de décadas, no de años, y creo que solo estamos a mitad de la transición.

Para ser claros, no creo que la humanidad deje de intentar extender la vida útil. Todavía estamos lejos de un mundo en el que todos, en todas partes, lleguen a la vejez en perfecto estado de salud, y se necesitará mucha innovación para lograrlo. Además, "cantidad de vida" y "calidad de vida" no son conceptos que se excluyan mutuamente. Una vacuna contra la malaria salvaría vidas y mejoraría la vida de los niños que de otro modo podrían haberse quedado con retrasos en el desarrollo a causa de la enfermedad.

Hemos llegado a un punto en el que abordamos ambas ideas a la vez, y eso es lo que hace que este momento de la historia sea tan interesante. Si tuviera que predecir cómo será lista dentro de unos años, apostaría a que las tecnologías que alivian las enfermedades crónicas serán un gran tema. Esto no solo incluirá nuevos medicamentos (aunque me encantaría ver nuevos tratamientos para enfermedades como el Alzheimer en la lista). Las innovaciones pueden ser un guante mecánico que ayuda a una persona con artritis a mantener la flexibilidad, o una aplicación que conecta a las personas que experimentan episodios depresivos con la ayuda que necesitan.

Si pudiéramos mirar más allá y ver la lista dentro de 20 años, espero que incluya tecnologías que se centren casi exclusivamente en el bienestar. Creo que las mentes brillantes del futuro se centrarán en cuestiones más metafísicas: ¿Cómo hacemos que las personas sean más felices? ¿Cómo creamos conexiones significativas? ¿Cómo ayudamos a todos a vivir una vida plena?

Me encantaría ver cómo estas preguntas conforman la lista de 2039, porque significaría que hemos conseguido combatir las enfermedades y hemos aprendido a lidiar con el cambio climático. No puedo imaginarme un mayor signo de progreso que ese. Pero, de momento, las innovaciones que impulsan el cambio son una mezcla de cosas que extienden la vida y cosas que la mejoran. Mis elecciones para la lista de este año incluyen tecnologías de ambos tipos. Cada una me da una razón diferente para ser optimista sobre el futuro, y espero que también le inspiren a usted.

Mis selecciones incluyen nuevas e increíbles herramientas que algún día salvarán vidas, desde simples análisis de sangre que predicen el nacimiento prematuro hasta inodoros que destruyen patógenos mortales. Estoy igualmente emocionado por cómo otras tecnologías de la lista mejorarán nuestras vidas. Los monitores portátiles de salud como el electrocardiograma de muñeca advertirán a los pacientes cardiacos sobre problemas inminentes, mientras que otros permitirán que los diabéticos monitoricen sus niveles de glucosa al tiempo que los controlan. Los reactores nucleares avanzados podrían proporcionar al mundo energía segura, segura y sin emisiones de carbono.

Una de mis elecciones incluso ofrece un vistazo a un futuro en el que el objetivo principal de la sociedad sea la realización personal. Entre muchas otras aplicaciones, los asistentes personales controlados por inteligencia artificial podrían hacer que un día su buzón de correo electrónico sea más manejable, algo que podría sonar trivial hasta que se piensa en lo que uno puede hacer con más tiempo libre.

Los 30 minutos que solía dedicar a leer el correo electrónico podrían utilizarse a otras cosas. Sé que algunas personas usarían ese tiempo para trabajar más, pero espero que la mayoría lo use para actividades como quedar con un amigo a tomar un café, ayudar a su hijo con los deberes o incluso ser voluntario en su comunidad. Creo que ese es un futuro por el que vale la pena trabajar.

Negocios

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. La polémica política, ética y comercial del reconocimiento facial

    El Gobierno de San Francisco tiene prohibido usar esta tecnología, pero la norma no afecta a las compañías privadas, cuyos fines pueden ser igual de discriminatorios que los públicos. El debate, tanto a nivel ciudadano como usuario, está servido

  2. Cinco preguntas para saber si una IA es útil, eficaz y ética

    A medida que la inteligencia artificial penetra en la industria es necesario confirmar que los productos que ofrecen las empresas son válidos y de calidad. Para averiguarlo, le ofrecemos una guía con cinco preguntas

  3. "Creo más en un equipo que se equivoca que en la jerarquía"

    La obsesión de la directora general de Banca para Particulares de ING España, Almudena Román, es mejorar la experiencia de los clientes. Para ello, apuesta por exprimir los datos, buscar inspiración en las 'fintech' y lograr que la entidad sea ágil y pruebe nuevas cosas continuamente